abril 13, 2022

WrestleMania 38: Roman Reigns es el nuevo Campeón Unificado de WWE

YAEL RUEDA

Foto: @WWE

La WWE tiene un solo rey. En WrestleMania 38 Roman Reigns se convirtió en el Campeón Universal Unificado de WWE luego de derrotar en la contienda estelar a Brock Lesnar.

Tal vez te interese: WrestleMania 38: Cody Rhodes logró la victoria en su regreso a WWE

La bestia comenzó la lucha atacando fuerte, una serie de puñetazos puso contra las cuerdas a Roman Reigns, posteriormente lo cargó y lo atacó un par de veces en contra del esquinero. El Jefe Tribal trató de reaccionar, pero solamente provocó más a Lesnar, quien aplicó tres suplex.

Brock Lesnar aprovechó que Roman terminó en la zona de ringside para acercarse a su otrora manager, Paul Heyman, un instante perfecto para Reigns para hacerle una lanza a su rival, pero no cualquiera, fue sobre el muro de protección que separa el encordado de los aficionados.

Una vez en el cuadrilátero, el ‘Jefe Tribal’ aplicó una segunda lanza y llevó a Lesnar a las espaldas planas, aunque el conteo solamente llegó a tres, sin embargo, dejó al rival a merced para conectarle el rostro con un par de ‘Superman Punch’.

En general, la batalla fue de ida y vuelta, ambos mostraron lo mejor de su arsenal, pero el primero en aplicar su finisher fue Brock Lesnar, quien aprovechó la lanza definitiva que preparaba Reigns para atraparlo con el F5.

Reigns sí pudo aplicar su lanza una vez más, pero no solo se llevó a Lesnar, sino también al réferi. Ese momento fue aprovechado por Roman para golpear las zonas blandas de Brock y luego golpearlo con el cinturón. Se llevó al rival a espaldas planas, pero se levantó y la victoria no llegó.

‘La Bestia Encarnada’ quedó maltrecho, golpeado permitió que le hicieran par de lanzas, pero cuando una más estaba por llegar, lo atrapó en una llave de rendición sobre el brazo, el instante fue dramático porque parecía que al fin el Jefe Tribal se doblegaría ante alguien, pero alcanzó la cuerda y obligó a Brock Lesnar a romper su castigo.

Roman Reigns se levantó y no permitió más ataques en su contra, la lanza final llegó, el ataque fue devastador para Brock Lesnar, quien ya no se levantó del cuadrilátero.

Otra de las luchas más esperadas de la noche fue la que ofrecieron Edge y AJ Styles, sin duda alguna una contienda que no decepcionó por la calidad de los dos gladiadores.

Los dos luchadores hicieron gala de sus mejores movimientos, incluso, en algunos momentos Styles estuvo a punto de ganar. Anunció el codazo fenomenal, pero apareció Damian Priest para distraerlo y al momento de lanzar el ataque, Edge se repuso para aplicar una lanza con la que terminó con la victoria.

Al finalizar, el ‘Arquero de la Infamia’ se puso de rodillas ante la ‘Superestrella Categoría R’ y quedó claro que su alianza oscura apenas comienza, solo queda ver hasta donde llegará esta dupla.

Uno de los momentos más memorables durante la segunda noche de WrestleMania 38 fue cuando sonó ‘The Game’ éxito de Motorhead que llegó a la fama al ser la música de entrada de Triple H, este último fue el encargado de dar la bienvenida a la función.

Las emociones se pusieron a flor de piel tras confirmarse su retiro de la WWE: «Solo vine a agradecerles de la mejor forma que sé», expresó al tiempo que abandonó el cuadrilátero, donde quedaron sus botas de lucha y el micrófono.

La primera lucha de la noche fue la triple amenaza de parejas en la que Randy Orton y Riddle retuvieron el Campeonato de Parejas de Raw sobre Street Profits y Academy.

‘The Original Bro’ sorprendió al mundo al aplicar un RKO desde el esquinero, aunque lo que realmente destacó se dio al final de la contienda, cuando los RK-Bro y los Street Profits invitaron al ring a Gable Steveson, pero Chad Gable ingresó al cuadrilátero para retarlo y ponerse cara a cara con él.

Un buen rato de lucha y diversión pasaron los aficionados de WWE al mirar el combate entre Sami Zayn y Johnny Knoxville, contienda que se dio en superlibre.

Destacaron los castigos que Zayn aplicó en contra de Knoxville, pero el actor contó con la ayuda de los integrantes de Jackass, incluidos Party Boy y WeeMan, quien cargó al luchador británico y le aplicó un F5.

Johnny Knoxville utilizó al final una trampa de ratones gigante para atrapar a Sami Zayn y dejarlo con la espalda en la lona y llevarlo al conteo de tres, ¡victoria para el artista!

🔊Escucha nuestro podcast🔊

[embedded content]
Tomado de https://www.esto.com.mx/