junio 23, 2021

Denuncian a funcionarios del INE por pedir ‘moches’ a empleados en Hidalgo

Pese a que el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, insiste en que no es necesaria una reforma al interior de dicho organismo, las acciones de los mandos intermedios de este continúan incurriendo en actos de corrupción, como los que se vivieron en Hidalgo.

Resulta que a los trabajadores de la Junta Distrital número 6 de Pachuca, Hidalgo, se les exigió que devolvieran una parte de su sueldo por la organización de la jornada electoral del pasado 6 de junio. Además, están tratando de obligar a los capacitadores a recabar firmas por recursos que no se entregaron, cuando sus contratos temporales ya expiraron.

Esta denuncia llegó a The México News por parte de una capacitadora que trabajó en dicha demarcación durante el actual proceso electoral, quien reveló que el vocal de organización a nivel estatal, Paul Cristian Rodríguez, les pidió que devolvieran 500 pesos de los 3 mil 300 que recibieron por parte de las autoridades a nivel federal.

De acuerdo con nuestra informante, los Capacitadores Asistentes Electorales  (CAE) del INE en Hidalgo recibieron hasta 7 mil 600 pesos por participar en la organización y desarrollo de la jornada electoral de hace unas semanas. De estos, recibieron 4 mil 300 en un cheque por parte del Instituto Electoral del Estado (IEEH).

[embedded content]

Por el otro lado, recibieron una compensación económica adicional por parte de la delegación de INE en la entidad, con un valor de 3 mil 300 pesos, los cuales se entregaron en efectivo. Sin embargo, el responsable de la organización les pidió que devolvieran hasta medio millar de pesos.

El argumento para realizar esta retención monetaria fue que, a causa de las políticas de austeridad del INE, no se entregaron los recursos suficientes para comprar todos los insumos, que fueron desde la colocación de las lonas para anotar los cómputos de las casillas hasta la renta de una carpa para las urnas, pese a que estos gastos deberían estar presupuestados desde un inicio.

Sin embargo, esta no fue la única irregularidad que los CAE observaron. Resulta que, por lo regular, se reserva una cantidad de dinero para el personal de los domicilios en los que se instalan las casillas, por el concepto de limpieza y sanitización. Sin embargo, en esta ocasión les dijeron que no era necesario comprobar estos gastos.

Por el contrario, uno de los supervisores –de nombre Francisco-electorales incluso les animó para no entregar el pago a los centros y su personal, amparándose en la presunta austeridad del Instituto y que se lo quedaran ellos. Ahora que las fechas de fiscalización se acercan, les exigen que los responsables de los domicilios les firmen los comprobantes de dichos recursos.

Esto a pesar de que ya no son empleados en funciones del INE, pues sus contratos terminaron el pasado 12 de junio y recibieron su último pago –con un ligero retraso de unas horas- el día 15; además de que fue el propio personal del instituto el que les dijo que no tenían que comprobar ese gasto e incluso los alentó a conservar el dinero.

Además, nuestra informante también acusó ser víctima de persecución por parte del mismo supervisor que les aconsejó quedarse con los fondos de los domicilios, pues este le llamó afirmando que una de las escuelas que fungieron como casillas había presentado una queja en su contra y que esto podría causar que ya no sea contratada por el INE.

Al día siguiente acudieron al centro educativo a resolver el asunto y resultó que la única queja por parte del director fue que el personal del instituto tardó un poco en levantar las mesas, pero nada en contra de ella como funcionaria; además de que este no fue el administrativo con el que ella realizó las gestiones del lugar.

Después de que una de sus compañeras le pidió que la acompañara a recabar las firmas de los recursos –que no les dieron, pues estos no se entregaron- descubrió que ella es la única CAE a la que no le pidieron esto, debido a que el propio supervisor está falsificando su firma.

Este tipo de situaciones se dan en un contexto en el que los propios consejeros electorales se niegan a poner el ejemplo en cuestión de honestidad y austeridad, negándose a renunciar a los elevados sueldos que, por ley, ya no le corresponden; fomentando que este tipo de situaciones pasen en los niveles intermedios.

Imagen: ESPECIAL

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: