octubre 31, 2022

Sistema de aire acondicionado de cerámica porosa utiliza agua para enfriar espacios sin electricidad

Tomando la arquitectura egipcia como una inspiración, así como los sistemas de refrigeración que utilizaban los palestinos, Yal Issacharov nos ha presentado el nuevo sistema llamado ‘Nave’, un sistema acondicionado ecológico que está hecho de baldosas de terracota y un flojo de agua.

Este sistema ha sido diseñado con el objetivo de conseguir la mejor refrigeración autónoma de espacios en edificios que necesiten este tipo de soluciones. Nave se encarga de funcionar como un sistema de riego automático en el que el agua fluye desde su estructura interna, a través de las paredes permeables de terracota, con lo que consigue mantener el espacio con una buena temperatura.

Un detalle importante que no podemos pasar por alto es que tiene una disposición modular y personalizable, el cual tiene unidades independientes que están montadas sobre la pared y que se pueden instalar en cualquier parte de nuestro hogar, por lo que ha terminado siendo una solución bastante efectiva que muchos de nosotros podemos aprovechar.

El sistema de aire acondicionado de terracota porosa 'nave' utiliza agua para enfriar espacios sin electricidad

Un funcionamiento basado en el agua 

Entre los detalles que debemos de tener en cuenta sobre “Nave” de Yael Issacharov, es que funciona como un sistema de riego sistematizado y automático que funciona en cuanto el agua se vierte por la parte interior hueca que tiene.

Al hacerlo, el agua se mueve por la pared, se evapora y es transformada en vapor por el calor del aire. Como resultado, esto absorbe el calor del aire, consiguiendo enfriar el agua y el material, por lo que la habitación se siente más fresca. Como puedes ver, se trata de un sistema que no utiliza electricidad, y aunque requiere de una interacción mínima, las personas pueden pausar, reprogramar o apagar los ajustes preestablecidos de humedad y temperatura según las necesidades que tengan.

El diseñador ha comentado que el objetivo principal que tenía con este proyecto era adaptar el sistema de paredes circundantes, consiguiendo así transformarlas de un factor pasivo a uno activo. Su inspiración fue el trabajo del egipcio Hassan Fathy, quien fue quien comenzó a utilizar estos métodos de construcción tradicionales al momento de diseñar edificios que contarán con una conexión local.

Este nuevo método de enfriamiento también está basado en el jara palestino, que es un recipiente de agua de terracota tradicional que se utilizaba suspendido sobre el techo con el fin de mantener el agua potable el espacio fresco.

El sistema de aire acondicionado de terracota porosa 'nave' utiliza agua para enfriar espacios sin electricidad

Adaptabilidad, sostenibilidad y montaje 

Tal y como hemos mencionado anteriormente Nave es modular y adaptable, integrándose fácilmente en cualquier tipo de interior. Nos encontramos con patrones de rejillas que terminan siendo una alusión importante dentro de los orígenes árabes de ‘Nave’, los cuales se encargan de darle un gran toque estético al lugar.

Además, debemos de tener en cuenta que este sistema acondicionado está disponible en tres variantes: particiones, azulejos de pared y un tótem (que es un disipador de calor vertical). Todos estos utilizan muy poca energía y agua, además de que encajan a la perfección con el diseño que tienen la gran mayoría de los edificios amigables con el medioambiente.

El sistema de aire acondicionado de terracota porosa 'nave' utiliza agua para enfriar espacios sin electricidad

https://www.instagram.com/yyael.is/

Comparte este artículo:

Tomado de https://elhorticultor.org/