abril 24, 2022

Qatar 2022, una oportunidad para los anunciantes: Raúl Torres

...

La Copa del Mundo es la fiesta más grande del deporte más popular del mundo. Es un evento global con la capacidad de eclipsarlo todo y, en esta ocasión, Qatar será el epicentro. Treinta y dos selecciones y 736 jugadores buscarán ganar el trofeo más anhelado del balompié, y mientras eso sucede, miles de millones de dólares cambiarán de mano como consecuencia directa o indirecta de este torneo.

De acuerdo con Raúl Torres, director comercial de Promo Life, cuando se vive un evento de tal magnitud, la atención de los consumidores está centralizada, por lo que las marcas deben de encontrar la forma de subirse a la ola. Quienes no se suman a la conversación, pierden una oportunidad de capitalización única que sólo se presenta cada cuatro años.

Y es que, según información presentada por la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), la audiencia combinada que se registró en el mundial de Rusia 2018 fue de 3 mil 572 millones de espectadores. Dicho en otras palabras, más de la mitad de la población mundial estuvo al tanto del torneo.

“La proyección de cara a Qatar 2022 es aún más alentadora. Con esta audiencia potencial, es lógico que todas las marcas quieran una rebanada de un pastel tan atractivo”, señaló el directivo de Promo Life.

En México, la fiebre mundialista se vive en grande y los aficionados no se limitan al momento de gastar. De hecho, a finales de 2021 la FIFA reportó que México era el país en el que los aficionados habían comprado más paquetes para asistir al torneo (con excepción del país organizador).

“Desde el punto de vista publicitario, estemos ante una mina de oro: La Copa del Mundo es un evento Premium de larga duración (poco menos de un mes), con múltiples factores emocionales presentes, donde el público es totalmente diverso y en el que, además, la atención del usuario no se comparte con ningún otro evento. Durante la Copa del Mundo, la verdadera trinchera estará en la diferenciación de las marcas”, comentó al respecto Raúl Torres. 

La pregunta que los directores de marketing deben plantearse –indicó Raúl– no es si las marcas deben o no aprovechar el evento. Más bien, deben de estar enfocados en diseñar una campaña lo suficientemente creativa que les permita distinguirse del resto.

“Tras varios años de experiencia en el mercado, en Promo Life siempre hemos querido llevar la relación con nuestros clientes al siguiente nivel. No queremos ser vistos tan sólo como un proveedor de artículos promocionales; lo que buscamos es que las marcas nos vean como un proveedor estratégico, con la capacidad de brindar una asesoría integral y con el talento para diseñar un traje a la medida en cuanto a artículos promocionales se refiere”, concluyó.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.

Tomado de https://www.eleconomista.com.mx/