octubre 4, 2022

Franz Ferdinand: “No puedes mantener la sorpresa, pero sí la identidad”

La banda habla de su regreso a México y de su nueva recopilación de éxitos Hits to the head, además de echar un vistazo al pasado y recordar cuáles eran sus principales ambiciones artísticas en sus inicios

La banda escocesa Franz Ferdinand lanzó hace algunas semanas su primera recopilación de éxitos, titulada Hits to the Head, misma que presentaron el sábado pasado en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México.

Acerca de este álbum y de esta nueva visita, es el propio líder de la banda, Alex Kapranos, quien habla con El Sol de México:

“En esta ocasión vinimos con este nuevo álbum, que es una recopilación de nuestras canciones que han tenido más resonancia en la gente a lo largo de los años… Son 20 canciones, las mismas que tocamos en el concierto, lo cual es algo que no habíamos hecho antes, nunca habíamos tocado un set como este”, afirma el vocalista.

Te puede interesar: Entre la felicidad y la nostalgia de Belle and Sebastian

“Sé que muchas veces para los más fanáticos es bueno profundizar en el catálogo, pero también es bueno hacer algo como esto; echar un ojo a las canciones más fuertes, así que todo esto se planeó como una celebración de los 18 años que han pasado desde que salió nuestro primer álbum y de los 20 que ya se cumplen de que se formó la banda”.

Dos décadas ya de existencia de Franz Ferdinand. ¿Cómo se sienten al respecto?

Se siente bastante bien, aunque de alguna manera cuando miro hacia atrás siento como si todo esto hubiera comenzado ayer, lo cual es raro cuando hablamos de un disco como este. Pero de verdad, aún siento como si apenas estuviéramos comenzando, porque sigo teniendo muchas ideas en la mente y haciendo todo lo mejor que puedo, hay muchas ideas para el próximo álbum, así que diría que es una mezcla interesante de emociones…

El frontman de FF asegura que incluso siente que ahora la banda es mejor de lo que era antes, porque ahora cuenta con todo el conocimiento aprendido en estos años:

“En todo este tiempo he aprendido mucho sobre mí mismo, sobre mi voz y sobre cómo expresarme en el escenario, lo cual es bueno para un artista, porque siempre te estás esforzando y empujando tu forma de arte para encontrar qué puedes hacer de nuevo y encontrar caminos que no hayas explorado, así que siento que hay una profundidad y una maduración que no existían cuando comenzamos y eso me gusta”.

Hablando de conciertos, ¿hay alguna canción que ya no toquen en vivo por alguna razón?

Sí, algunas. Sobre todo son canciones con las que de pronto decimos: Bueno, pasemos a otra cosa ahora, y no porque nos disguste esa canción, sino porque en ese momento queremos tocar otras, y pasa con muchas canciones… Ya cuando ves hacia atrás y echas un vistazo a los primeros discos te acuerdas de que hay ciertas canciones que no has tocado durante bastantes años, y que entonces quizá es momento de revisitarlas, sobre todo si son canciones que nunca hemos tocado en vivo, así nos pasó con una del segundo álbum llamada “Fade together” que realmente me encanta, aunque realmente no sé si alguna vez funcionaría en un concierto, tal vez debería intentar averiguarlo un día, pero no creo que esto llegue a suceder en la gira actual.

¿Este disco recopilatorio es una forma de hacer una pausa antes de quizá iniciar una nueva etapa para la banda?

Esa es una forma interesante de decirlo, pero creo que es algo que funciona sobre todo para el sello, pero no para mí creativamente, porque para mí el proceso creativo siempre es continuo, siempre estamos pensando en nuevas ideas y en nuevas canciones. Por eso es curioso cuando la gente nos pregunta en qué pensamos cuando nos sentamos a escribir cierto disco, pero es que no existe un momento en particular en que nos sentemos a hacerlo, ya que siempre estamos escribiendo y teniendo ideas… Así que el tiempo en que salen los discos no tiene que ver tanto con nosotros, sino con los sellos discográficos, por eso cuando interpretamos las canciones para nosotros no necesariamente pertenecen al pasado, sino al presente, porque esas canciones siempre están sonando en nuestra cabeza.

Y lo mejor es que esta recopilación se publica en todos los formatos físicos posibles.

Sí, exactamente… Bueno, no… No salió en mini-disc (bromea).

Claro, pero cuando ustedes iniciaron, sus discos no salían en tantos formatos como ahora.

Eso es cierto. Qué increíble, ¿no? Porque especialmente en los años en que salió nuestro primer disco se hablaba mucho de la supuesta desaparición del vinilo y luego de la desaparición de los CD, y de pronto llegas a pensar que ya no quedará nada más que el formato digital, pero no es así… A muchos todavía nos gusta tener un objeto físico en la mano, ya sea un cassette, un vinilo o un compact disc. De hecho ayer estuve hablando con Dino, nuestro guitarrista, sobre cuánto nos gustan realmente los CD y de lo bien que suenan en comparación con la música en streaming. Es incomparable la profundidad y la calidad de audio, igual que pasa con los vinilos, aunque en ese caso necesitas tener un equipo bastante bueno para que suene bien.

Te puede interesar: Mogwai reafirman su amor por México

Hace 18 años, cuando salió su primer LP, fue como una bocanada de aire fresco para mucha gente, ¿cómo recuerdas esos días?

Claro, creo que lo que queríamos en ese momento era hacer algo diferente a lo que que nos rodeaba, porque siento que por un lado había un dominio de la música pop bastante convencional en la radio, algo de lo cual nos sentíamos muy alejados y por otro también había mucho post rock sonando, así que supongo que de alguna manera estábamos reaccionando a ambas cosas; queríamos encontrar una música con actitud, que tomara ventaja sobre la música pop, pero al mismo tiempo queríamos que fuera música que tuviera una melodía y un buen ritmo que fuera diferente a todo, incluso a las bandas que estaban apareciendo en ese momento y que también nos gustaban, como The Hives, The White Stripes o The Strokes, porque hubo algunas buenas bandas que aparecieron en esa época, pero yo no quería hacer nada como ellos, quería sonar diferente. Incluso creo que si nos comparas con otras bandas contemporáneas, como The Libertines, creo que ellos estaban tratando de recrear el sonido de The Strokes y que se fijaban mucho en ese sonido americano o al menos así me sonaba, pero nosotros estábamos tratando de obtener algo que sonara totalmente europeo… Pero volviendo a tu pregunta de qué fue lo que hizo que nuestro disco debut sonara tan diferente y fresco, creo que fue debido a esa actitud y a ese sonido tan europeo, tan frío y duro.

Hablando de ello, a la mayoría de los artistas les sucede que con el paso del tiempo pierden ese factor sorpresa de sus inicios. ¿Crees que a ustedes les pasó?

Bueno, es que si lo piensas bien no puedes mantener la sorpresa por mucho tiempo, porque la sorpresa sólo existe una vez, que es cuando apareces por primera vez… Pero lo que sí puedes mantener es la frescura y mantener tu sentido de la curiosidad sin comprometer tu identidad, que son dos cosas que creo que pueden existir simultáneamente. Por ejemplo, cualquier canción que tomes de este disco y la escuches sabes que es una canción de Franz Ferdinand, aun cuando si comparas el sonido de “Ulysses” con “Walk away” o con “Always ascending” o “The dark of the matinee” pues hay algunos cambios bastante radicales entre ellas, porque siempre hemos tenido esa curiosidad por probar algo nuevo, al mismo tiempo de que siguen sonando a nosotros, así que yo creo que esa es la clave… No puedes siempre sorprender, pero sí puedes mantener esa identidad, como lo hizo por ejemplo David Bowie, quien hizo tantos proyectos tan diferentes y de todos modos siempre sabías que se trataba de él… Para mí, Bowie es un buen ejemplo de cómo puedes mantener tu identidad mientras eres aventurero.

Después de haber tocado tantas veces en México, ¿cuál es tu mejor recuerdo de este país?

Uh, tengo muchos, muchos buenos recuerdos, porque aparte de haber venido con la banda también lo he hecho por mi cuenta. Por ejemplo, fui a Mérida, donde estuve hace unos diez años y fue un momento increíble para mí. Tal vez uno de mis recuerdos favoritos es estar nadando en uno de los cenotes de Yucatán, porque se sentía como en ningún otro lugar de la Tierra… Tal vez ni en la Tierra me sentí tan increíble… Y claro, están los grandes recuerdos de la Ciudad de México. Me encanta el Museo de Antropología y es quizás mi museo favorito en el mundo, no sólo en términos de contenido, sino también por su arquitectura, cada vez que vengo a México voy a visitarlo.

Te puede interesar: Chvrches: entre la luz y la obscuridad

Agrega que también recuerda especialmente varias de las veces que han tocado en este país, desde la primera vez que lo hicieron, y que recuerda como “muy intensa”, hasta presentaciones más recientes en el Pepsi Center o el Corona Capital, en los que su audiencia “se ha vuelto loca”.

Actualmente sigue surgiendo música increíble en el Reino Unido, ¿hay algo que te guste especialmente de lo que se está haciendo allí?

Sí, hay algunas cosas que realmente me gustan. Tendría que comenzar por mencionar a la banda que produje, Los Bitchos, porque siempre me han gustado mucho los sonidos latinos y me encanta la música de cumbia y ellos están muy enganchados en todo eso además de que tienen elementos turcos, uruguayos, suecos y australianos. También hay una banda llamada The Book Club, que me gustan mucho porque son muy geniales, y una banda de Glasgow, llamada Medicine Cabinet… Ah, y hay una banda que probablemente sea más conocida en México ahora, llamada Yard Act, esos muchachos también están haciendo cosas geniales… Y un tipo llamado Robert Low, que no ha lanzado aún música, pero está haciendo cosas realmente geniales.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Tomado de https://www.elsoldehermosillo.com.mx/rss.xml

#ExpresionSonoraNoticias

#Sonora

#Hermosillo

#RedesSociales

#ESN