Xicohténcatl Axayacatzin, uno de los más grandes guerreros tlaxcaltecas

Xicohténcatl Axayacatzin, también conocido como Xicohténcatl el Joven o el Mozo, para diferenciarlo de su padre, fue un indómito guerrero tlaxcalteca, hijo de Huehueh Xicohténcatl o Xicohténcatl el Viejo, señor de Tizatlán, uno de los cuatro señoríos de Tlaxcallan, actual territorio del estado de Tlaxcala. También fue hermano de Tecuelhuetzin, quien fuera desposada por Pedro de Alvarado, conquistador español.

Xicohténcatl el Viejo entrega a su hija a Pedro de Alvarado Imagen: Asociación México Hispano

De acuerdo a los historiadores, Xicohténcatl Axayacatzin nació en 1484 y así lo describió físicamente el cronista español Bernal Díaz de Castillo:

Alto de cuerpo y de gran espalda y bien hecho y la cara tenía larga como hoyosa y robusta era hasta 35 años y el parecer demostraba en su persona gravedad”.

Debido a su condición de noble, recibió en su infancia una esmerada educación y ya de joven se distinguió por su valentía en el combate, liderazgo y patriotismo, lo que le valió el puesto de capitán general del ejército de los cuatro señoríos tlaxcaltecas.

En el Lienzo de Tlaxcala los historiadores pudieron conocer la historia de los cuatro señoríos tlaxcaltecas Imagen: Gobierno de México

El insumiso Xicohténcatl Axayacatzin

Cuentan los historiadores que en 1519 Hernán Cortés pidió permiso a los tlaxcaltecas para pasar por su territorio rumbo a Tenochtitlán y fue Xicohténcatl Axayacatzin quien se opuso a esto; parecía que el joven intuía que su religión, costumbres y civilización estaban gravemente amenazados. En consecuencia, los tlaxcaltecas decidieron enfrentar a los invasores.

Así, en septiembre del mismo año, se enfrentó con su ejército a las huestes de Cortés en Tecohuactzinco (Tecoac) y luego en Tzompantepec, sin obtener en ningún caso la victoria. Cabe señalar que Xicohténcatl justificaba sus derrotas creyendo que el sol apoyaba a los hombres rubios.

Xicohténcatl Axayacatzin, orgullo de Tlaxcala Foto: Memoria Política de México

Por lo tanto, ante el poderío de los españoles, los tlaxcaltecas decidieron formar alianza con ellos; darles alojamiento en su ciudad y proporcionarles hombres y armas para proseguir su viaje a Tenochtitlán. De esta manera Xicohténcatl, el mozo, recibió órdenes de acompañar a Cortés con su ejército, a lo que el joven aceptó pero preparando un plan de insurrección.

La campaña contra los mexicas

Los tlaxcaltecas junto con los hispanos conformaron un poderoso ejército que se encontraría con Moctezuma Xocoyotzin, huey tlatoani de México-Tenochtitlán en 1520. El asedio a la ciudad inició y durante la llamada “noche triste” los mexicas casi derrotaron a los invasores, por lo que éstos regresaron a Tlaxcala, donde fueron recibidos por Xicohténcatl padre, quien desoyó las recomendaciones de su hijo de aprovechar su debilidad y destruirlos para siempre.

Los tlaxcaltecas e hispanos combaten juntos a los mexicas en el Lienzo de Tlaxcala Imagen: Wikipedia

Finalmente, en 1521, ya derrotados los mexicas, Cortés, que se había dado cuenta de las intenciones de Xicohténcatl Axayacatzin, ordenó su captura en Texcoco, acusándolo de deserción. El joven guerrero murió ahorcado el 12 de mayo de ese mismo año.

Hoy es considerado símbolo de resistencia de los pueblos mesoamericanos y es recordado como uno de los pocos líderes que supo ver la catástrofe que representaba la invasión hispana.

La estatua del valeroso guerrero en Tlaxcala Foto: secturtlaxcala
conquista de mexicoHernán Cortésmexicomexico desconocidopueblos mesoamericanosTlaxcala

Tomado de https://www.mexicodesconocido.com.mx/