No veo al PRI de regreso: Palacios Alcocer (I de II)

ENTREVISTA: JOSÉ ANTONIO GURREA C./LALUPA.MX

FOTOS: RICARDO ARELLANO/LALUPA.MX

Al lamentar que hoy, en lugar de formación de cuadros políticos, lo que predomina (en los partidos) “es la pepena y la improvisación; el transfuguismo y el oportunismo”, Mariano Palacios Alcocer, dos veces presidente nacional del tricolor, sentencia que “en el sentido de partido hegemónico”, no ve al PRI de regreso. Advierte, además, que es necesario blindar los procesos electorales “para que sean una fiesta democrática, no una fuente de violencia política generada por el crimen organizado y sus preferencias electorales”.

En una extensa charla sostenida en la biblioteca de su casa, en el marco del 5to aniversario de lalupa.mx, este académico, doctor en derecho, político y diplomático queretano califica a Xóchitl Gálvez como “una mujer valiente, esforzada, con una historia de vida admirable”, y, en el caso de Beatriz Paredes, deplora que existan cuadros “no competitivos” que cuando “no se retiran a tiempo, los retira la realidad”. Al hablar de Querétaro, señala que es indispensable hacerle frente al problema de crecimiento de la capital con una visión metropolitana, y expresa que ve al gobernador Mauricio Kuri como un hombre sensible, con una capacidad de respuesta ágil y eficaz.

En esta primera parte de “En El Confesionario”, Palacios Alcocer declara que persiste su interés por la política, no por el poder. Asegura que cuando dejó la gubernatura de Querétaro no tuvo tiempo para “rumiar nostalgias o tristezas”, pues la etapa más intensa de su vida política fue, precisamente, después de ser gobernador. Y al abundar sobre esa etapa , dice que si en este momento quisiera, con la experiencia acumulada, resolver problemas de entonces, “lo haría a la luz de las circunstancias de entonces, no de las circunstancias de ahora.”

¿Cómo es un día cotidiano en la vida de Mariano Palacios Alcocer?

Desde hace muchos años he tenido la obligación de imponerme una disciplina como parte de un hábito para hacerle frente a la vida. Por una serie de particularidades neuro-músculo-esqueléticas, tengo que levantarme a hacer ejercicio como terapia todos los días. Así que a las seis y cuarto de la mañana me levanto, realizo una terapia y una serie de ejercicios. Es una hora y media intensa. Después del baño, del desayuno, paso a la biblioteca. Tengo ya muchos años de que no tengo desayunos. Durante 45 años de mi vida no había semana en la que no tuviera varios desayunos, entonces se denominaban pomposamente desayunos de trabajo. Yo prefería los desayunos a las comidas porque es preferible el café a tomar alcohol.

Después de eso hago una revisión de lo que es mi hobbie, que es la crianza y entrenamiento de palomas mensajeras, y a las 10 de la mañana, todos los días, me encuentro ubicado en este espacio (la biblioteca) que es mi centro de trabajo, de lectura, de actualización.

He mantenido una vida académica. Me inicié como profesor hace 51 años, pero sigo estando de alguna manera en la universidad, de tal suerte que durante las mañanas actualizo mis lecturas. Por una parte, la información política, sigo teniendo un enorme interés por la política, no por el poder, sí por la política. En segundo lugar, mis lecturas de orden profesional en materia jurídica y un poco mi entretenimiento, la lectura de novela.

Ordinariamente como también en la casa, durante muchos años, más de 45 años, parte de mi actividad era la convivencia en comidas, de tal suerte que ahora disfruto nuevamente estar en casa, y en la tarde de nuevo hago una revisión de las palomas y vengo a leer hasta que se oculta el sol. Ya no leo de noche.

Después de esto, con mi esposa, casi todos los días después de una conversación larga en familia, tenemos oportunidad de actualizarnos en noticias y ver casi a diario una película. Nosotros tenemos el hábito de bajar la cortina a las 11 de la noche. Entonces de las 11 de la noche a las seis y cuarto de la mañana son tiempos de Morfeo.

Diputado, rector de la UAQ, senador, gobernador, dos veces presidente del PRI, embajador… ¿Algo que le haya faltado por hacer?

Creo que en mi caso me ocurrió un proceso inverso. A mí las oportunidades que me dio la vida fueron tan generosas que antes de aspirar a un cargo ya tenía ofertas de otros más. El tranco en el que yo me desempeñé en la vida pública fue precoz y apresurado.

Le refiero: fui diputado cuando estudiaba segundo de leyes, fui alcalde electo cuando no había terminado la carrera, tuve oportunidad de ser director de la facultad (de Derecho) y a los 6 meses era rector de la Universidad (UAQ), y antes de haber concluido mi desempeño rectoral fui invitado a ser diputado y a la noche siguiente fui invitado a ser senador, y antes de concluir el Senado fui candidato a gobernador, y antes de concluir el gobierno fui invitado a presidir y a fundar la Fundación Colosio, y antes de concluir en la Fundación fui invitado a ser presidente del Consejo Consultivo de Solidaridad y antes de concluir esto, fui invitado a ser procurador federal de Protección al Ambiente. Y estando en las negociaciones con Estados Unidos y Canadá para el acuerdo paralelo en materia ambiental, fui invitado por el recién nombrado candidato (a la presidencia) Ernesto Zedillo para encabezar el sector popular, y pasadas las elecciones fui invitado a unirme al gobierno y yo solicité incursionar en el servicio exterior. Una vez concluida la misión que se me encargó en la relación con Portugal, fui invitado a ser diputado federal, y antes de concluir este cargo, fui presidente del Comité Nacional (del PRI), y antes de concluir fui secretario de Estado hasta el año 2000.

UAQ 1979. Los rectores saliente y entrante, Enrique Rabell y Mariano Palacios, acompañados de Mariano Amaya, fallecido recientemente. Foto: periódico Plaza de Armas

Más que estar rumiando cargos, yo tenía que estar diseccionando de las opciones que se me ofrecían generosamente, en cual podría ser más funcional y dónde podría desempeñarme mejor.

En los cuatro niveles del servicio público: el municipal, el estatal, el nacional y el internacional tuve oportunidad de vivir experiencias profundas. La vida pública y la vida académica conmigo fueron generosas de más, no tengo ninguna asignatura pendiente, viví a plenitud cada una de las etapas de mi vida, con los errores, con los aciertos, con las experiencias que nos van formando, pero lo que puedo decir sin jactancia es que más que estar acariciando proyectos, yo tenía que enfrentar realidades.

¿En que cargos tuvo experiencias más enriquecedoras? ¿Cuál es el que recuerda que haya sido más entrañable, que recuerde con más gusto?

Cada uno tiene su encanto. Disfruté mucho la vida parlamentaria, pero la vida parlamentaria es una vida, digamos, de responsabilidades colegiadas y, por lo tanto, diluidas, la posibilidad de la búsqueda del acuerdo en la época del partido hegemónico como fue la época del PRI cuando yo fui legislador, pues era una vida digamos menos creativa e intensa que la del Ejecutivo, donde había capacidad concreta de resolver problemas.

Viví a plenitud mi época universitaria. Los dos rieles en los que conduje mi vida fueron la actividad política y la actividad académica. El paso por la universidad me abrió mucho el camino de la tolerancia, del respeto a los demás, de encontrar que la verdad no la tiene nadie en particular, que hay que construirla todos. La propia política universitaria me ayudó mucho en mi desempeño en la política pública, y mi experiencia en la política pública me sirvió mucho para tratar de servirle a la universidad.

Con José Guadalupe Ramírez Álvarez, fundador del Centro Universitario de la UAQ. Foto: periódico Plaza de Armas

Pero diría, trabajos de una cercanía con el pueblo, la alcaldía. Se tiene más contacto en la alcaldía que en el gobierno, que en las posiciones federales. El municipio de Querétaro que me tocó encabezar recibía en participaciones de la federación —y no tenía participaciones de los ingresos del estado— el equivalente a mil dólares mensuales —hoy el municipio de Querétaro recibe 3 o 4 mil millones de pesos de participaciones—, pero adicionalmente teníamos la responsabilidad de sostenimiento de la cárcel. Y un municipio con escasos recursos nos obligaba a mucha política y a mucho contacto ciudadano. El paso por la presidencia municipal desarrolla mucho la sensibilidad en el contacto humano.

