abril 18, 2021

[VIDEO] Abatir criminales no habría sido orden exclusiva de Tlatlaya, sino machote de aplicación más extensa en México: Pablo Ferri de El País (nota de Francisco Félix)

Francisco Félix | julioastillero.com En entrevista para Astillero Informa con Julio Hernández, Pablo Ferri, periodista del diario español El País, señaló que la presunta orden de “abatir criminales” que desencadenó la matanza de Tlatlaya, Estado de México en 2014, no habría...

Foto: OEM-Informex.

Francisco Félix | julioastillero.com

En entrevista para Astillero Informa con Julio Hernández, Pablo Ferri, periodista del diario español El País, señaló que la presunta orden de “abatir criminales” que desencadenó la matanza de Tlatlaya, Estado de México en 2014, no habría sido exclusiva de dicho evento, sino parte de una especie de machote, ambiguo y generalizado, cuya aplicación se habría extendido a más batallones y regiones militares del país.

Sobre este tema, Ferri señaló que la Sedena no ha querido abrir su información por lo que se mantiene la interrogante de durante cuánto tiempo y en cuántas regiones del país ha funcionado una orden que comprendía instrucciones ambiguas pues, mientras la familia de una de las víctimas descubrió el documento con una orden de relevo militar en el que se planteaban las directrices que debían seguir los militares que estaban de patrullaje en Tlatlaya, una de las cuales era actuar en horas de oscuridad con el objetivo de “abatir delincuentes”, Sedena, por su parte, dijo que era una orden mal entendida porque se trataba de “abatir homicidios”. El tema, hasta ahora, no se ha esclarecido.

Ferri criticó el desfase en la cifra de ejecutados en Tlatlaya que presentan, por un lado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y, por otro, la Fiscalía General de la República (FGR). Se trata, dijo, de hasta 7 personas que podrían haber sido ajusticiadas o no y el hecho se desconoce. Por lo que sugirió que se arme una mesa de peritos para que se pongan de acuerdo sobre la cifra real de muertos aquella noche del 30 de junio de 2014.

El periodista español reconoció que al inicio de este sexenio hubo una época de apertura por parte del Ejército, sobre todo en el tema del combate al huachicol, en la que se brindó amplio acceso a la información. No obstante, Ferri comentó que la comunicación se redujo posteriormente y ahora todos los intentos por obtener información sensible, como la existencia de la presunta orden de “abatir criminales” en todo el país, son respondidos con evasivas o negativas lo que podría interpretarse como una “cerrazón” en respuesta a las críticas de quienes señalan que el Ejército tiene demasiado poder.

Finalmente, Pablo Ferri insistió en que las investigaciones en torno al caso Tlatlaya deben continuar hasta que exista justicia para las víctimas y sus familias, por lo que reiteró la relevancia de conocer la información que la Sedena y otras dependencias se niegan a mostrar.

Un cabo, un soldado y cuatro generales declararon por Tlatlaya y la Fiscalía cerró el caso: El País (nota de SinEmbargo)

Tomado de http://julioastillero.com/

A %d blogueros les gusta esto: