enero 18, 2022

Predicador que invitaba a la gente a no vacunarse fallece a causa del COVID-19

El predicador estadounidense Marcus Lamb, quien aprovechaba sus espacios en medios de comunicación para incitar a la gente a no vacunarse contra el COVID-19, falleció el pasado martes 30 de noviembre, víctima de la enfermedad inducida por el virus SARS-CoV2.

La noticia fue confirmada por la esposa del ministro, Joni Lamb, quien también fungía como su coanfitriona en la cadena cristiana de televisión Daystar, propiedad del matrimonio. La mujer relató que tuvieron que trasladar a su marido a un hospital luego de que sus niveles de oxígeno cayeran de forma alarmante.

También confirmó que Lamb tenía doble factor de riesgo frente al virus, pues no solo tenía 64 años de edad, sino que también padecía de diabetes, incrementando significativamente sus posibilidades de contraer la enfermedad. Su hijo, Jonathon, atribuyó el contagio –y posterior fallecimiento- de su padre a un ‘ataque espiritual’ por parte de sus enemigos.

Durante la pandemia, el fundador y conductor estrella de Daystar se hizo famoso por invitar abiertamente a sus seguidores no inocularse para protegerse del coronavirus, recomendando en su lugar ponerse a rezar. También llegó a afirmar –sin pruebas- que las vacunas ‘matan’ el sistema inmunológico y son la causa de trastornos neurológicos y de decesos repentinos.

La última vez que Lamb apareció frente a los micrófonos fue el pasado 3 de noviembre y, en aquella ocasión, se le pudo escuchar tosiendo constantemente. Durante los meses previos, aseguró estar protegido contra el virus por tomar ivermectina, un desparasitante para animales de granja cuyo uso no ha sido avalado por ningún órgano regulador.

Tras culminar sus estudios y ordenarse como ministro, Marcus Lamb inició su aventura en los medios en 1980, fundando The Word of God Fellowship, compañía que, tras fundar y vender la cadena WMCF-TV en Alabama, terminaría creando Daystar Television Network en 1997.

De acuerdo con la propia emisora, se ha convertido en la segunda cadena cristiana más grande del mundo, llegando a un mercado de 108 millones de telespectadores a través de la televisión por cable. En 2020, la empresa solicitó un apoyo gubernamental por 3.9 millones de dólares; pocas semanas más tarde, adquirió un jet privado tasado en 10 millones de dólares.

Imagen: El Tiempo

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: