Revocación: participar o perder por default

...

Finalmente, López Obrador se salió con la suya y el 10 de abril se va a llevar a cabo la consulta para lo que debería ser una Revocación de Mandato y va a acabar siendo una manifestación pública de apoyo al presidente.

Hay que recordar que la aprobación para incluir en la Constitución la figura de la Revocación de Mandato y la pregunta que finalmente se va a hacer fue avalada por parte de la oposición, por lo que no vale quejarse cuando en su momento no tuvieron la visión para prever lo que iba a pasar.

López Obrador le puso un cuatro a la oposición y ésta cayó redondita. El presidente sabía desde un principio que él y Morena iban a convocar a la consulta no para su revocación, sino para su ratificación. El presidente no tiene forma de perder en la consulta dado por un lado la capacidad de mover a su gente para que vaya a votar y por el otro porque tiene 65% de apoyo popular, es más en las encuestas que se han hecho más de 70% votaría por la ratificación.

Ante esta realidad la oposición está en el dilema de llamar a participar o no en la consulta, ya que cualquiera de los dos escenarios es negativo para ella. Si llama a participar está avalando una farsa, si no lo hace perderá por default ya que se manifestará un apoyo casi unánime a favor del presidente. No importa si se logra o no 40% de participación, la consulta va a dejar claro un apoyo amplísimo a favor del presidente y su gobierno.

Yo soy de los que piensa que hay que participar y aprovechar el espacio para tratar de abrirle los ojos a la gente para que se dé cuenta de lo mal que va el gobierno y las graves equivocaciones que ha hecho el presidente en estos tres años, que comprometen el futuro del país y sobre todo de los jóvenes.

Con el pretexto de la consulta se justifica una gran campaña de información a la población del grave problema económico que enfrentamos, el desempleo, el aumento de la pobreza, el fracaso en seguridad y en el sistema de salud y la educación.

No participar es dejarle toda la cancha libre al presidente y al gobierno para fortalecer su imagen con miras a las elecciones del 2024. Si no se participa va a parecer que no existe la oposición y que la única verdad que existe es la del gobierno. Nuevamente la oposición habrá perdido la oportunidad de conectarse con la población.

La consulta es bien vista por la mayor parte de la gente y es una estrategia más de “pan y circo” que hemos visto durante estos tres años. Para la gente es una fiesta en al que se le está pidiendo su opinión y más allá de que es una farsa innecesaria y costosa no es rechazada por la mayoría de la población.

Hay que aceptar que el presidente se salió con la suya y hacer nuestra la consulta para ganarle espacios al gobierno e informar a la gente, la siguiente oportunidad para hacerlo será hasta las elecciones del 2024 y habremos perdido tres años para descalificar y debilitar al presidente y al gobierno.

Que no nos importe el resultado, si participamos éste será menos desequilibrado, pero si perdemos por default el resultado será mucho más abultado en nuestra contra.

Demetrio Sodi

Político mexicano

Desde la cancha

Ciudadano interesado en las soluciones para el país y la Ciudad de México. Político mexicano, ha sido diputado federal (1988-1991), senador (2000-2006) y jefe delegacional de Miguel Hidalgo (2009-2012).

Tomado de https://www.eleconomista.com.mx/