abril 15, 2022

Cómo hacer tu barril para la lluvia casero y aprovechar un recurso tan escaso como el agua

Construir un barril para la lluvia casero es una opción muy sencilla para disfrutar de un recurso tan escaso, más en tiempos de sequía. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://ecoinventos.com/...

Crea tu barril para la lluvia caseroCrea tu barril para la lluvia casero

En una época especialmente seca, en la que los embalses están prácticamente vacíos y en la que muchos pueblos se están viendo obligados a garantizar el suministro con camiones cisterna, aprovechar el agua es una máxima.

Por ello, crear un barril para la lluvia casero es una opción muy sencilla para disfrutar de un recurso tan escaso, más en tiempos de sequía. Solo con un par de horas de trabajo y materiales muy sencillos, podrás crear este sistema doméstico que te permitirá reutilizar el agua que se vierta por el tejado en los días de lluvia.

Qué necesitas para hacer tu barril de lluvia.

Además de ser un proyecto fácil, no es muy exigente respecto a materiales puesto que, con lo que ves en la imagen, tendrás prácticamente todo lo que necesitas. Por otra parte, te convendrá tener a mano cuatro arandelas de goma, un reductor de PVC y una pantalla.

Si los materiales de los que dispones no se corresponden exactamente con los de la fotografía, no te preocupes, puesto que servirán. Lo único que tienes que tener en cuenta es que el recipiente que elijas como barril sea de boca ancha, pueda taparse y tenga el tamaño adecuado al agua que quieras recuperar.

Cómo hacer el barril de lluvia paso a paso.

Una vez tengas todo lo anterior, ya puedes ponerte a trabajar. Como se comentaba, el proceso será bastante sencillo.

Primer paso: Preparación del barril.

Para que el agua de lluvia entre y salga del barril, necesitarás dos cosas: conectarle la tubería que conducirá el agua, así como una (o varias) salidas, en este caso a través de un grifo y de una conexión para mangueras.

Para instalar el grifo, perfora un agujero en la parte inferior del barril. Aunque el tamaño aproximado será de 2’5 centímetros, asegúrate de que coincide con el empalme de tu grifo. Tras perforar, retira las virutas alrededor del agujero.

En este punto es en el que necesitarás las anillas de goma. Siguiendo el ejemplo de las imágenes, colócalas entre las dos piezas. Estas, a su vez, son las  que tienes que situar en el agujero que acabas de perforar.

Enrosca las piezas y asegúrate de que el grifo no gotea. Si detectaras alguna pérdida, puedes añadir sellador.

A continuación, perfora otro agujero, ahora en el lateral superior del barril. En este caso, el tamaño exacto será el que se adapte al de una manguera. Esta segunda salida te resultará muy útil para regar las plantas.

Finalizado ese paso, tendrás que realizar otra perforación, ahora para la tubería por la que entrará el agua de lluvia. Para ello, coloca en la parte superior del barril la pieza reductora de PVC y marca con un lápiz su diámetro.

A continuación, haz dos agujeros en cada uno de los lados de la marca. Cuando los tengas, corta el contorno con una sierra.

En ese punto, ya podrás colocar el reductor de PVC. Además, para evitar que se cuele en el barril alguna hoja o insecto, lo ideal es que adhieras una pequeña pantalla que funcione como filtro. Si la incorporas, no te olvides de que tendrás que limpiarla de tanto en tanto.

Segundo paso: Conectar el barril con el tejado.

Una vez te asegures de que la pieza reductora de PVC queda bien sujeta al barril, fija en ella una tubería como la que ves en la fotografía. Con ella, tendrás que conectar el barril con el canalón del techo. Ajusta bien la pieza y asegúrate de fijar bien la tubería en su parte superior.

Tercer paso: Colocación y ajustes.

Una vez todo esté bien conectado, no quedará mucho más por hacer. Como consejo, para que te resulte más sencillo utilizar el grifo del colector de agua de lluvia, lo más adecuado es que lo ubiques con cierta altura; por ejemplo sobre una mesa. En todo caso, elije una superficie en la que quede bien firme.

Con esto, ya tendrás tu barril listo y solo te quedará esperar a la próxima lluvia para empezar a reutilizar el agua. No te olvides de que, si quieres aprovechar al máximo ese recurso, puedes habilitar más barriles para tener más espacio para almacenar el agua y para aprovecharla para la limpieza del hogar o para regar las plantas.

Hay otras opciones para recoger agua de lluvia, busca la que más se adapta a tu situación.

Vía Grow Forage Cook Ferment.

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://ecoinventos.com/