Queerfobia y gordofobia Vs. Sam Smith

Tras el lanzamiento del videoclip “I'm Not Here to Make Friends”, columnistas, influencers y aficionados dijeron que la gordura del cantante debía ocultarse, que su video era un mal ejemplo y que el artista era pervertido y repugnante

El cantante no binario Sam Smith ha causado revuelo con el lanzamiento de su video musical para “I’m Not Here to Make Friends”, una declaración triunfalmente queer de alegría y confianza.

El audiovisual comienza con clips de “Over the Rainbow” de Judy Garland y con la imagen de la drag queen RuPaul llamando al amor propio, superpuestos a una escena decadente de Smith, volando a una fiesta señorial en un helicóptero dorado.

Puede interesarte: Sam Smith, eres un demonio satánico: mujer insulta al cantante en EU

Entre los muchos cambios de vestuario del video, se muestra a Smith con botas de tacón alto, arreglos en los pezones, corsés y un vestido negro ceñido. La letra de la canción reza: «No estoy aquí para hacer amigos, necesito un amante».

El video rechaza los roles de género heterosexuales y tradicionales a favor de la representación queer. Presenta atuendos que desafían el género y hombres retorciéndose en ropa interior reveladora que recuerdan a “Alejandro” de Lady Gaga o las imágenes hipersexualizadas del ícono del arte gay, Tom de Finlandia.

El video de Smith también incluye «voguing», el estilo de baile de la escena del salón de baile, popularizado por el video musical de Madonna para “Vogue”), muchas lentejuelas y, en un momento, referencias a orinar eróticamente cuando las botellas de champán saltan sobre la cara de espera de Smith.

A lo largo del clip, los géneros de muchas personas no están claros. Las habitaciones están llenas de drag queens y personas que lucen femeninas, masculinas y andróginas.

Smith, francamente, quiere follar por diversión. Y esto no es diferente de muchas otras canciones pop del mercado masivo con sexualidad explícita entretejida a lo largo de sus letras.

La reacción violenta

“I’m Not Here to Make Friends” es una canción optimista que hace que los oyentes quieran bailar, una celebración explícita de la sexualidad queer. Se trata de una desviación de la obra de Smith, formada por canciones sobre rupturas, infidelidad, soledad, dolor y autodesprecio, destacando los elementos de la vida queer que vale la pena vivir.

Si bien puede valer la pena analizar la alegría de Smith en relación con su posición como una celebridad LGBT+ blanca y adinerada (así como su decadencia en medio de una crisis del costo de vida), la crítica que ha surgido de manera más agresiva en respuesta al video es explícita en su fobia trans, gorda y femme.

Columnistas de periódicos, personas influyentes en las redes sociales y otros expertos conservadores han respondido al video de Smith afirmando que su identidad no binaria llama la atención, que su gordura debe ocultarse, que su video es un mal ejemplo para los niños y que son «moralmente envilecido”, “pervertido” y “repugnante”.

Como experta en sexualidad y género, encuentro mucho que considerar en las reacciones al trabajo de Smith. Habiéndose presentado previamente como un hombre gay, Smith ya había sido objeto de homofobia. Sin embargo, ahora son una de las únicas celebridades públicamente no binarias, lo que genera acusaciones de que están manipulando su identidad para obtener más fama.

Esta es una continuación de la discriminación transfóbica que las personas no binarias experimentan a menudo, que intenta retratar cualquier desviación del género binario como tonta y equivocada.

Para las personas no binarias, cuya salud mental suele ser peor que la de sus contrapartes cis (es decir, personas cuyo género se alinea con su sexo al nacer), el bienestar podría mejorar mediante la representación. Las reacciones negativas al trabajo de Smith podrían contravenir el impacto positivo de su exhibición pública de alegría queer.

La evidencia sugiere que la exposición de los medios a diferentes tipos de cuerpos por sí sola puede fomentar la amabilidad hacia diversos tipos de cuerpos. Sin embargo, la aceptación de las representaciones positivas de la gordura ha sido más lenta en los medios impresos y más irregular en los medios televisivos.

La femmefobia (antifeminidad experimentada a través de la discriminación social y estructural) subraya los tipos de trans y gordofobia que Smith está recibiendo.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Smith ha ido cambiando gradualmente a lo largo de su carrera de usar trajes masculinos a vestidos y corsés negros sexys. Femme y fatphobia sustentan las reacciones a su cuerpo, su expresión de género y, en última instancia, la voluntad de tomar a Smith en serio como artista.

El rechazo público a la alegría queer, femme o gorda que se encuentra en la reacción violenta al video de Sam Smith no solo impacta al cantante. Tienen consecuencias para cualquiera que vea un destello de sí mismo en el arte de Smith. Para las personas no binarias, trans, femme o gordas, los repudios conservadores de Smith tienen el potencial de causar daño y dolor.

* Profesora de Género, Universidad de Bristol.

Tomado de https://www.elsoldehermosillo.com.mx/rss.xml

#ExpresionSonoraNoticias

#Sonora

#Hermosillo

#RedesSociales

#ESN