abril 20, 2021

Un aerogel parecido a una esponja que convierte el vapor del aire en agua potable

Un aerogel esponjoso que convierte las moléculas de agua transportadas por el aire en líquido potable, sin necesidad de energía. ...

El agua es un grave problema en algunos lugares del mundo, poder sacarla del aire de forma segura, por muy extravagante que parezca, se perfila como una posible parte de la solución para algunos lugares.

Un equipo de la Universidad Nacional de Singapur (NUS) ha presentado un prometedor desarrollo de este tipo de tecnología, un aerogel esponjoso que convierte las moléculas de agua transportadas por el aire en líquido potable, sin necesidad de una fuente de energía o de tener ninguna pieza móvil.

La idea de sacar agua de la atmósfera es un área de investigación científica en la que estamos viendo bastante actividad.

Este tipo de tecnologías pueden ser dispositivos sofisticados que actúan como invernaderos alimentados por energía solar que liberan el vapor de agua atrapado, o ser tan rudimentarias como los atrapanieblas en el desierto que recogen la humedad de la niebla que se arrastra desde el mar.

El material creado por los ingenieros de la NUS también parece una solución relativamente simple.

El aerogel está compuesto por largos polímeros tipo serpiente combinados con lo que se conoce como estructura orgánico-metálica, estructuras porosas que son muy valoradas en muchos campos de investigación.

El material híbrido del equipo ofrece la estructura química adecuada para atraer y repeler el agua de forma continua y simultánea.

En la práctica, esto significa que el aerogel puede recoger autónomamente moléculas de agua del aire, condensarlas en un líquido y luego liberarlo, de forma muy parecida a una esponja, aunque no es necesario apretarlo para liberar la carga recogida.

Su rendimiento aumenta cuando se expone a la luz solar, lo que promueve su capacidad de repeler el agua y le permite convertir el 95% del vapor que absorbe en agua líquida.

En las pruebas de laboratorio, el equipo pudo demostrar el funcionamiento continuo del material durante 1.440 horas, con el agua que produjo cumpliendo con los estándares de la Organización Mundial de la Salud para el agua potable.

En condiciones de humedad, los investigadores informan que 1 kg del material puede producir 17 litros de agua al día, aunque se dice que el aerogel no pesa casi nada, por lo que puede necesitar mucho espacio para albergar un colector de ese tamaño.

Los investigadores señalan la simplicidad del diseño, en el sentido de que no necesita luz solar ni electricidad para funcionar y no tiene partes móviles, como sus ventajas sobre otros dispositivos de captación de agua, y ahora están buscando socios comerciales para acelerar el desarrollo de la tecnología.

Dado que el agua atmosférica es continuamente repuesta por el ciclo hidrológico mundial, nuestro invento ofrece una solución prometedora para lograr la producción sostenible de agua dulce en una variedad de condiciones climáticas, a un coste mínimo de energía.

Profesor Ho Ghim Wei

Más información: sciencemag.org

Vía nus.edu.sg

Tomado de http://ecoinventos.com/feed

A %d blogueros les gusta esto: