octubre 14, 2021

Paty Armendáriz no se guarda nada y responde ante campaña de ataques en su contra

Desde que se integró a la Cámara de Diputados como integrante del grupo parlamentario de Morena, la empresaria y economista Patricia Armendáriz ha sido blanco de una serie de ataques, tanto de comunicadores vinculados a gobiernos anteriores como de opositores al proyecto de la Cuarta Transformación.

Pese a que, desde tiempo atrás, había manifestado su simpatía hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador, las críticas hacia su persona se han incrementado desde que comenzó a impulsar medidas como la reforma a la industria eléctrica promovida por el tabasqueño, disminuyendo la popularidad de la que gozaba como integrante del programa de televisión Shark Tank.

La última de estas arremetidas es una fotografía que comenzó a circular en las redes sociales, en la que se observa a la legisladora con los ojos entrecerrados durante una sesión del Congreso. Aunque la imagen no permite identificar claramente si estaba tratando de enfocar su vista en algo o si estaba dormida, se ha sugerido fuertemente la última opción.

Otro de estos ejemplos es un video publicado por Joaquín López-Dóriga, en el que presuntamente habría respondido que las mañaneras son un ejercicio de adoctrinamiento y después lo habría negado. Sin embargo, la notoria edición del video para reproducir en bucle la palabra ‘doctrina’ también podría poner en tela de duda la declaración.

Al respecto, Armendáriz le respondió –en primer lugar- que ‘es de sabios rectificar’ y que las conferencias de prensa matutinas del mandatario sí son un adoctrinamiento, en los principios de no mentir, no robar y no traicionar, el cual le costaría mucho trabajo asimilar a quienes se rigen por esos antivalores.

Sin embargo, esta no ha sido la única vez en la que la fundadora de Financiera Sustentable ha respondido de manera frontal a las críticas que ha recibido. El mismo día que se enganchó con López-Dóriga, también respondió a aquellos que se sienten ‘decepcionados’ porque dejó la televisión para legislar por los que menos tienen.

Un par de días más tarde tuvo que salir a señalar –en dos ocasiones diferentes- que no se unió a la Cuarta Transformación para hacer más negocios de los que ya ha hecho y que le permiten vivir de manera digna y no requiere de su sueldo como legisladora, agregando que, cuando entiendan eso, entenderán por qué se unió al proyecto de López Obrador.

Esta semana, se volcó en su cuenta de Twitter para explicar su apoyo a la reforma que busca devolver la soberanía energética a las empresas productivas del Estado frente a la iniciativa privada. En ese sentido, explicó que las pérdidas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se remontan incluso antes de las reformas de Enrique Peña Nieto.

En primer lugar señaló que, tras las seis semanas que lleva de experiencia en el cargo, puede afirmar que quienes se oponen a estas medidas y mienten a la población son, precisamente, quienes verán afectadas sus ganancias si se aprueban iniciativas como la del Ejecutivo federal

Esos contratos obligaban a la paraestatal a comprar la energía eléctrica a precios elevados establecidos de antemano y a vender al consumidor final a precios bajos apoyados por los subsidios gubernamentales, generando pérdidas por 200 mil millones de pesos, motivo por el que se busca cancelar dichos contratos.

Imagen:

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: