junio 19, 2022

Tenemos que hablar de Ezra Miller y del rodaje maldito de The Flash

La situación de Ezra Miller, sus acciones, y las posibles repercusiones en el estreno de la película The Flash (2023) se ha vuelto cada vez más extraña y el silencio de Warner cada vez más incomodo. Warner se encuentra metido en...

// Por: Staff

Jue 16 junio, 2022

Por: Carlos Miguel Rosales

La situación de Ezra Miller, sus acciones, y las posibles repercusiones en el estreno de la película The Flash (2023) se ha vuelto cada vez más extraña y el silencio de Warner cada vez más incomodo.

Warner se encuentra metido en una situación difícil que cada vez se complica más, como la filmación de The Flash.  Si bien es cierto que la idea de una película del corredor escarlata tiene ya algunas décadas, este proyecto en particular parece que estaba maldito desde un inicio.

[embedded content]

En julio de 2013 se anunció que el universo compartido de DC tenía planes para estrenar una película de Flash en 2016. En su momento el protagonista de la serie Arrow, Stephen Amell, se mostró molesto al considerar que anunciar una película del personaje, previo al estreno de la serie protagonizada por Gran Gustin, como el Flash de la tv, podría quitar los reflectores de la misma.  Pero, el tiempo paso, Arrow llegó a una corrida de ocho temporadas y el Flash CW está a punto de llegar a su novena temporada y aun no se ha estrenado la película con Ezra Miller.

Si se llegara a estrena The Flash de Andy Muschietti en 2023, sería justo para celebrar el decimo aniversario del primer anuncio sobre la película. El universo extendido de DC comenzó Superman (2013) y Ezra Miller realizó dos cameos como Barry Allen/Flash, uno en Batman V. Superman (2016) y otro en Suicide Squad (2016), pero la crítica y la audiencia se mostraron divididas ante los proyectos. Así que Flash tuvo su primer aplazamientos para estrenar en 2018.

Dos problemas se presentaron ante la preproducción de la película, encontrar un guionista y encontrar un director. Originalmente se consideró a James Wan para su dirección, pero dada la opción de elegir, Wan al final eligió dirigir Aquaman (2018).

Los directores Phil Lord y Christopher Miller en 2015 escribieron un guion para el filme, con la opción de dirigirlo, pero abandonaron el proyecto para dirigir Han Solo: A Star Wars Story (2018). Tomó la batuta Seth Grahame-Smith (Lego Batman: The Movie, 2017), pero este abandonó el proyecto por “diferencias creativas”.

Después de la partida de Grahame-Smith, la preproducción de la película se planeó para 2016 con Rick Famuyiwa (Dope, 2015), pero antes de comenzar el rodaje también abandonó el proyecto por “diferencias creativas”.

Mientras esto sucedía Justice League (2017) fue estrenada con la emergente dirección de Joss Whedon, ante la salida de Zack Snyder, donde Ezra Miller hizo por fin su aparición como Flash. Nuevamente la crítica y el recibimiento de público fue mixto, y con un solo éxito en mano (Wonder Woman, 2017) se planteo la posibilidad de darle un nuevo giro a la franquicia con una película protagonizada por Flash. La idea del Flashpoint surgió.

El rodaje de Flash estaba suspendido de forma indefinida mientras se buscaba a un director y ya no había fecha de estreno. Joby Harold fue contratado para hacer un nuevo tratamiento al guion. La dirección de la película fue ofertada a varios directores y se habló  en su momento de Robert Zemeckis, Matthew Vaughnn, Marc Webb, Jordan Peele y Ben Affleck, todos rechazaron la oferta o presentaron conflictos de calendario.

En 2018 John Francis Daley y Jonathan Goldstein (Game Night, 2018) entraron al quite y se esperaba que comenzaran filmación en 2019. Para entonces se esperaba un nuevo tratamiento para el guion.

El primer problema que Ezra Miller presentó para la película The Flash (que ya había abandonado el título de Flashpoint) fue que el actor no estaba de acuerdo con el guion de Daley y Goldstein. En 2019 medios como The Hollywood Reporter dieron la noticia de que él, junto a la leyenda de los cómics Grant Morrison estaban reescribiendo el guion.  WB rechazó está propuesta, pero la brecha entre el estudio y los directores ante este incidente derivó en su salida del proyecto.

El drama de la producción terminó cuando Andy Muschietti (It, 2017) llegó a un acuerdo con WB y Christina Hodson fue elegida para escribir el guion y se esperaba que empezaran a filmar en 2021 para estrenar en junio de 2022.

La pandemia hizo estragos en la filmación como en la mayoría de los proyectos cinematográficos del mundo y The Flash cambio su fecha de estreno para noviembre de 2022. Por fin parecía que habría película a pesar de los retrasos por el covid. Pero el drama de Ezra Miller apenas comenzaba.

Recientemente personas que vieron un adelanto de The Flash confirmaron que probablemente está sería la mejor película que WB ha hecho hasta el momento con DC y cambiaría completamente el universo cinematográfico. Noticias como esta comenzaron desde enero de 2022.  Noticias como la participación de Michael Keaton como Batman, el regreso de Ben Affleck como Bruce Wayne y un avance en el pasado DC Fandome levantaban las expectativas ante el estreno.

Pero Warner no contaba con el factor Ezra Miller.

El primer gran problema de comportamiento de Ezra se dio en abril de 2020, en el cual el actor de Fantastic Beast And Where To Find Them (2016) fue captado en video ahorcando a una fan y la arrojaba al suelo. Este incidente que ocurrió en Reikiavik, Islandia, en medio de la pandemia  y se hizo viral. En primera instancia se habló de el clip estaba sacado de contexto o era falso, pero la revista Variety confirmo su autenticidad.

El asunto no pasó a mayores y Miller ahora estaba involucrado en dos grandes franquicias de WB. Algunas cejas se levantaron ya que por menos que esto, otros actores y directores habían sido despedidos, como sucedería poco después con la expulsión del actor Hartley Sawyer del show de CW, Flash, por viejos tweets.  En ese momento aun no había comenzado la filmación de The Flash, y en algunos medios se habló de la posibilidad de reemplazarlo, pero esto no sucedió.

El gran problema con Ezra comenzó este año. Por fin Andy Muschietti, aun con los retrasos por covid había terminado la filmación de la película. El actor ya había terminado de cimentar en Warner como Flash realizado dos cameos más como Flash. Uno en el evento de Crisis Infinitas del Arrowverse de CW junto a Grant Gustin, el Flash de la tv y otro en el show de HBO, Peacemaker (2021).

Pero a principios de año en redes sociales se empezaron a ver los comportamientos extraños en el actor el cuando en un video publicado el 27 de enero en su cuenta Instagram, Miller amenazó a los miembro del Ku Klux Kla del pueblo de Beulaville de Carolina del Norte, donde Ezra prácticamente habla de formar escuadrones de la muerte para buscarlos y matarlos.

Mientras el mundo estaba distraído por el bofetón que Will Smith propinó a Chris Rock en la entrega del Óscar, Ezra Miller participó en una serie de incidentes en Hawái que dejaban en claro que el incidente dos años antes en Islandia no era aislado.

El mismo día en que Will Smith hacia de las suyas en la entrega del Óscar, el 27 de marzo, Ezra había sido arrestado en Hawái por conducta inapropiada  en un bar, según reportó la revista Variety. Aparentemente el actor se había emborrachado y empezó a gritar a la gente del establecimiento. La información fue confirmada por el departamento de policía del condado de South Hilo en Hawái, confirmando que el interprete había arrebatado el micrófono de una mujer de 23 años que intentaba hacer karaoke y después había tenido un altercado físico con un hombre que jugaba a los dardos. Lo que degeneró en el arresto.

No habían pasado 24 horas del incidente cuando un orden de restricción fue presentada en contra de Ezra por una pareja de Hilo que le había ofrecido alojamiento y quienes acusaron al actor de irrumpir en su dormitorio, robar sus billeteras y haberlos amenazó con matarlos. El sitio CBR presentó la orden de la corte sobre el incidente, donde se indicaba que además se habían sustraído del lugar junto con sus billeteras, sus tarjetas de seguridad social, pasaportes, licencias de conducir y tarjetas de crédito.

WB no sentó una postura pública al respecto del comportamiento de Ezra, pero el 6 de abril la revista Rolling Stones publicó un artículo sobre una reunión de emergencia en Warner ante los recientes incidentes ocurridos en Hawái. El artículo informaba que el 30 de marzo se había realizado esta reunión donde se decidió dar pausa a todos los proyectos donde el actor estuviera involucrado, que no fueran Animales Fantásticos o The Flash. Además un fuente interna de WB había mencionada a la revista que las conductas erráticas del actor se habían hecho visibles durante el rodaje de The Flash.

