Sonidos del Futuro: Swaggerboyz, trap disruptivo con identidad zenteniall

Sonidos del Futuro: Swaggerboyz, trap disruptivo con identidad zenteniall

Esta sección presentará artistas nuevos, de diversos géneros y de todas partes del mundo con el propósito de descubrir experiencias sonoras innovadoras que nos pongan cara a cara con el futuro de la música. En esta entrega: Swaggerboyz. Si hay algo que caracterice a la...#Expresion-Sonora.com #Sonora
Tomado de https://warp.la/

Se argumenta que Live Nation ha adoptado estrategias que afectan negativamente a la industria del entretenimiento en vivo, incluidos artistas, seguidores, lugares y nuevas empresas que buscan ingresar a la industria.

El Departamento de Justicia ha tomado medidas legales el jueves al presentar una demanda para desmantelar Live Nation. La acusación alega que la empresa matriz de Ticketmaster ha perjudicado a los consumidores y ha violado las leyes antimonopolio al ejercer un control excesivo sobre la industria de los espectáculos en vivo.

El caso, presentado en el Distrito Sur de Nueva York y respaldado por los fiscales generales de 29 estados y Washington, D.C., señala que Live Nation ha implementado prácticas que perjudican a todos los sectores de la industria del entretenimiento en vivo, desde los artistas y los seguidores, hasta los lugares y las nuevas empresas que buscan ingresar al negocio.

El fiscal general Merrick Garland afirmó en un comunicado de prensa:

“Live Nation ha basado su dominio monopolístico en conductas ilegales y anticompetitivas que afectan a los aficionados, los artistas, los promotores más pequeños y los operadores de locales. Como resultado, los seguidores pagan más, los artistas enfrentan restricciones en sus oportunidades de conciertos, los promotores independientes son excluidos y los lugares tienen menos alternativas reales en cuanto a la venta de entradas. Es momento de poner fin a Live Nation”.

Entre las acusaciones dirigidas contra Live Nation se encuentran las siguientes:

  • Ha colaborado con Oak View Group, una empresa de gestión de sedes, para persuadir a sus clientes a firmar acuerdos exclusivos con Ticketmaster. Oak View, cofundada por Irving Azoff, un influyente ejecutivo en el mundo del entretenimiento y ex presidente de Live Nation, supervisa numerosos estadios a nivel mundial. Hasta el momento, Oak View no ha respondido a las solicitudes de comentarios al respecto.
  • Ha intentado eliminar a la competencia en el negocio de la promoción de conciertos mediante intimidaciones y adquisiciones de grupos que percibía como una amenaza para sus intereses.
  • Ha establecido acuerdos “exclusivos” a largo plazo con sedes, impidiendo que estas busquen alternativas en la gestión y utilicen múltiples plataformas de venta de entradas.
  • Se ha posicionado como la plataforma de venta de entradas predeterminada para muchos artistas debido al control que Live Nation ejerce sobre una gran parte de las sedes donde desean presentarse.

Tanto Live Nation como Ticketmaster han negado las acusaciones de monopolio, señalando la creciente competencia en la venta de entradas en línea, especialmente en el mercado de reventa a través de empresas como StubHub y Vivid Seats. Además, Ticketmaster ahora ofrece este tipo de entradas.

Ticketmaster ha enfrentado críticas por parte de seguidores y artistas durante años, pero la controversia alcanzó su punto más alto en 2022 tras los problemas en la venta de entradas para la gira Eras Tour de Taylor Swift. Posteriormente, el Comité Judicial del Senado llevó a cabo una audiencia sobre el papel de la empresa en el sector de la venta de entradas.

La demanda presentada el jueves se suma a una serie de importantes iniciativas antimonopolio que se han llevado a cabo durante la presidencia de Joe Biden, quien ha hecho de la eliminación de supuestos monopolios una prioridad en su mandato. En julio de 2021, firmó una orden ejecutiva para fomentar la competencia. Entre las acciones más destacadas de este tipo tomadas por su administración, el Departamento de Justicia presentó una demanda en marzo contra Apple, acusándola de ejercer un poder monopolístico en el mercado de teléfonos inteligentes, una acusación que la gigante tecnológica ha negado.

Biden ha afirmado que, aunque es un “orgulloso capitalista”, cree que “el capitalismo sin competencia no es capitalismo, sino explotación”.

Aunque Ticketmaster y Live Nation se fusionaron en 2010, controlando aproximadamente el 70% del mercado de venta de entradas y de sedes para eventos en vivo, ambas empresas han disputado esa cifra.

Durante el último año, se han propuesto varios proyectos de ley para abordar las preocupaciones de los seguidores. La semana pasada, la Cámara de Representantes aprobó la Ley de Transparencia en las Tarifas de Venta de Entradas para Eventos Clave (Ticket, en inglés), que requeriría que los vendedores revelaran de antemano todos los costos y tarifas al poner las entradas a la venta.

Live Nation ha respaldado esta medida y ha expresado su apoyo a reformas en la venta de entradas, como la legislación contra los bots y la prohibición de la especulación de entradas.

Recientemente, más de 250 artistas firmaron una carta en apoyo a la Ley Fans First, presentada en el Senado en diciembre. Esta ley tiene como objetivo mejorar la transparencia de precios y la protección al consumidor, así como prevenir que los malos actores cobren precios exorbitantes. También fortalecería la Better Online Ticket Sales Act, aprobada en 2016 para prohibir que los revendedores utilicen software para comprar entradas al por mayor.

Dan Wall, vicepresidente ejecutivo de asuntos corporativos y regulatorios de Live Nation, respondió a las quejas sobre la venta de entradas y los precios en una publicación en el sitio web de Live Nation en marzo. Mientras tanto, los grupos de defensa del consumidor se mostraron complacidos a principios de año con la noticia de que el Departamento de Justicia planeaba demandar a Live Nation.

“El caso contra esta empresa resalta la gravedad de la situación y la urgencia de tomar medidas para proteger a los seguidores”, afirmó Mark Meador, presidente de la Coalición por la Equidad de los Aficionados y experto republicano en antimonopolio, en abril.

“Este será un paso crucial para responsabilizar a Ticketmaster y Live Nation por sus prácticas empresariales monopolísticas y anticompetitivas, que han minado la libre competencia en el mercado de la venta de entradas para eventos en vivo y han perjudicado a millones de seguidores”, agregó.

Ticketmaster ha defendido su posición argumentando que son los artistas y sus equipos quienes establecen las condiciones de distribución de las entradas. En su página web titulada “Verdades sobre la venta de entradas”, Ticketmaster explicó que los artistas son responsables de fijar el precio nominal de los boletos. Además, en colaboración con managers, agentes y promotores, son los artistas quienes deciden en qué lugares actuar, cuándo poner las entradas a la venta y cómo venderlas.

Respecto a las comisiones de servicio, tema que ha recibido numerosas críticas por parte de los seguidores, la empresa indicó que estas son establecidas por las salas, las cuales también se llevan la mayor parte de los ingresos. Ticketmaster afirmó que “una parte” de los ingresos de estas tarifas se destina a la empresa de venta de entradas y al pago de las comisiones de las tarjetas de crédito.

#Expresion-Sonora.com #Sonora
Tomado de https://warp.la/