septiembre 2, 2023

Se llama Francisco y es el ferry más rápido del mundo: un barco capaz de navegar a 110 km/h cargado de coches

¿Quién dijo que viajar en barco era sinónimo de viajar lento? Por las aguas del estuario del Río de la Plata, entre Buenos Aires y Montevideo, navega un ferry que es capaz de enlazar ambas ciudades en menos...

¿Quién dijo que viajar en barco era sinónimo de viajar lento? Por las aguas del estuario del Río de la Plata, entre Buenos Aires y Montevideo, navega un ferry que es capaz de enlazar ambas ciudades en menos de dos horas y cuarto y llegar casi a los 110 kilómetros por hora (km/h), la marca que al menos en 2019 alcanzaban los trenes de Metro Madrid en sus tramos de mayor velocidad. Tan raudo es el buque que puede presumir de tener un récord Guinness desde hace ya unos cuantos años y a menudo se presenta como el navío para pasajeros más rápido del mundo. La velocidad sin embargo es solo una de sus fascinantes peculiaridades.

Así es el HSC Francisco.

¿Cómo es el HSC Francisco? Rápido. Muy rápido. El buque, un ferry Ro-Pax pensado para transportar tanto pasajeros como vehículos, es capaz de alcanzar los 58,1 nudos, equivalente a 107 km/h, una velocidad sorprendente que le ayuda en la ruta de 225 kilómetros que cubre entre las ciudades de Buenos Aires y Montevideo.

Para hacerse una idea de lo veloz que es la embarcación, en 2019 Metro Madrid aseguraba que sus vehículos se movían por la red subterránea de la capital a una media de entre 30 y 32 km/h y que únicamente en algunos tramos sus máquinas eran capaz de llegar a 110 km/h. El encargado de operar el HSC Francisco es la compañía Buquebus. Y sí, su nombre es un guiño al Papa Francisco.

¿Hay más datos? Sí. Tanto su fabricante, la compañía Incat, como la firma operadora, Buquebus, han publicado la ficha técnica del ferry. El HSC Francisco mide 99 metros de eslora, 26,94 m de manga y tiene un calado de 2,98 m. Su tabla indica que puede transportar un máximo de 1.024 personas —entre los pasajeros y la tripulación— acomodadas en diferentes categorías y un centenar y medio de vehículos, si bien la compañía precisa que desplaza únicamente 135.

Para distribuir su carga, el navío dispone de varios niveles: el primero está destinado a los automóviles, para los que reserva plazas de 4,5 x 2,3 m; y sobre él se levantan otros dos con un bar, vestíbulo, tienda, instalaciones sanitarias, salón y una sala exclusiva para los pasajeros que pagan el billete más caro. Quien quiera viajar en la ruta Buenos Aires-Montevideo a bordo del HSC Francisco tiene a su disposición cuatro tarifas, que van desde la turista económica a la VIP.

¿Cómo funciona? Para impulsarse el buque dispone de dos turbinas de gas GE Energy LM2500, diseñadas con el propósito de quemar gas natural licuado (GNL) o destilado marino y que alcanzan, cada una, una potencia nominal de 22 MW. Su sistema de propulsión incorpora un par de hidrojet axiales Wärtsilä LJX 1720 SR.

«Usa destilado marino para la puesta en marcha y durante los minutos siguientes, hasta que los intercambiadores de calor hayan producido suficiente gas a partir del GNL para permitir el cambio al gas natural licuado», precisa Wärtsilä, que aclara que al llegar a puerto y durante las maniobras, vuelve a usarse destilado.

¿Cómo es su interior? Para cargar el combustible, la embarcación está equipada con dos tanques de almacenamiento de gas natural licuado aislados y con una capacidad de 43 metros cúbicos, capaces de mantener el combustible a -163ºC.

«Cada casco del catamarán tiene un tanque de gas natural licuado —detalla Wärtsilä—. Ubicados en el centro del barco, en un compartimento situado encima de los tanques de destilado marino de doble fondo, los tanques de gas son de acero inoxidable de doble pared». Gracias a sus tanques el navío es capaz de operar hasta cuatro horas a alta velocidad, suficiente para cubrir un viaje de ida y vuelta de 250 millas náuticas en el Río de la Plata y reabastecerse solo en uno de los puertos.

¿Cómo de rápido es? Suficiente para que figure en el Guinness World Record como «el ferry más rápido» del mundo, sea señalado a menudo como el barco de pasajeros más raudo y la propia Buquebus presumade que es capaz de cubrir la ruta entre Buenos Aires y Montevideo en menos de dos horas y 12 minutos. Cuando se habla de velocidad y navíos hay sin embargo muchos matices.

El HSC Francisco puede ser el buque más rápido de su categoría y superar con creces a otros ferrys, como el Betancuria Express (38 nudos) o el Ceuta Jet, capaz de desplazar a 428 pasajeros y 52 vehículos a un máximo de 35 nudos, pero queda por debajo de las marchas que son capaces de alcanzar otras embarcaciones más ligeras. Hace un año, sin ir más lejos, el piloto Shaun Torrente logró poner la lancha eléctrica V32 a una sorprendente velocidad de 175 km/h.

Imágenes: Robert Heazlewood (Incat), Wikipedia y Buquebus marketing

En Xataka: La industria del barco necesita reducir sus emisiones. Y para eso tiene a su primer portacontenedores de metanol verde

#Sonora #Expresion-Sonora.com –> Tomado de https://www.xataka.com/index.xml