¿Y los colores de Bacalar? AMLO niega que el Tren Maya los afecte

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador desmintió que la construcción del Tren Maya esté terminando con los siete colores de la laguna de Bacalar, en Quintana Roo.

Andrés Manuel López Obrador desmintió que la construcción del Tren Maya esté terminando con los siete colores de la laguna de Bacalar, en Quintana Roo.
Foto: Presidencia de la República

Por Karla Trejo

RegeneraciónMx, 08 de junio de 2022.- El Tren Maya no es culpable del cambio en los colores en la laguna de Bacalar, en Quintana Roo. Así lo afirmó el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia matutina de este miércoles.

Como parte de la sección Quién es Quién en las Mentiras de la Semana, Elizabeth García Vilchis echó abajo las afirmaciones de políticos de oposición y supuestos especialistas al respecto. Según explicó, medios como Nexos, Forbes, El Clarín (Argentina), Infobae y Radio Fórmula difundieron las declaraciones de un experto que afirmó que el color de la laguna está cambiando debido a la construcción del tren.

Asimismo, García Vilchis recordó que la senadora panista Kenia López ha sido una de las que apoyan dicha acusación, pero sin tener ni presentar pruebas de ello. Incluso, aclaró, las obras del Tren Maya ni siquiera han llegado a la zona de la también llamada Laguna de los siete colores, cercana a Chetumal.

«Los cambios de color de las aguas de Bacalar se deben a múltiples factores, como la expansión de la agricultura intensiva en la Península de Yucatán, el uso de agroquímicos como el glifosato, el mal manejo de las aguas negras y la deforestación de la selva, entre otras causas», dijo García Vilchis.

Andrés Manuel López Obrador desmintió que la construcción del Tren Maya esté terminando con los siete colores de la laguna de Bacalar, en Quintana Roo.
Foto: Especial

¿Qué dijo López Obrador?

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador mostró con un mapa que los trabajos del Tren Maya en Escárcega están a 287 kilómetros de distancia d la laguna de Bacalar. De tal manera que las obras no tienen nada qué ver con el cambio de coloración del agua.

«¿Cómo es que si se está trabajando acá (en Escárcega), que además es una composición geológica, un terreno completamente distinto a este (Bacalar), se está afectando?», cuestionó el presidente.

López Obrador agregó que las labores de construcción del Tren Maya en la zona de Chichén Itzá tampoco tienen relación con Bacalar y el cambio en sus colores, ya que los separan 289 kilómetros. «¿Cómo es que van a cambiar los colores o ya están cambiando los colores si todavía no se está trabajando ahí?», comentó.

El presidente recordó, de pasó, que el proyecto del Tren Maya incluye un programa de reforestación con mil 300 millones de dólares como inversión, colocándolo en el más importante del mundo. El mandatario reiteró, además, que la obra beneficiará a los pobladores de la región, misma que ha sido olvidada por años en anteriores gobiernos.

Tomado de https://regeneracion.mx/mexico/