Cementerios Convertidos en Escuelas ¿Mito o Realidad?

Ciudad de México, una metrópoli rica en historias y leyendas urbanas misteriosas, nos despierta el interés de una charla con la historiadora y periodista Bertha Hernández. ¿Qué hay detrás de los mitos que afirman que las escuelas se construyeron sobre antiguos cementerios? Pues relájate y prepárate para un viaje por la historia, donde las leyendas se cruzan con la realidad.

La Ciudad de México, conocida por su riqueza cultural e histórica, es también famosa por sus mitos urbanos que perduran en el tiempo. “Es sorprendente cuánto de verdad puede haber detrás de estas historias populares”, señala la historiadora Bertha Hernández. En una entrevista con Radio INAH, Hernández nos lleva al pasado, donde los cementerios se convierten en escuelas y los edificios históricos ns muetran sus secretos enterrados bajo los estratos del tiempo.

Uno de los temas que mas se escuchan en las escuelas de educación básica en la Ciudad de México es la creencia de que muchas de estas se construyeron en terrenos que anteriormente funcionaban como cementerios. En palabras de Hernández, “Esto es absolutamente cierto. En un momento de la historia de la Ciudad de México, se tomaron decisiones audaces para adaptar antiguos cementerios a nuevas necesidades, como la educación”.

El Centro Cultural Benito Juárez fue construido sobre un panteón.

Un ejemplo emblemático de esta transformación es el Panteón de la Piedad, que se encuentra en lo que hoy conocemos como la Colonia San Rafael. Según Hernández, “En 1871, se decidió que este cementerio sería reutilizado como el sitio para construir una escuela para niñas. Los restos humanos fueron exhumados y trasladados, y así comenzó la construcción del Centro Escolar Benito Juárez”.

No obstante, la historia se puede poner un poco mas intrigante. Cuando se le pregunta si esta transformación de cementerios en escuelas fue un acto irrespetuoso hacia los difuntos, Hernández aclara que “No se trata de falta de respeto. Fue un acto de visión de estado. En ese momento, la educación era una prioridad y se tomaron medidas audaces para asegurarse de que la ciudad creciera y se adaptara a las necesidades del futuro”.

El centenario Centro Escolar Benito Juárez, localizado en la calle Jalapa de la Colonia Roma Sur. Foto: Fototeca Nacional. INAH

Un momento decisivo en esta historia llega con la entrada en escena de José Vasconcelos. Según Hernández, “José Vasconcelos tenía una visión audaz para la educación en México. Quería construir grandes centros educativos en lugar de simples escuelas. Empezó a buscar terrenos donde pudiera dar vida a su visión”. Vasconcelos incluso se aventuró a tomar terrenos de otros edificios históricos, como el Colegio de San Pedro y San Pablo, que se convirtió en una de las instituciones educativas más prestigiosas de la época.

Sin embargo, la visión de Vasconcelos no se detuvo allí. “Quería crear nuevos espacios, no adaptar edificios existentes. Esto implicaba la reutilización de terrenos de cementerios, como lo que ocurrió en el Panteón de la Piedad”, explica Hernández. El antiguo cementerio fue transformado en una escuela, marcando el comienzo de una tendencia en la Ciudad de México.

Otro caso destacado es el del Panteón de Dolores. “Este lugar es un tesoro de la historia mexicana. Sin embargo, con el crecimiento de la ciudad, las autoridades comenzaron a explorar nuevas formas de utilizar el espacio”, señala Hernández. El Panteón de Dolores ha sido testigo de diversas transformaciones y alberga no solo tumbas, sino también museos y espacios culturales en la actualidad. Esta evolución refleja la adaptabilidad de la ciudad a lo largo de los años.

La transformación de cementerios en escuelas no es exclusiva de la Ciudad de México. Según Hernández, “Esto es una tendencia en la historia de las ciudades, donde los espacios cambian con el tiempo y las necesidades cambiantes de la sociedad”. Las ciudades crecen y se transforman, y se toman decisiones ambiciosas para aprovechar al máximo el espacio limitado.

En la entrevista, Hernández subraya la importancia de considerar el contexto histórico y político al evaluar estas decisiones. “No es justo juzgar estas acciones en el contexto actual. En su momento, la educación era una prioridad, y se tomaron medidas para asegurarse de que la ciudad creciera y evolucionara”, destaca. La decisión de construir escuelas en terrenos antiguos de cementerios se basó en el deseo de mejorar la educación en México.

Uno de los momentos más estremecedores de la entrevista es cuando Hernández subraya cómo estas arriesgadas decisiones han dado forma a la ciudad que hoy conocemos. “Si caminas por el centro de la Ciudad de México, verás las huellas de estas transformaciones en la arquitectura y la disposición de los edificios. Es una lección sobre cómo las ciudades evolucionan y se adaptan”, dice. La Ciudad de México es un crisol de historia y cambio, y estas decisiones audaces siguen siendo parte de su tejido urbano.

Bertha Hernández aporta una valiosa perspectiva sobre la relación entre las leyendas urbanas y la historia. “Las leyendas urbanas a menudo reflejan la rica historia de una ciudad. Son historias que persisten con el tiempo y nos hablan sobre la vida y la cultura de una época”, afirma. Al explorar estas leyendas urbanas y desentrañar la verdad detrás de ellas, podemos obtener una comprensión más profunda de la historia de la Ciudad de México.

Sin duda esta entrevista nos transporta al corazón de los mitos y realidades que componen la historia de la Ciudad de México, que puede ser muy similar a la de otras ciudades. Nos muestra cómo ciertas decisiones han dado forma a la ciudad que conocemos hoy y cómo las leyendas urbanas son una ventana al robusto patrimonio. La Ciudad de México sigue siendo un lugar donde la historia y la modernidad se entrelazan de maneras asombrosas.

Para obtener una comprensión completa de la fascinante historia detrás de las escuelas que se erigen sobre cementerios en la Ciudad de México, te invitamos a ver el video completo de la entrevista con Bertha Hernández. Descubrirás cómo estas leyendas urbanas tienen raíces sólidas en el pasado histórico y cómo se han convertido en parte del tejido de la educación en la ciudad.

Esta entrada ha sido publicada el 06/11/2023

Tomado de http://Notaantrpologica.com/