Para este momento la película The Flash ya había cambiado su fecha de estreno de noviembre de 2022 a junio de 2023 y se estaba concretando el cambio de administración de WB por su fusión con Discovery.

La historia continuo y nuevamente la revista Rolling Stones reportó un incidente con Ezra Miller el 19 de abril. Ezra fue arrestado nuevamente por negarse a dejar una fiesta y aventar una silla en contra de una mujer causándole una lesión en la cabeza. La historia fue recogida por Variety y en ese artículo se mencionaba que la policía de Hawái había recibido al menos 10 reportes con incidentes en los que estuvo involucrado el actor.

Un par de incidentes más de Ezra Miller fueron reportados por TMZ, que seguían la línea de sus pasados arrestos, agresividad del actor contra policías por el mal uso de pronombres al referirse a su persona y un incidente en un bar, donde no se le permitió la entrada.

Pero para los que pensaba que la situación no podría ponerse peor o más oscura el 8 de junio el mismo sitio reportó que la familia Iron Eyes presentó una solicitud de protección en contra del actor por ser una mala influencia y poner en peligro a su hija de 18 años. De acuerdo a documentos legales Ezra conoció a Tokata en 2016, cuando tenía 12 años en la reservación de Standing Rock en Dakota del Norte lo que generó una relación que pone a su hija en peligro. En 2017 Tokata voló a Londres al set de Animales Fantásticos y dónde encontrarlos para encontrarse con Miller, cuando la chica contaba con 14 años de edad.

Los padres aseguran que mientras su amistad progresaba el actor proporcionó a la chica que en ese entonces era menor de edad de alcohol, marihuana y LSD.  El reporte asegura que Ezra irrumpió tanto en los estudios de Tokata que su hija dejó el instituto privado en Massachusetts donde estudiaba en 2021. Los padres aseguran que en enero volaron a la residencia del actor en Vermont para ir por su hija, para descubrir que Tokata no tenía su licencia de conducir, las llaves de su auto, su tarjeta de crédito y otros utensilios necesarios para vivir de forma independiente, además de encontrar moretones en su cuerpo.

Poco después de regresar a su casa, la joven voló a Nueva York para reunirse con Ezra y desde ahí se han desplazado a Vermont, Hawái y Los Ángeles. El documento legal también estipula de que Miller utiliza violencia, intimidación, amenazas, paranoia y drogas para controlar a Tokata, quien ahora solo responda al nombre Gibson, proporcionado por el actor y se le ha estipulado que debe identificarse como persona transgénero binaria, cuando ella previamente se identificaba como persona trangénero queer gay.

Tokata en respuesta a los dichos de sus padres lanzó su propia declaración, condenando la narrativa del público en general sobre su estabilidad y su salida de la escuela. Alegando transfobia y control por parte de su padres y que su “camarada” Ezra Miller lo que ha hecho es protegerla durante un momento difícil de su vida.

Los Angeles Times reportó que la corte concedió la orden de protección en contra Ezra, donde se estipula que el actor no puede acercarse a la familia Iron Eyes o a Tokata, pero cuando la policía fue a entregar los papeles no pueden encontrarlo.

Ezra respondió a estas acusaciones de seducción, abuso y corrupción de menores en sus historias de Instagram con memes, alegando que se encontraba en otra dimensión o en otro universo y por eso no podían localizarlo.

Warner Bros. Discovery y su política de no pronunciarse ante los incidentes de conducta de Ezra Miller se han convertido en una situación imposible y en una pesadilla de marketing y relaciones públicas. WB tiene en sus manos una película de 200 millones de dólares y contando, que no puede ser promocionada por su protagonista. Cambiarlo digitalmente o volver a filmar sus escenas costaría una fortuna, ya que Miller, además de encontrarse en la mayoría de las escenas parece que interpreta varias versiones de Barry Allen en el filme.  Enlatar la película tampoco es una opción, ya que el estudio la convirtió en piedra angular del futuro de su universo cinematográfico. Y estrenarla en HBOmax representaría perdidas catastróficas.

La política de silencio de Warner no ha funcionado y la situación de Ezra aun no llega a su final. Ante esto el estudio no puede seguir ignorando la situación y tendrá que elegir el menor de todos lo males en cualquier momento. El tiempo de una declaración también ha pasado, tomar una postura, cualquiera que sea solo será en detrimento de la película, mientras Ezra parece que aun no toca fondo y su situación, aunque parezca increíble aun se puede poner peor.

#Expresion-Sonora.com #Sonora
Tomado de https://warp.la/