enero 18, 2022

Si confías en mí, dilo y si me amas, demuéstralo

Si quieres a alguien en tu vida sólo demuéstralo, más allá de las palabras que se las lleva el viento y ¡hazlo!

Recuerda lo que vales

Hace unos días recibí una llamada, después de meses de no saber de ella. No contesté. –Quizá se marcó su teléfono por error- Han pasado las semanas y no volvió a llamar.  En ese momento pensé lo que mi abuela me dijo alguna vez: “De nada sirven las palabras que confunden, el amor se demuestra con acciones”

Conocemos a alguien, nos enamoramos, rompemos y nos desilusionamos. Y el problema no radica en querer a alguien más, sólo que a veces vamos tan rápido que no nos damos cuenta del verdadero rostro de con quien estamos.

“La vida tiene un secreto persistencia y consistencia, eso es lo que hacen las personas exitosas” –me lo dijo mi abuela mientras mirábamos el mar desde la ventana en casa- Y lo mismo debería pasar con el amor: quien quiere a alguien hace todo lo posible por estar ahí. Intentas hasta lograr una respuesta.

Si me quieres en tu vida, hazme parte de ella


Si una persona es lo importante para que quieras que forme parte de tu vida, entonces deberías de tomarla como prioridad y mantenerla cerca con interés verdadero, sin encuentros forzados.

No tienes que luchar ni competir por la atención, si eso sucede, entonces no estás en el lugar indicado.

La vida es más allá de un mensaje de WhatsApp: son los momentos que vives, lo que vuelve importante a una persona. Quien te pone como prioridad probablemente te merezca porque es alguien que se preocupa por ti.

No se trata de palabras, tampoco de mover el cielo, el mar o la tierra…simplemente es formar parte de la vida de alguien más de manera genuina y corresponsable.

El amor demuéstralo con acciones

Es normal que con el paso de los años las relaciones y las personas cambien, por eso hay que hablar sobre la relación y procurar volver a recuperar lo que enamoró a la persona que tenemos a nuestro lado.

Pero el amor se demuestra con acciones, no con palabras vacías. Ese roce de manos, ese beso sincero sin motivo alguno, pueden marcar que los miembros de una relación sepan que el cariño y el deseo aún está vivo entre ellos o no. Y ten muy en cuenta que todo esto es cosa de dos.

Si le quieres, demuéstralo con hechos, no solo con palabras. Solo así estas tendrán el valor que se merecen

Mereces amor, respeto y claridad

En otras circunstancias hubiera respondido esa llamada al primer toque del teléfono, hoy después de un largo camino recorrido me doy cuenta que el amor propio, el valorarse y saber quién eres te da herramientas para no aceptar las sobras de quienes no valoran nuestra presencia.

No aceptes excusas ni mentiras. Si tienes que luchar constantemente para obtener atención, estás desperdiciando lo más valioso que tienes en la vida: tu tiempo.

Cuando tienes amor por ti mismo sabes el lugar y el valor que ocupas. Comienza a trabajar en ti y será más fácil estar listo cuando la persona adecuada llegue a tu vida.

Si quieres saber cómo viajar más síguenos:

Te recomendamos leer:



Comments

comments

Tomado de https://viajeropeligro.com/

A %d blogueros les gusta esto: