agosto 7, 2021

Tortura, violaciones, asesinatos, represión: esta es la ‘seguridad’ que ofrece Yucatán

Durante los últimos años, los gobiernos del estado de Yucatán han promocionado a la entidad como la ‘más segura del país’, llegando al grado de que algunos sectores han comenzado a posicionar el nombre del actual mandatario, Mauricio Vila Dosal, como un posible ‘presidenciable’ de cara a las elecciones de 2024.

Sin embargo, durante los últimos días han sucedido una serie de hechos que, en conjunto con otros sucedidos anteriormente ponen en tela de duda la presunta seguridad de la que presumen los políticos locales y la forma en la que las corporaciones estatales ‘resguardan’ el orden público.

El último de estos casos es el de José Eduardo Ravelo Echeverría, un joven de 23 años, originario del estado de Veracruz, que se había mudado a Mérida por la promesa de ‘seguridad’ y quien falleció como consecuencia de los múltiples abusos físicos y sexuales perpetrados por agentes policiacos.

De acuerdo con el testimonio de su madre, ‘El Güero’ –como lo llamaban sus familiares- se había mudado a la capital yucateca hace unos meses, buscando oportunidades y huyendo de la inseguridad que reina en gran parte de su estado natal.

El pasado 21 de junio fue detenido por elementos policiacos –hasta hace unas horas se supo que eran de la Policía Municipal de Mérida- quienes argumentaron que se veía ‘sospechoso’. La madre contó que José Eduardo le dijo que los uniformados asumieron que era homosexual debido a sus facciones andróginas.

En pleno centro de Mérida –la ciudad ‘más segura del país’- fue golpeado por los policías, quienes, al subirlo a una patrulla, procedieron a violarlo. Estas escenas se habrían repetido una vez que fue remitido a los separos. Tras haber sido hospitalizado, llamó a su progenitora, quien se trasladó hasta la península, llegando el día 24.

‘El Güero’ y su madre acudieron a la Fiscalía a presentar la denuncia correspondiente. Ahí, el médico legista acreditó que las lesiones correspondían a un ataque sexual y recomendó que fuera internado de emergencia, pues aún presentaba hemorragias y golpes considerables. Increíblemente, en el centro médico fue víctima de otro acto de discriminación, pues el médico cuestionó su orientación sexual.

Luego de que José Eduardo falleció a causa de las lesiones provocadas por los policías, la señora Echeverría trasladó el ataúd de su vástago hasta el Palacio de Gobierno de Mérida para exigir justicia. El gobernador Mauricio Vila se pronunció acerca de este incidente hasta la tarde de este sábado y la Fiscalía finalmente reveló a que corporación pertenecen los asesinos.

Sin embargo, el incidente que se cobró la vida de ‘El Güero’ no es un incidente aislado, sino que es el último eslabón en una cadena de abusos de autoridad que han sucedido durante la gestión de Vila. A finales del año pasado, por ejemplo, un hombre murió bajo custodia policial tras haber sido víctima de tortura.

En noviembre de 2020, el occiso fue detenido por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) mientras circulaba por el municipio de Progreso. De acuerdo con reportes de la prensa local, los agentes argumentaron que habían detectado drogas al interior del vehículo, por lo que detuvieron a los dos pasajeros.

Posteriormente, habrían sido sacados de la mancha urbana y llevados a la zona de manglares, en donde fueron subidos a un vehículo oficial. Ahí, los uniformados procedieron a una serie de maniobras ilegales para ‘obtener información’ sobre el origen de los narcóticos, las cuales incluyeron el uso de agua para ahogarlos y descargas eléctricas.

Sin embargo, el detenido que recibió este último castigo sufría de problemas cardiacos, por lo que la utilización de la pistola eléctrica terminó por costarle la vida, hecho constatado por los propios policías una vez que, tras dejarlo ‘descansar’, se dieron cuenta de que no tenía signos vitales.

Otros incidentes en los que ha destacado el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades son la represión a las protestas llevadas a cabo durante el Informe de Gobierno que Mauricio Vila presentó el enero de 2020; así como durante la marcha por la despenalización del aborto celebrada en septiembre de 2019.

Lo peor del caso es que parece ser que estos abusos se dan incluso al interior de las propias corporaciones policiacas. Una fuente se acercó a la redacción de The México News asegurando que hay denuncias de violación por parte de mujeres policías hacia sus superiores (hasta la publicación de esta nota los documentos aún no fueron enviados).

Con información de Notiexpress.

Imagen:

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: