abril 10, 2021

“Metacinemtográfica” he dado en llamar a esas películas que desarrollan su ambiente en el cine mismo, en toda la amplitud de la expresión, es decir, el cine en el cine. Y no sólo porque Mariano —Tío Rober… o Roberto Andrade, pues— ...

“Metacinemtográfica” he dado en llamar a esas películas que desarrollan su ambiente en el cine mismo, en toda la amplitud de la expresión, es decir, el cine en el cine. Y no sólo porque Mariano —Tío Rober… o Roberto Andrade, pues—  no pierda oportunidad de presumirnos las películas —intuyo que son de la colección personal del Tío Rober— que posee y a las que les ha creado una especie de altar sagrado, sino porque el filme parece estar lleno de referencias, más allá de la multicitada Pink flamingos (1972, John Waters), aparecen varias alusiones del cine de comedia.

Ok, está bien (2020), dirigida por Gabriela Ivette Sandoval y con el guion del comediante de culto: Tio Rober —quienes (chisme aparte) fueron pareja hace unos ocho años—, lanza un recto al cine nacional, dándonos un estilo de comedia bastante fresco pero con la fuerza de lo clásico. Y es que el cine cómico en México se quedó bastante acartonado con las propuestas de los mismos que formaron parte del duopolio televisivo de nuestro país; desde Cero y van cuatro (2004), Matando cabos (2004) y El infierno (2010) —al menos para este humilde servidor— se extraña una propuesta de calidad.

No obstante es preciso decir que Ok, está bien se cuece aparte respecto de las obras antes mencionadas. No quiero hablar más sobre la atmósfera Woody Allen, porque eso lo vas a hallar en otras diez reseñas, lo que sí me interesa es destacar el atrevimiento para desarrollar un cine crudo en un tono absurdista e irónico. Yo diría que deja un sabor de boca a existencialismo camuseano. Quién sabe, es posible que sólo sea mi sesgo, pero deben recordar que este espacio se trata de bastantes imprecisiones salidas de un amante de la cinematografía —porque decir “cinéfilo” me fastidia—.

La película se atreve a presentar una verdadera comedia, es decir: la comedia por la comedia, dado que no trae ninguna enseñanza moral —al menos no explícitamente— e incluso puede resultar polémica, sin embargo Tío Rober nos acentúa la importancia de la libertad creativa, sobre todo en la comedia —lo mismo advertimos en su ejercicio standupero—, no parece conceder ni un ápice de autocensura, sabiendo que eso significaría la perdida de la calidad, de eso ya tenemos mucho, sería más de lo mismo. La comedia es el ámbito que se puede permitir mostrar los vicios más grotescos de la humanidad, si lo hace con tibieza, entonces es una expresión corrupta.

Decidí deliberadamente no darte una sinopsis de Ok, está bien, para que vayas a verla desde cero, aunque eso quizá parte más del romanticismo de un dinosaurio que en ocasiones gusta de ver películas sin tener idea de la trama. Eso quiere decir que podrías tomar este breve escrito como una invitación/regalo, para ir a ver una película que va a ser toda una sorpresa —aunque posiblemente irás a ver el tráiler en YouTube, eso no quitará la experiencia que vas a tener— y una revelación.

Necesitamos más comedia de calidad en nuestro país, no olvidemos que es a partir de ella generamos muchas de nuestras cualidades críticas y autocríticas, sea o no la intención de nuestros creadores, por lo tanto sería importante apoyar estas producciones, para incentivar el desarrollo de una cinematografía nacional de calidad. Así como el sapere aude es la invitación desde la filosofía para atreverse a pensar, diremos aquí videre aude, atrévete a ver, adéntrate en propuestas que rompan con el espacio de confort creado por el cine de fórmula.

Ok, está bien no es una película más en blanco y negro, no es comedia fácil, ni comedia simple, no es otra película pretenciosa. Esto es demasiado decir para una película que aparece durante una pandemia, lo que la hace tener todavía mayores problemas para su proyección, que los que comúnmente tiene el cine mexicano. Sin embargo la podrás disfrutar en su actual gira por diversos autocinemas del país —consulta las fechas de la gira en sus redes sociales—, además de disfrutar al final de una charla con el Tío Rober y parte del equipo de la película, y un regalo extra: una rutina de standup, que complementará la noche, para cerrar con las carcajadas que se te saldrán a lo largo de la película.

¡Prepárate para reír!

[embedded content]

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://Elfaronorte.com/feed

A %d blogueros les gusta esto: