Un estudio revela que las mascotas son más útiles que los humanos para ayudar en el duelo

Un nuevo estudio explora las mejores formas de apoyo en el duelo, encontrando que los animales son más útiles que los humanos como apoyo. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://ecoinventos.com/...

Imagen: marina_krk – Depositphotos.

Un nuevo estudio explora las mejores formas de apoyo en el duelo, encontrando que los animales son más útiles que los humanos para proporcionar apoyo.

El apoyo social es crucial para las personas que sufren una pérdida, aunque las investigaciones sobre cómo las personas en duelo experimentan el apoyo social es limitada. Un nuevo estudio, publicado en PLOS One, explora las experiencias y la satisfacción de estas personas con el apoyo social.

Las conclusiones de los investigadores indican que el apoyo animal, en comparación al humano, puede ser la forma de apoyo más satisfactoria.

También ofrecen sugerencias sobre la mejor manera de apoyar a las personas en duelo, tanto durante la pandemia de COVID-19 como después de la misma. Los investigadores, dirigidos por Joanne Cacciatore, profesora asociada de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Estatal de Arizona, escriben:

El apoyo social parece ayudar a algunas personas en duelo, en particular a las que sufren un duelo traumático, es decir, la muerte violenta o repentina de un ser querido cercano o la muerte de un hijo, a hacer frente a la angustia psicológica, mientras que su ausencia puede exacerbar los malos resultados físicos y psicológicos. Sin embargo, la ruptura de las relaciones sociales tras una pérdida no es infrecuente, y la soledad -particularmente destacada durante la pandemia de COVID-19- puede exagerar ese efecto para los dolientes, aumentando el riesgo de malos resultados.

Los beneficios del apoyo social en la salud y el bienestar humanos están bien documentados. Por ejemplo, se ha demostrado que el apoyo social afecta positivamente a las reacciones psicológicas y fisiológicas al estrés, como se observa en la mejora del sistema inmunitario, endocrino y cardiovascular. Por otro lado, se ha demostrado que la falta de apoyo social y la soledad afectan negativamente al bienestar físico, emocional y mental, incluyendo un mayor riesgo de muerte prematura por muchas causas.

La soledad y la falta de apoyo social son comunes en las personas en duelo, lo que plantea preocupaciones sobre su salud y bienestar. Además, la soledad se ha visto aumentada por la pandemia de COVID-19, lo que a su vez ha contribuido al aumento de problemas de salud mental como la depresión y el suicidio.

Por el contrario, un apoyo social adecuado, ya sea en persona u online, puede contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas en duelo. Además, se ha demostrado que tanto la cantidad como la calidad del apoyo recibido afectan al bienestar de las personas en duelo. Se ha demostrado que el apoyo social para las personas en duelo es particularmente eficaz para las personas que han experimentado un “duelo traumático”, o la muerte violenta o repentina de un ser querido o la muerte de un niño. Sin embargo, la investigación también ha demostrado que las relaciones sociales son propensas a desmoronarse tras una pérdida.

Los investigadores identifican cuatro categorías de apoyo social: informativo, instrumental, valorativo y emocional:

El apoyo informativo puede incluir la ayuda logística sobre los servicios disponibles después de la muerte, así como los consejos, los datos y la información ofrecidos durante un momento difícil o estresante. El apoyo instrumental es una ayuda concreta que contribuye a la realización de tareas específicas o proporciona el apoyo físico necesario, como comida, alojamiento, transporte y ayuda económica. El apoyo evaluativo es un medio más pasivo de autoevaluación que a menudo se pone en práctica, por ejemplo, en el contacto entre pares. Proporciona un medio para evaluarse a sí mismo en una circunstancia particular a través de otros semejantes que utilizan la afirmación, la retroalimentación y la igualdad social.

En el estudio actual, los investigadores proporcionaron encuestas cualitativas a un total de 372 adultos que habían experimentado un duelo traumático. Las entrevistas consistieron en preguntas sobre las percepciones de los participantes sobre el apoyo social, tanto directamente después de la pérdida como a largo plazo.

Los participantes eran en su mayoría mujeres blancas (91,1%), casadas o con pareja (69%), con estudios universitarios o de postgrado (58,1%) y que habían experimentado la pérdida de un hijo (75,1%). Además, la mayoría de los participantes había experimentado la pérdida hace más de cinco años (43,3%), y la causa de la muerte fue con mayor frecuencia una enfermedad o dolencia (25,8%).

Cuando se les pidió que calificaran su percepción general del apoyo de los demás desde la muerte de su ser querido, el 35,7% de los participantes calificó su experiencia de apoyo como excelente o buena, el 26,5% dijo haber recibido un apoyo adecuado y el 37,9% calificó su apoyo como pobre o muy pobre.

El personal de la funeraria fue calificado como el más eficaz a la hora de proporcionar apoyo de persona a persona (65%). Por el contrario, las fuerzas de seguridad y los médicos, así como los trabajadores sociales de los hospitales, fueron los menos eficaces en la prestación de apoyo en el duelo, con un 37% y un 35%, respectivamente.

Curiosamente, el 89% de los 248 participantes que tenían animales de compañía o interactuaban con otros animales declararon estar muy o muy satisfechos con el apoyo recibido. De hecho, los animales fueron los más valorados entre todas las formas de apoyo social, que incluían categorías como amigos, familia, miembros de la comunidad, líderes religiosos, terapeutas o consejeros, grupos de apoyo y líderes religiosos.

Estos resultados son coherentes con la investigación que identifica la cría de animales como una intervención útil para las personas que experimentan un duelo traumático y la investigación que indica que las mascotas son apoyos eficaces para las personas que luchan con problemas de salud mental y angustia mental.

En sus respuestas abiertas a las preguntas de la encuesta, los participantes señalaron el apoyo emocional y los “actos de cuidado emocional”, como recibir una llamada telefónica o un mensaje de texto, como la forma más eficaz de apoyo.

Cacciatore y sus colegas destacan cómo el apoyo emocional fue identificado como clave en el proceso de duelo. Sin embargo, se demostró que los apoyos tienen dificultades para proporcionar un apoyo adecuado en esta área. Por lo tanto, piden que se eduque a las personas que apoyan a los afligidos para ayudarles a responder mejor a las necesidades emocionales de los afligidos.

Las limitaciones del estudio incluyen la falta de diversidad de los participantes y el hecho de que el estudio se centre en el duelo traumático, cuyas conclusiones pueden no ser aplicables a las personas en duelo de la población general.

Los investigadores concluyen enfatizando cómo sus hallazgos sobre la importancia del apoyo animal pueden ser utilizados para ayudar a los dolientes y deben ser investigados en futuras investigaciones:

Los animales pueden ser una fuente especialmente importante de apoyo emocional durante condiciones que implican aislamiento social, como la pandemia de COVID-19 cuando el contacto con otras personas es limitado, o durante la soledad tan común en el duelo. Se podrían investigar más a fondo las formas en que los animales son percibidos como beneficiosos en el duelo, pero la adopción de mascotas podría ser una vía que promueva el bienestar y reduzca la soledad durante la pandemia, especialmente para aquellos que no pueden acceder a fuertes redes de apoyo social. Cuando se trata de un buen apoyo en el duelo, quizá tengamos mucho que aprender de nuestros compañeros animales no humanos.

Estudio: journals.plos.org

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://ecoinventos.com/

A %d blogueros les gusta esto: