Sabás Ponce recuerda con cariño al “Tigre” Sepúlveda

Quien fuera compañero del "Tigre" en Chivas, Sabás Ponce recordó a Sepúlveda como un hombre humilde, que veía siempre por los demás  Tomado de https://www.informador.mx/rss/deportes.xml...


Acudió a darle el último adiós. Al platicar de su gran amigo, la sonrisa era inevitable porque aseguró Sabás Ponce, que Guillermo Sepúlveda siempre fue una persona humilde, que veía por los demás, eso sí, con carácter fuerte y era elemental en los partidos del campeonísimo, porque salía en los momentos difíciles para sacar a flote los encuentros.

“Éramos un grupo homogéneo, siempre viendo para adelante, unidos en todo momento. Esto es un momento difícil el que estamos viviendo. Deja un legado importante, sus deseos siempre de ganar, de jugar, de unión. Nosotros siempre salíamos a ganar, se llamara como se llamara, Nacional, América, lo único que queríamos era ganar los partidos, esa siempre fue nuestra misión y por eso fuimos lo que fuimos”.

Cuando había algún problema, siempre con su carácter fuerte ayudaba que todo saliera bien, metía calma en el campeonísimo y ahora que el “Tigre” se adelantó, Ponce recordó algunos momentos  importantes.

“Teníamos una unión como familia, por eso perduró todo, por eso pudimos hacer lo que hicimos y perduró durante muchos años, por eso fuimos lo glorioso que fuimos en esas Chivas. Anécdotas hay muchas de Guillermo, pero pasamos muchas vivencias, viajamos mucho, fue una cosa preciosa en todo momento, eso sí, era muy agradable, sensato y aconsejaba a todo mundo. Era un maestro para todos”.

Precisó Ponce que cuando él entró a Chivas, ya estaba el “Tigre” Sepúlveda, así que le tocó apoyarse en  muchas ocasiones en su experiencia, fue como un  guía que lo ayudó para que todo fuera más sencillo.

“En mi debut fuimos campeones por vez primera, de ahí no soltamos esas glorias pero siempre respaldados por la experiencia, la fueras del “Tigre”, del “Mellone” Gutiérrez y conjuntado con gente inteligente para jugar al futbol. Fuimos una combinación de fuerza con inteligencia”.

Cuando comenzaron a incrementar la rivalidad ante el América, si alguien tuvo que ver, esa persona fue el “Tigre” Sepúlveda, porque jamás se dejaba del rival y siempre los buscaba para decirles que Chivas era “papá”.

“Era el que gritaba, lo hacía por apantallar al del América (cualquiera con camisa de las Águilas) y siempre gritaba, les metía algo en la cabeza con sus gritos y gracias a Dios, con nosotros en ese tiempo no pudieron, siempre fueron nuestros hijos y hasta la fecha, lo siguen siendo”.

AJ

Tomado de https://www.informador.mx/rss/deportes.xml

A %d blogueros les gusta esto: