agosto 14, 2021

Talibanes toman Jalalabad y Kabul queda aislada

Los insurgentes entraron sin combatir a la ciudad y se situaron a menos de una hora por carretera de la capital afgana. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all...

Los talibanes tomaron “sin combatir” la ciudad de Jalalabad a primera hora de este domingo (15.08.2021), dejando a Kabul cada vez más aislada y como la única ciudad grande aún bajo control del gobierno, mientras Estados Unidos inició la evacuación de su embajada en la capital afgana.

Los insurgentes publicaron fotos en Internet a primera hora del domingo en las que aparecían en la oficina del gobernador en Jalalabad, la capital de la provincia de Nangarhar.

“Nos despertamos esta mañana con las banderas blancas de los talibanes ondeando por toda la ciudad. Entraron sin combatir”, comentó el poblador Ahmad Wali, quien confirmó así la version divulgada por los insurgentes en sus redes sociales.

Abrarullah Murad, un legislador de la provincia, dijo a The Associated Press que los insurgentes se apoderaron de Jalalabad después de que los ancianos negociaran la caída del gobierno allí.

La toma de este domingo se produce en medio de los rápidos avances de los talibanes durante la semana pasada, presionando al gobierno central de Afganistán mientras Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá se apresuran a enviar tropas para sacar del país a su personal diplomático, mientras miles de personas han llegado a Kabul huyendo del avance insurgente.

Aprehensión y temor en Kabul

Mientras los talibanes estrechaban el cerco sobre la capital, pobladores asustados formaron largas filas frente a los bancos en espera de retirar sus ahorros, y algunas oficinas se quedaron sin efectivo.

Residentes cerca de la prisión de Pul-e-Charkhi, en las afueras de Kabul, dijeron a AFP que escucharon disparos desde dentro de presidio, posiblemente por un amotinamiento.

Para los pobladores de Kabul y los decenas de miles que han buscado refugio las últimas semanas, el sentimiento dominante era de aprehensión y temor.

Muzhda, una mujer soltera de 35 años que llegó a la capital con sus dos hermanas tras huir de la vecina Parwan, dijo estar aterrorizada. “Estoy llorando día y noche. Si llegan los talibanes y me obligan a casarme, me suicido”, aseguró a la AFP.

Los talibanes impusieron una versión estricta del islam cuando gobernaron Afganistán de 1996 a 2001.

Afghanistan | Menschen fliehen aus Kabul

Una escena común en el aeropuerto internacional de Kabul, capital de Afganistán, que se es ahora el único lugar de escape ante la inminente llegada de los talibanes.

Talibanes controlan casi todo el país

Con la caída de Jalalabad, acontecida un día después de la toma de Mazar-i-Sharif, que fuera un bastión antitalibán, los insurgentes controlan casi todo el país, tras 10 días de conquistas aceleradas contra las fuerzas gubernamentales y caudillos locales.

Horas antes de la captura de Mazar-i-Sharif, el atribulado presidente afgano, Ashraf Ghani, buscó proyectar autoridad con un mensaje al país en el que habló de “removilizar” a los militares mientras busca una “solución política” a la crisis.

Pero las últimas derrotas fueron un duro golpe para Ghani y su gobierno, y dejó a los talibanes con combatientes a menos de una hora de Kabul y en control de todas las cartas de una negociación sobre la rendición de la capital.

Comienza evacuación de Embajada estadounidense

En tanto, Estados Unidos comenzó a evacuar a los diplomáticos de su embajada en Kabul, según dijeron a Reuters dos funcionarios estadounidenses este domingo.

“Tenemos un pequeño grupo de personas que se van ahora mientras hablamos. La mayoría del personal está listo para irse… la embajada sigue funcionando”, dijo uno de los funcionarios, que habló bajo anonimato.

El sábado, el presidente estadounidense Joe Biden ordenó el envío de otros mil soldados para ayudar a asegurar la evacuación de emergencia de los empleados de la embajada y de miles de afganos que trabajan con las fuerzas norteamericanas y temen represalias.

Cualquier acción “que ponga en riesgo al personal estadounidense o a nuestra misión allí, se encontrará con una respuesta militar estadounidense rápida y contundente”, advirtió Biden.

El refuerzo militar se suma a los 3.000 soldados estadounidenses enviados en los últimos días y los 1.000 que permanecían desde que Biden anunció en mayo el retiro final de la presencia militar de 20 años en Afganistán, que deberá completarse el 11 de setiembre.

jc (afp, ap, reuters)     

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all

A %d blogueros les gusta esto: