Un estudiante diseña una farola autosuficiente cero emisiones para las ciudades

Un joven estudiante alemán ha diseñado una farola autosuficiente con una miniturbina eólica en forma de veleta. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://ecoinventos.com/...

Un joven estudiante alemán ha diseñado una farola autosuficiente con una miniturbina eólica en forma de veleta.

Tobias Trübenbacher, un estudiante de diseño alemán, ha desarrollado un proyecto que aúna el alumbrado público, la generación de energía limpia y la reducción del impacto ambiental: una farola autosuficiente que genera su propia energía y sólo se enciende cuando es necesario.

La luminaria se bautizó como Papilio y se diseñó para reducir la contaminación lumínica y las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas al alumbrado público, reduciendo los impactos negativos para las personas y los animales, así como para el medio ambiente.

El viento mueve cuatro palas aerodinámicas de chapa plegada, una mini turbina eólica con forma de veleta. Papilio puede fijarse a las paredes y funcionar como una luminaria independiente, preferiblemente a una distancia de 3 a 6 metros del suelo, donde el viento es más fuerte.

Tenemos que combatir urgentemente la contaminación lumínica y la pérdida de biodiversidad que conlleva. Esto sólo puede ocurrir si las propias ciudades generan energía, a través de sistemas descentralizados e integrados localmente, y de productos más sostenibles repartidos en grandes cantidades por los espacios urbanos. En este contexto, la energía eólica representa un potencial a menudo infravalorado pero en constante crecimiento.

Tobias Trübenbacher.

La energía cinética del viento se convierte en energía mecánica, antes de que un generador integrado de 300 vatios la convierta en electricidad y la almacene en una batería recargable.

Ya he probado la farola en varios lugares de Berlín y, en condiciones normales de viento, generó una media de hasta 12 voltios de electricidad en cualquier momento.

Tobias Trübenbacher.

Según el estudiante, si se usa a gran escala, la farola es capaz de iluminar ciudades sin contaminación. Cada turbina es autosuficiente y puede funcionar sin necesidad de una infraestructura eléctrica.

La población mundial sigue gastando casi una quinta parte del consumo total de electricidad en el alumbrado público y, por lo tanto, libera una cantidad importante de gases de efecto invernadero.

Tobias Trübenbacher.

Para mitigar los efectos de la contaminación lumínica sobre las personas y los animales, Papilio está equipado con un sensor de movimiento infrarrojo que sólo enciende la luz cuando alguien pasa por delante.

Su diseño garantiza que la luz se dirija directamente al suelo, sin emitir luz hacia la parte superior. Además, la propia luz tiene una temperatura de color extra-caliente que no daña a los insectos.

Se calcula que actualmente, sólo en Alemania, en una sola noche de verano, mueren unos 1.200 millones de insectos a causa del alumbrado público.

Tobias Trübenbacher.

El espectro luminoso se ajustó con la ayuda de científicos e investigadores para hacerlo menos atractivo para los insectos. Con las farolas tradicionales, que tienen tonos azules, la atracción hace que los insectos sean vulnerables a los depredadores y las colisiones, así como al sobrecalentamiento y la deshidratación.

La contaminación lumínica no sólo tiene efectos negativos en la salud humana -como causar trastornos del sueño, depresión, enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer- sino que también tiene un grave impacto en la flora y la fauna.

Tobias Trübenbacher

Vimeo

Vía tobiastruebenbacher.com

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://ecoinventos.com/

A %d blogueros les gusta esto: