julio 27, 2021

USN World Summer Cup: los gallos del Freestyle llegan al estadio

Una gira-competición lleva a las estrellas del 'verso libre' a escenarios como el Wanda Metropolitano o la cancha del Levante. Leer#ExpresionSonoraNoticias Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura...

Empezaron cantando en los parques y en las calles. Se costeaban los viajes con el poco dinero que ganaban, dormían en cualquier parte y vivían sometidos al estigma barriobajero del rap. Así nació el freestyle, el arte de crear historias a través de palabras, imágenes y bases musicales que surgen de la improvisación. La noche del viernes, el estadio Wanda Metropolitano, estalló al ritmo que marca el inicio de las batallas de gallos: “Se lo damos en tres, dos, uno…Tiempo”.

Dos semanas antes, el nueve de julio pasado, arrancó la primera edición de la USN World Summer Cup, una competición internacional de freestyle que se celebra en varias ciudades del país y que vivió sus semifinales en Madrid con 12 artistas argentinos, mexicanos y españoles: Gazir, Force, Klan, Nitro, Skone, Aczino, Sweet Pain, Stuart, Mnak, Botta, Rapder y Chuty. Gracias a la modalidad de la realización, muchas jóvenes promesas de la improvisación pudieron participar en los combates durante los diferentes certámenes. “Creo que esto aporta frescura, porque rompe un poco con el sota, caballo, rey del free“, declara Skone, quien lleva en este mundo desde 2008.

El estadio del Atlético de Madrid se olvidó del fútbol y le cedió un hueco al rap; a pesar de la innumerable cantidad de equipaciones deportivas que pasearon entre las gradas esa noche. Y también, en es escenario, como la provocación del actual campeón internacional de Red Bull, Rapder, que se vistió de merengue. Entre cerveza y bebidas energéticas se podían distinguir diferentes generaciones, que rompían con la brecha de la edad cada vez que levantaban sus manos al unísono.

El vínculo de esta comunidad son los valores de la calle, la expresión pura de los sentimientos y la capacidad de generar emociones a través de las composición, según afirman diferentes asistentes. Un lazo que cada vez atrapa a más adeptos. “Empezamos cantando para 200 personas como mucho; actuar en el Wanda era algo impensable”, explica Chuty, tricampeón de FMS España y uno de los más aclamados por el público.

Los orígenes del freestyle se han asociado durante mucho tiempo a ambientes marginales y carentes de prestigio. “Los inicios fueron en la calle, a altas horas de la noche. Te expones a diferentes peligros”, cuenta Aczino, el artista mexicano considerado como el mejor de la historia en lengua española. También influye la problemática posiciónque el rap ha tenido como arte, según afirma Sara Socas, una de las pocas mujeres reconocidas dentro del freestyle: “Muchas veces escuchas aquello de: quien no sabe cantar rapea”. Cuando comenzó la improvisación, los primeros participantes se convirtieron en sus propios jefes y promotores, por eso muchas veces tienden a la indisciplina.

Fotografías: ÁNGEL NAVARRETE
Fotografías: ÁNGEL NAVARRETE

Gracias al interés de grandes marcas, diferentes medios y promotores las batallas han ido creciendo y derribando los techos sociales que encontraban por el camino. “Muchos estigmas se van rompiendo gracias a los números que genera el éxito. Creo que deberían romperse desde un punto de vista honesto, no porque funcione“, dice Skone.

A pesar de la bastardía del freestyle en comparación con otras disciplinas artísticas, este se nutre de infinidad de ellas. “Cuanto más documentado estés en diferentes materias, mejor vas a improvisar”, cuenta Rapder. Sin ningún tipo de inquietud previa habría resultado imposible asistir a la masterclass de filosofía que rapeó Chuty en su batalla contra él el viernes.

Todos encuentran inspiración en el mundo cinematográfico, la música, los deportes y la literatura. Películas como Cinema Paradiso o Gladiator o Million Dolar Baby son referencias reconocibles en los versos del Wanda Metropolitano. Pero el freestyle es algo más que un collage de imágenes tomadas de la cultura pop. También hay estructura, sonoridad, precisión… “Hay métrica, ritmo, figuras poéticas y literarias, está todo lo que está en la poesía”, aclara Aczino.

Fotografías: ÁNGEL NAVARRETE

Los problemas a los que se enfrenta el género, ahora que comienza a reclamar su hueco, tienen que ver con la aspereza de su cultura, incluida la hostilidad a las mujeres. El llamado hate, esa actitud confrontacional que nace de la rivalidad entre gallos, crece desde los escenarios hasta las redes. Algunos piensan que es parte del encanto y que hay que encajar esta parte negativa que, según explican, se encuentra presente en todos los ámbitos cotidianos. Otros creen que se debe frenar desde arriba. Esa es la opinión de Skone: “Creo que forma parte de nuestra responsabilidad como referentes guardarnos el ego para cuando estamos en privado y no dar gasolina a los enfrentamientos”.

Respecto al poco reconocimiento que encuentran las mujeres, muchos creen que ése es un accidente propio de los comienzos de una cultura aún joven, ya que, sobre todo en Latinoámerica, las batallas surgían en contextos peligrosos. También aseguran que cada vez hay más voces femeninas abriéndose hueco y que se trata de una competición igualitaria. “Por desgracia las primeras se van a comer todo el hate, pero están cogiendo mucha fuerza y adueñándose de la parte machista”, expone Rapder, quien pidió perdón en la gala del viernes tras un enfrentamiento con Sara Socas.

Desde el prisma femenino, Socas opina que no se trata de un problema inherente al rap, que se trata de un comportamiento generalizado en la sociedad: “Hay hombres con traje y corbata que devalúan mucho más a las mujeres, pero por la forma de hablar en esta música parece que se identifica más cualquier conducta retrógrada”.

Si en algo están de acuerdo todos es en que el free han venido para quedarse. Y animan a nuevos ingenios a sumarse a las batallas; pero siempre con cuidado. “No es recomendable lanzarse a la piscina sin saber si está vacía. Vivir no es sobrevivir, que nadie deje su trabajo o estudios, porque dedicarse únicamente a esto es muy difícil. Hay que entrar para disfrutar”, recomienda Chuty.

2.500 personas se acercaron a la competición; alguno seguían el rastro de los raperos más veteranos, desde la época de las litronas y las pipas en el parque Tierno Galván de Madrid; otros, más pequeños, acudían emocionados junto a sus padres para adentrarse en una noche repleta de emociones. La semana que viene (el día 31), habrá una cita final en el Estadio Ciutat de Valencia. Esto es lo que han conseguido: “No hay otro jefe que no seas tú mismo y el tiempo”, concluye Socas.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

#ExpresionSonoraNoticias Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura

A %d blogueros les gusta esto: