diciembre 2, 2021

Perlas y contraperlas de reciente entrevista (1 de mayo de 2021) a Roger Bartra en la revista Letras Libres

Por Beatriz Aldaco A.  Bartra: “Son los partidos (PAN, PRI Y PRD) que, paradójicamente, abrieron paso al triunfo electoral de López Obrador, quien ahora los quiere liquidar y los denuesta como corruptos”.  Réplica 1: ¿Cómo el PRIAND habría “abierto paso” al triunfo...

Por Beatriz Aldaco

A.  Bartra: “Son los partidos (PAN, PRI Y PRD) que, paradójicamente, abrieron paso al triunfo electoral de López Obrador, quien ahora los quiere liquidar y los denuesta como corruptos”. 

Réplica 1: ¿Cómo el PRIAND habría “abierto paso” al triunfo electoral de López Obrador? Veamos. Fue el Pueblo quien en las elecciones de 2018 le dio el triunfo a López Obrador, en buena medida por el hartazgo que generó la corrupción que rezumaron esos partidos en sus posiciones de poder y alentado en las propuestas que en sentido opuesto ofreció y está cumpliendo el actual presidente. De esa manera el PRIAND le “abrió paso” a AMLO.

Réplica 2: AMLO “ahora los quiere liquidar”. ¿Cómo los querría y podría liquidar? Traicionando su investidura de “científico social”, Bartra pontifica pero no precisa, no fundamenta, no es riguroso. ¿Liquidarlos? Vamos, ésas son palabras mayores, sólo en una dictadura sería posible una acción así y qué más prueba de que no estamos en ella que esos partidos persisten y subsistirán todo el sexenio y más allá.

Réplica 3: “Y los denuesta como corruptos”. Denostar es injuriar, infamar, agraviar, menoscabar, dañar la fama y honra de algo o alguien. ¿Cómo podría Bartra comprobar que calificar de corruptos a esos partidos no es simplemente nombrar una realidad y no un denuesto?

B.  Bartra: “Son los partidos que armaron en 2012 un pacto que impulsó las reformas educativa, energética y hacendaria”.

Réplica 1. ¿Cuáles fueron los resultados de esas reformas? Es la pregunta que a Bartra no le interesa formular ni responder, pues de ser así tendría que aceptar que desde su ideación y formas de conseguir su aprobación en el congreso hasta sus desastrosos resultados, lo llevarían al tema de la corrupción. Pero ya vamos entendiendo que para Bartra ese tema es prácticamente irrelevante.

C.  Bartra: “Con todas sus taras y defectos, con sus mezquindades y corruptelas, estos partidos representan la transición democrática”.

Réplica 1. Bien, aquí ya aceptó, si bien no corrupción, algo más suavecito: corruptelas. Pero finalmente las corruptelas, así como las taras, defectos y mezquindades de esos partidos son peccata minuta mientras éstos representen “la transición democrática”.

Réplica 2. Es evidente que para Bartra el Pueblo no tiene vela en este entierro; todo se dirime, decide y ejecuta en los nichos de los partidos políticos. Ahora resulta que debemos agradecer al PRIAND, no al Pueblo y a las propuestas de AMLO, que éste haya arribado a la presidencia.

D.  Bartra: “El presidente López Obrador (…) se apoya (…) en una ciudadanía poco educada en la política parlamentaria. Lo favorece el tropiezo electoral que estos partidos sufrieron en 2018, cuando fueron sorpresivamente rebasados por López Obrador por la derecha. Hoy cualquiera de esos tres partidos, hasta el PAN, está a la izquierda del gobierno de la 4T”.

Réplica 1. Tajante, sin el más mínimo rigor conceptual y muy lejano a fundamentar sus afirmaciones, quienes apoyamos a AMLO (sí, todos, porque no matiza) somos ciudadanos poco educados en política parlamentaria, es decir, no entendemos absolutamente nada o casi nada de cómo se manejan los partidos en los congresos. De modo que si usted conoce algo de política parlamentaria siéntase un total extraño o un intruso, pues Bartra lo excluyó de ese grupo al que usted ingenuamente creía pertenecer.

Réplica 2. Para Bartra, lo que ocurrió en 2018 no fue el triunfo del Pueblo y de AMLO, sino un ¡simple “tropiezo electoral”! del PRIAND. Entendámoslo: las elecciones más apabullantes de la historia de México se reducen a un “tropiezo electoral” de los partidos enquistados en el poder por décadas. Que 30 millones hayamos detonado el cambio no importa, nosotros no contamos, el Pueblo no cuenta, los votos no cuentan, no representan más que a un puñado de ignorantes no versados en “política parlamentaria”.

Réplica 3. En realidad no hay réplica a eso de que López Obrador es de derecha y el PAN está a la izquierda, sino azoro, sobresalto, estupor. El cuenco verbal de la replicante se ha quedado vacío.

#Sonora #Expresion-Sonora.com —> Tomado de https://sonorainclusiva.com/

A %d blogueros les gusta esto: