abril 27, 2022

Déficit comercial de EU toca máximo récord en marzo; salta a 125,300 millones de dólares

El informe del Departamento de Comercio del miércoles también mostró aumentos sólidos en los inventarios minoristas y mayoristas. Eso podría contrarrestar parte del impacto en el crecimiento del Producto Interno Bruto de la enorme brecha comercial. ...

El déficit comercial de bienes en Estados Unidos se amplió a un récord en marzo, probablemente porque las empresas preocupadas por la escasez adelantaron las importaciones después de la invasión rusa a Ucrania, lo que aumentó el riesgo de que el crecimiento económico se estancara en el primer trimestre.

El informe del Departamento de Comercio del miércoles también mostró aumentos sólidos en los inventarios minoristas y mayoristas. Eso podría contrarrestar parte del impacto en el crecimiento del Producto Interno Bruto de la enorme brecha comercial.

Los datos llevaron a los economistas a reducir sus ya bajas estimaciones de expansión del PIB para el primer trimestre para mostrar que la economía apenas crece o incluso se contrae. El Gobierno debe publicar sus primeros datos del PIB del primer trimestre el jueves. Los economistas advirtieron contra leer demasiado en cualquier número, ya que podría ser una imagen engañosa de la economía.

«Si bien el crecimiento del PIB del primer trimestre parece débil en general, las ventas finales nacionales se desempeñaron bastante bien durante el trimestre», dijo Daniel Silver, economista de JPMorgan en Nueva York.

El déficit comercial de bienes saltó un 17.8% a un máximo histórico de 125,300 millones de dólares. El aumento probablemente se debió a tanto mayores volúmenes como precios. Las importaciones de bienes se aceleraron un 11.5% a 294,600 millones de dólares. Fueron impulsados por un alza del 15% en las importaciones de suministros industriales, que incluyen productos derivados del petróleo.

Las importaciones de bienes de consumo crecieron un 13.6%, mientras las de vehículos automotores aumentaron un 12.0 por ciento. También hubo avances sólidos en las importaciones de alimentos y bienes de capital.

«El adelanto de importaciones relacionadas con la guerra entre Rusia y Ucrania probablemente impulsó gran parte del aumento de las importaciones, en un momento en que las empresas aumentaron los inventarios de productos básicos y productos terminados en previsión de una posible escasez», dijo Goldman Sachs en una nota.

Las exportaciones de bienes aumentaron un 7.2% a 169,300 millones de dólares. Fueron liderados por un alza de 12.3% en los envíos de insumos industriales. Las exportaciones de vehículos automotores avanzaron un 8.4%. También hubo aumentos en las exportaciones de alimentos, bienes de capital y de consumo.

El comercio ha restado al crecimiento del PIB durante seis trimestres consecutivos, el tramo más largo desde inicios de 2016. Con estos datos, Goldman Sachs redujo su estimación del PIB del primer trimestre a un ritmo del 1.3% desde el 1.5 por ciento. JPMorgan recortó su pronóstico a un ritmo del 0.7% desde una tasa del 1.1 por ciento. IHS Markit cree que la economía en realidad se contrajo a una tasa del 0.6%, una rebaja de 0.7 puntos porcentuales.

Aumento de inventarios

El aumento de las importaciones está siendo impulsado por las empresas que reponen los inventarios en un contexto de una fuerte demanda interna. Los inventarios mayoristas subieron un 2.3% en marzo tras avanzar un 2.6% en febrero. Los inventarios minoristas aumentaron un 2.0% después de ganar un 1.5% en febrero.

Excluyendo los vehículos motorizados, los inventarios minoristas aumentaron un 2.3% tras subir un 1.5% en febrero. Esta categoría entra en el cálculo del PIB. Los inventarios agregaron 5.32 puntos porcentuales al sólido ritmo de crecimiento del 6.9% del cuarto trimestre.

Si bien el mercado de la vivienda probablemente apoyó el crecimiento del PIB el último trimestre, el impulso se está desacelerando a medida que aumentan las tasas hipotecarias y los precios de las casas. Otros datos del miércoles de la Asociación de Banqueros Hipotecarios mostraron que las solicitudes de préstamos para comprar una casa disminuyeron un 8% la semana pasada con respecto a la semana anterior.

El enfriamiento de la demanda de viviendas fue corroborado por un tercer informe de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios que muestra que su índice de ventas de viviendas pendientes, basado en contratos firmados, cayó un 1.2% en marzo a 103.7. Esa fue la quinta caída mensual consecutiva y llevó los contratos al nivel más bajo desde mayo de 2020.

Los economistas habían pronosticado que los contratos, que se convierten en ventas después de uno o dos meses, disminuirían un 1.6 por ciento. Las ventas pendientes de viviendas cedieron un 8.2% en marzo sobre una base interanual.

Tomado de https://www.eleconomista.com.mx/