febrero 27, 2024

Yubia Berenice De Anda nunca dejó su sueño de ser científica

La investigadora postdoctoral está a punto de revolucionar el tratamiento contra la diabetes 

Cuando somos niños, todos pensamos alguna vez a qué nos dedicaremos al ser adultos, en este sentido, Yubia Berenice De Anda Flores recuerda su trayectoria desde sus sueños cuando era pequeña, hasta convertirse en investigadora postdoctoral en el Centro de investigación en Alimentos y Desarrollo (CIAD) y está a punto de revolucionar los tratamientos contra la diabetes.

“Tengo recuerdos que alguna vez de niña llegué a pensar en qué quería ser de grande y era ser científica; por mucho tiempo lo olvidé y no pensé en eso, fue en la secundaria cuando me empezó a interesar la materia de química, por lo que le fui agarrando amor a esta disciplina y posteriormente me interesé en estudiar algo relacionado”, apuntó.

En preparatoria tomó una especialidad con la que contaba la institución a la que asistía, de nombre Agroindustrias, disciplina que formó su gusto por trabajar con alimentos, por ello, cuando decidió estudiar la universidad, ingresó a la Ingeniería en Industrias Alimentarias en Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua.

No te pierdas: Cruz Roja y Unison hacen pruebas gratuitas de glucosa en el Día Mundial de la Diabetes

La investigadora del CIAD dijo que alrededor del cuarto o quinto semestre comenzó a conocer más sobre esta parte de la investigación, artículos científicos y todo lo relacionado en tecnología de alimentos, en este periodo recordó que de niña le gustaba mucho la ciencia.

En Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua, hay una unidad de CIAD, por lo que le interesó hacer su servicio y prácticas ahí, siendo este su primer acercamiento profesional a esta parte científica, posteriormente viajó a Hermosillo a realizar la maestría, y después su doctorado.

Una de sus investigaciones más recientes es la creación de un prototipo de nanoencapsulación de insulina líquida que servirá de forma oral para que las personas con diabetes tipo uno y dos puedan administrarse el medicamento sin necesidad de una inyección, lo que representaría un gran avance en el tratamiento de este padecimiento.

Sobre su motivación para ser investigadora, De Anda Flores mencionó que nunca contó con un modelo científico a seguir; sin embargo, al ver a sus profesores durante su periodo universitario, la interacción de estos con sus alumnos, lo que enseñaban y aportaban, estos jugaron un papel importante que la llevaría a la ciencia.

La ciencia no tiene prejuicios de género

Afirmó que hasta el momento ha contado con múltiples oportunidades en su carrera profesional, por lo que no se le ha presentado ningún problema en cuestión de género, contrario a lo que muchos suelen pensar debido a los prejuicios sociales que existen hacia las mujeres, no sólo en la ciencia, sino en otros ámbitos, por lo que aseguró que se puede tener todo en conjunto, tanto la vida profesional como la personal, sin dejar de lado ninguna de las dos.

“Es esa parte que no entiende la sociedad, donde se piensa que si te dedicas a la ciencia o a hacer cosas grandes no vas a poder tener lo otro, cuando la realidad es que se puede tener un equilibrio en ambas, lo cual se me hace muy interesante”, externó.

En ese sentido, resaltó el caso de la doctora Elizabeth Carvajal, con quien trabaja y que tanto profesional como personalmente es uno de sus ejemplos a seguir, ya que es una persona que cuenta con estabilidad emocional y quien se preocupa por que se lleve una vida personal aparte de la ciencia.

Sobre la diferencia entre hombre y mujer en la ciencia expuso que “Conozco muchos investigadores hombres que son muy inteligentes, que han crecido y creo que ambos podemos tener habilidades en conjunto, no pienso que por ser mujer u hombre uno sea mejor que otro, ambos debemos tener esta parte de la disciplina, el orden y organización, estas características son tanto para hombres como para mujeres”.

Lo que más le gusta es trabajar en su laboratorio, leer sobre técnicas nuevas y poder implementarlas, lo que lleva a análisis de resultados para poder llegar a plasmarlo y que las personas puedan leer el trabajo que realiza, lo que es muy satisfactorio para ella.

Expresó que la ciencia es un camino muy bonito; sin embargo, es difícil ya que hay que hacer sacrificios y esforzarse, por lo que si les interesa a las niñas, deben probarlo y empezar de a poco con experimentos.

“Creo que todos desde niños hacemos experimentos, ya que estamos buscando investigar algo, un suceso nuevo o desconocido, es nuestra parte curiosa que todos tenemos”, continuó.

Para finalizar, añadió que a las niñas que les interesa dedicarse al área científica, deben de acercarse a personas que les enseñen y que las puedan inspirar a que puedan crecer en este camino.

Recibe noticias, reportajes e historias directo a tu celular: suscríbete a nuestro canal de WhatsApp

Con el objetivo de reconocer el rol crítico que juegan las mujeres y las niñas en la ciencia y la tecnología, el 11 de febrero como cada año, se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, esto decidido en la Asamblea General por la Unesco, lo anterior con el fin de promover el acceso y la participación de la mujer y la niña en la educación y la capacitación de la ciencia y la tecnología.

¿Te gusta ver videos en YouTube? Síguenos para recibir los más recientes

Tomado de https://www.elsoldehermosillo.com.mx/rss.xml

#ExpresionSonoraNoticias

#Sonora

#Hermosillo

#RedesSociales

#ESN