¿Qué son los ‘vapers» y cigarrillos electrónicos prohibidos por AMLO?

Los vapeadores y cigarros electrónicos son más dañinos que los productos de tabaco normal; en México hay cerca de 15 millones de fumadores, sin contar los pasivos

Los vapeadores y cigarros electrónicos son más dañinos que los productos de tabaco normal; en México hay cerca de 15 millones de fumadores, sin contar los pasivos

RegeneraciónMx.-  En México hay cerca de 15 millones de fumadores, sin contar los pasivos, según el Scielo, un número alarmante que preocupa a los expertos. Pero cada vez son más las personas que intentan alejarse del tabaquismo y son víctimas de la falsa publicidad que asegura que los vapeadores y los cigarrillos electrónicos la alternativa saludable al tabaco. 

¿QUÉ SON LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS?

Los cigarrillos electrónicos similares a los vapeadores que producen un aerosol luego de insertar un líquido que eventualmente se calienta. Este líquido puede contener nicotina u otras sustancias como saborizantes e incluso se habla de que se puede insertar mariguana u otras sustancias en el dispositivo. 

Los vapers, los cigarros electrónicos, que muchas personas utilizan en sustitución de los cigarrillos tradicionales funcionan con baterías y son desechables una vez estas se agotan, otros más son recargables y reutilizables, pero la inhalación de un excipiente frecuentemente encontrado en dispositivos de vapeo denominado acetato de vitamina E, constituye un riesgo alto para la salud, al tratarse de una sustancia tóxica que puede ocasionar enfermedades respiratorias agudas e incluso la muerte.

¿SON LEGALES?

Ningún vapeador o calentador de tabaco cuenta con autorización sanitaria, ni reconocimiento por parte de la Secretaría de Salud como productos de riesgo reducido o alternativo. Se realizan operativos para asegurar este tipo de productos gracias a la vigilancia y denuncia ciudadana.

Aunque el mercado legal de los vaporizadores o calentadores de tabaco había crecido en el país, seguía siendo una fracción mínima en comparación con el de los cigarrillos convencionales. Philip Morris Internacional, uno de los comercializadores de estas alternativas, pasó de tener 35.000 a cerca de 42.000 usuarios de calentadores de tabaco. Paralelamente, en los últimos cinco años, la industria del tabaco aumentó sus ventas de 878 a 1.246 millones de pesos al año, de acuerdo con estimaciones del Inegi. A nivel mundial, el uso de alternativas para consumir nicotina crece velozmente, aumentando su valor conforme los usuarios cambian de preferencias.

De acuerdo con datos de varios comercializadores de productos alternativos con y sin nicotina, estos productos contienen hasta un 95% menos de sustancias nocivas para la salud, causantes de Enfermedad Pulmonar Oclusiva Crónica (EPOC) y varios tipos de cáncer. Pese a ello, la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha sido enfática en decir que, aunque se puede tratar de una alternativa para los fumadores ya existentes, no se trata de productos que estén exentos de causar daños a la salud.

Tomado de https://regeneracion.mx/mexico/