Santiago Ormeño, otro que fracasa en Chivas

En Chivas han traído a delanteros como “solución”, pero terminan siendo un problema másTomado de https://www.informador.mx/rss/deportes.xml...


Son contadas las ocasiones en las que un delantero llega al Guadalajara y rinde los frutos que la afición, directiva y el cuerpo técnico en turno quieren. Se han dado casos de Omar Bravo en su segunda etapa, Alan Pulido, Rodolfo Pizarro, Alexis Vega o José Juan Macías, sin embargo, hay otros jugadores que han llegado al Rebaño Sagrado que no justifican el gasto y terminan por ser repudiados.

Tener un delantero letal es algo de lo que Chivas carece históricamente, salvo contadas ocasiones como con los casos de Salvador Reyes, Javier Hernández y los mencionados Bravo y Pulido.

El Rebaño Sagrado ha buscado centros delanteros en el futbol mexicano y en el futbol del extranjero, sin embargo, terminan por ser malas decisiones, contrataciones que se convierten en petardos y que simplemente se van por la puerta trasera.

Casos como los de Oribe Peralta, Aldo de Nigris, y antes Jared Borgetti, Carlos Ochoa y Ángel Reyna son solo algunos de los que entran en esta categoría con Chivas, que han sido anunciados con bombo y platillo y que simplemente no funcionan, se lesionan, tienen bajas de juego, indisciplinas y por ende, se van hasta regalados

El último de los delanteros que no rindió como se esperaba será el peruano mexicano, Santiago Ormeño, quien ya no entra en planes de la directiva que comanda Amaury Vergara y Fernando Hierro, así como del cuerpo técnico del profe Pauno.

Carlos Ochoa

Quien fuera delantero de equipos como Jaguares, Monterrey y el Osasuna de España, fue refuerzo de Chivas para el Torneo Clausura 2009, Carlos Ochoa fue un refuerzo para el olvido y en un breve periodo de apenas cuatro meses solamente jugó 12 partidos y anotó apenas dos goles, ambos marcados en su debut como rojiblanco en el empate 3-3 con Cruz Azul en la primera fecha.

Jared Borgetti

El histórico delantero formó parte del Guadalajara durante los primeros cinco meses de 2009, surgió de la cantera del eterno rival de ciudad, el Atlas. Jared Borgetti fue refuerzo del Rebaño y en un breve periodo, solamente jugó siete partidos de Liga MX, pero no anotó ningún gol.

Aldo de Nigris

El delantero regiomontano llegó a las Chivas de Guadalajara como uno de los refuerzos para el Apertura 2013 luego de su exitoso paso por los Rayados de Monterrey, pero su nivel de juego bajó ostensiblemente al grado de que nunca se pudo afianzar como titular y dos años después salió de la institución. Hizo 12 goles en 55 partidos y sufrió una dura lesión que lo retiró de las canchas.

Ángel Reyna

Su llegada a Chivas fue anunciada entre bombo y platillo y terminó por ser un fiasco, al grado de ser enviado a Tercera División. Llegó el 29 de mayo de 2014, tras oficializarse su traspaso por unos seis millones de dólares, proveniente de Veracruz. Luego de su petición de salir por el conflicto con el “Chepo” de la Torre, no fue registrado para el Clausura 2016 y pasó al Chivas San Rafael antes de marcharse por la puerta trasera.

Oribe Peralta

La última fechoría del entonces directivo del Guadalajara, José Luis Higuera, hoy dirigente del Morelia de la Liga de Expansión. Aunque era un delantero histórico para México, con grandes actuaciones con Santos, América y Selección Mexicana, Peralta llegó a Chivas para el Apertura 2019 y solamente hizo dos goles antes de retirarse de las canchas después del Apertura 2021.

Santiago Ormeño

Es un hecho: el seleccionado peruano saldrá del Club Deportivo Guadalajara luego de apenas un torneo en el equipo.

El profe Pauno, estratega de Chivas, confirmó que el delantero no figura en los planes del conjunto rojiblanco en el proyecto de Fernando Hierro como director deportivo.

En su paso con el Rebaño, Ormeño marcó un sol gol oficial, pero llama la atención que se le dará prioridad a jugadores que no vieron acción en la pretemporada rojiblanca.

Tomado de https://www.informador.mx/rss/deportes.xml