La experiencia para un provinciano de acercarse a la Ciudad de México al inicio de los años 80, me pareció muy formativa. Mi primera experiencia fue como senador de la República, y fueron 3 años de una actividad parlamentaria intensa. En paralelo fui invitado a colaborar en el Comité Ejecutivo Nacional (del PRI) con don Adolfo Lugo en el gobierno del presidente (Miguel) De la Madrid, y me hice cargo de la Secretaría de Capacitación Política y de la escuela de cuadros. Esta fue una experiencia extraordinaria, porque entonces teníamos jóvenes becados de tiempo completo de todos los estados de la República y fue la continuación de mi trabajo académico y universitario pero llevado al campo de la formación profesional de los políticos. Me relacioné con la clase política de todo el país. Esta oportunidad, del 82 al 85 en el Senado, me permitió tener una visión moderna, actualizada, fresca de lo que era el país.

El cargo en el gobierno del estado fue muy gratificante. Me toco llegar a los 32 años, a los 38 era ex gobernador de Querétaro, y una vez concluido el gobierno quise hacerles frente a dos asignaturas pendientes: presentar mi tesis de maestría y estudiar un doctorado en la UNAM. Volver a la Universidad como alumno fue otra de las grandes experiencias de mi vida. Del 92 al 95 estudié el doctorado en la UNAM en paralelo a mis desempeños públicos. Entonces me encontré con la nueva generación de juristas y con los grandes maestros de la universidad. Así como en el 82 para mí fue abrir los ojos a la política nacional en el 92, fue abrir los ojos a la intelectualidad jurídica de México.

22 de septiembre de 1988: el entonces presidente, Miguel de la Madrid Hurtado y el gobernador Mariano Palacios Alcocer inauguran el Museo de Arte de Querétaro.

Los años posteriores, ya con responsabilidades de una naturaleza nacional, me vinieron a despertar un enorme interés por el fenómeno de la Unión Europea. Por eso cuando se inicia el gobierno del presidente (Ernesto) Zedillo le solicité que me incorporara al servicio exterior. Y fue así cuando me dijo jocosamente: “sé que tienes muchos hijos, voy a hablar con (José Ángel) Gurría, para que nos diga cuál es la casa más amplia”. Entonces me dice: “la casa más amplia se encuentra en Lisboa”. Fue cuando llegamos a Portugal con una sola consigna presidencial: “necesito que Mario Soares, presidente de Portugal, levante el veto al acuerdo de amistad y colaboración de México con la Unión Europea”.

Mientras Portugal tuviera la objeción al acuerdo de amistad y colaboración con México, la Unión Europea no podía avanzar en el proceso. Pero en dos años se logró que Mario Soares levantara la objeción. Vinieron (a México) el primer ministro António Guterres, hoy secretario de las Naciones Unidas, el presidente Jorge Sampaio y Mario Soares (ya ex presidente), se levantó el veto y en esa misma ceremonia, al terminar la cena, el presidente (Zedillo) me dijo que quería que regresara para ser diputado.

Sin embargo, esa fue la primera elección en la que el PRI perdió la mayoría absoluta, teníamos 237 diputados y el día de la instalación del congreso general, presidió la asamblea el diputado Muñoz Ledo, entrañable amigo de toda la vida, y el grupo parlamentario del PRI me pidió que yo fuera el orador. En una atmósfera que se cortaba a tajos, después de mi intervención, el presidente me invitó a que pensara presidir el partido sustituyendo a mi amigo Humberto Roque. De tal suerte que mi paso por la Cámara de Diputados, se acompañó, durante unos meses, con la dirigencia del partido. Después, cuando se aproximaban los procesos electorales siguientes pedí licencia en mi desempeño como diputado, y me dediqué al partido. El caso es que después de concluir con una exitosa tarea al frente del partido, en el 99, el presidente Zedillo me invita a ser secretario del Trabajo y Previsión Social hasta el último día de su mandato.

¿Qué le podría decir? Que cada etapa la viví intensamente. Me plantee que no volvería a pisar sobre mis huellas de los pasos del pasado, pero en 2005, en el contexto de una crisis por la dirigencia del partido, la rivalidad entre Madrazo y el denominado Tucom (todos unidos contra Madrazo), me invitaron como elemento de conciliación para presidir el partido.

En paralelo, toda esta aventura que refiero, fue acompañada de mi gusto por la academia. En ese inter durante 15 años fui profesor de la división de estudios de posgrado de la Facultad de Derecho de la UNAM, y en Lisboa tomé un curso sobre instituciones europeas que me interesaba mucho. Fue mi compañero José Manuel Durão Barroso que sería canciller y fue presidente de la Comisión Europea.

He tenido el privilegio de estar más de 50 años en la política y hoy, sin nostalgias por el poder, sigo estando en la política como actividad de preocupación social.

Usted comenzó muy joven en la política. ¿De qué manera le ayudó el tener compañeros y amigos con una enorme experiencia en esas cuestiones?

En el conocer las formas, el fondo, la historia del país, las anécdotas de cómo se hacía política en corto me ayudó mucho. A mí me tocó llegar al Senado y conocer a don Heliodoro Hernández Loza, senador por Jalisco que era siete años mayor que Fidel Velázquez, tenía 92 años. O me toco, por ejemplo, Andrés Henestrosa, José Antonio Padilla Segura, Socorro Díaz o Gonzalo Martinez Corbalá, excelente embajador mexicano. Gente de cualidades mayores, pero, a muchos de los diputados constituyentes de Querétaro, me toco tratarlos desde que era diputado local. Recuerdo mucho a don Cándido Avilés, a Don Jesús Romero Flores, entre otros. Eran diputados constituyentes a los que yo después de 50 años de su odisea les podía preguntar hechos y vivencias de lo que ellos habían vivido en el Teatro de la República. La verdad es que en aquellos años abrevaba con mucha avidez las experiencias, los tratos, las negociaciones.

En 1985-86 me interesó mucho mantener la unidad del grupo de los ex gobernadores de Querétaro, y llegué a juntar a diez antecesores míos. Digamos de los gobernadores de los años 20 a los gobernadores de los años 80, yo los estuve tratando permanentemente, y de cada uno de ellos aprendí: la época de los cacicazgos en la Sierra, la época de la creación de los nuevos municipios, la época de la desaparición de otros municipios como Santa Rosa Jáuregui, como Bernal o Ahuacatlán, o la época en que se fue ampliando el número de diputados en el congreso.

En la imagen, la reunión histórica de diez gobernadores de Querétaro, promovida por Mariano Palacios Alcocer en 1985. Foto: periódico Plaza de Armas

A los 38 años termina su periodo como gobernador. ¿Con la experiencia acumulada después, tanto académica como política, ha llegado a pensar que en alguna decisión de gobierno hubiera actuado de manera diferente?

La circunstancia concreta y el hombre concreto son los que toman las decisiones concretas, lo demás es especulación.

¿Nunca le pasó por la mente?

Lo que sí me ha ocurrido es que hay ocasiones en que veo que se toman decisiones y pienso que yo no hubiera hecho eso, pero eso pasa en relación a otros no en relación a mí. Yo viví tan de prisa y tan intensamente que la verdad le daba vuelta a la página de las cosas que habían pasado. El reto de aprender las nuevas experiencias de manera tan abrupta para las que en ocasiones nadie nace entrenado, era un reto existencial, emocional, intenso. En aquella época las horas de sueño eran muy contadas, entonces digamos si en este momento yo quisiera, con la experiencia acumulada, resolver problemas de entonces, lo haría a la luz de las circunstancias de entonces, no de las circunstancias de ahora. El cambio de circunstancias, el cambio de tiempo, el cambio de actores, quién sabe que hubiera resultado.

¿Cómo es ese primer día después de estar seis años en la Casa de la Corregidora? ¿Hay nostalgia, hay añoranza?

Tuve el privilegio de ser tres años alcalde en la Casa de la Corregidora y seis años gobernador, y ahí despachó mi padre en dos ocasiones y ahí despacharon muchos maestros, amigos y personajes muy admirados, pero cuando dejé la responsabilidad como gobernador, yo ya tenía la tarea de estar al frente de la comisión integradora de la Fundación Colosio. En aquel momento con Luis Donaldo Colosio, al frente del partido (PRI), nos dedicamos a visitar los partidos políticos más importantes del mundo. Además, de hablar con cada uno de los integrantes de la asamblea constitutiva de la Fundación, plantear el proyecto, construir el proyecto, crear los documentos constitutivos, construir o ubicar el edificio. Todo esto fue de una gran intensidad.

Pero además en paralelo (a las tareas de la Fundación) ya había hecho mi solicitud en la Universidad Autónoma del Estado de México, donde había concluido los estudios, para preparar mi tesis de maestría, y además estudiar un doctorado en la UNAM. Así que durante tres años, de las siete a las 10 de la mañana, tenía que estar en clase, y terminando me iba a mis tareas de la Fundación. En la tarde teníamos mil actividades y tenía que preparar mis clases en la noche. Además de siete hijos en la escuela, mi esposa se metió a estudiar sociología en la universidad. Entonces teníamos actividades completas.

No eran tiempos de rumiar nostalgias, tristezas, cuando yo tenía un universo enfrente. La etapa más intensa de mi vida política fue después de ser gobernador, de tal suerte que no tuve tiempo de voltear a ver lo que había dejado en Querétaro.

Desayuno con Luis Donaldo Colosio en casa de Mariano Palacios Alcocer, a principios de los 90. En la imagen acompañan a los personajes citados, de izquierda a derecha: Luis Ríos Elizalde, Sergio Arturo Venegas, Clara Jusidman y Gilberto Borja Navarrete, Foto: periódico Plaza de Armas

¿De los 90 para acá, cómo ha cambiado la política para bien y para mal?

Para bien, hoy tenemos una sociedad más plural. De los 90 para acá tenemos una la apertura comercial que le da a México un nuevo perfil económico. Pero de frente a las economías centralmente planificadas que terminan con la caída del muro de Berlín y la balcanización de la Unión Soviética, a la democracia se le empezó a exigir demasiado, porque se supuso que combatiendo los regímenes totalitarios, la democracia, como sistema electoral, resolvería los problemas de la subsistencia humana en mejores condiciones de vida, y la verdad es que tampoco es posible que a un simple cambio de método electoral, cambie un sistema económico y de vida.

Por lo tanto en los años 90 empezó a haber un desencanto por los sistemas democráticos y, particularmente, por los sistemas de partidos. Los partidos políticos empezaron a vaciarse en el mundo, y también en México. Se empezó a privilegiar la alternancia como elemento sustancial de la democracia, cuando lo sustancial de la democracia es el respeto a las reglas de la competencia, que puede haber alternancia o permanencia pero no necesariamente alternancia, y entonces empezó a darse un enorme desinterés por la política, y la política y los partidos empezaron a tratar de voltear hacia la sociedad, y la sociedad con un enorme descredito hacia la política y hacia los partidos.

2019. Francisco Domínguez Servién, José Calzada Rovirosa, Mariano Palacios Alcocer y Enrique Burgos García montan guardia de honor ante el féretro del exgobernador Antonio Calzada Urquiza en la Casa de la Corregidora.

En los días recientes hemos visto los partidos conformados en bloques, dado que difícilmente algún partido en el mundo puede gobernar, hoy más que lucha de partidos son lucha de bloques y de coaliciones. Y en este contexto, los diversos partidos convocan a que la sociedad les diga quienes quieren que sean sus candidatos, por lo tanto, los partidos políticos no están haciendo su chamba histórica para lo que fueron creados, que es producir los cuadros políticos que presentando ante la sociedad, sean opciones electorales. Hoy los partidos le preguntan a la sociedad: “Oye, fíjate que yo ya no tengo con quien competir. ¿Quién quisieras que adopte para darle la franquicia que compita a efecto de que tú votes por él?”.

El proceso de desmantelamiento de los partidos políticos ha traído varios procesos:

  • Uno, la desvinculación de las dirigencias con las bases.
  • Dos, el despoblamiento del corporativismo político.
  • Tres, el decaimiento de la democracia representativa en Occidente.
  • Cuatro, el problema ético del financiamiento público de los partidos, de la transparencia y la rendición de cuentas.
  • Quinto, el oportunismo y el transfuguismo político donde los mismos cuadros se cambian de banqueta y reniegan de su pasado, y como en las religiones, los conversos se convierten en los peores críticos de sus antiguas creencias.

Esto genera que un segmento importante de la sociedad cada vez desconfíe más de los partidos y desconfíe de la política. El asunto es que debe entenderse que hay una democracia electoral que hay que perfeccionar y hay reglas de competencia para hacer que la democracia sea la forma de gobierno del pueblo, pero para efecto de que la democracia sea para el pueblo, se necesitan buenos gobiernos, y en esto me parece que las improvisaciones que hemos visto son lamentables, en muchos casos.

Le diría, los casos de Veracruz, el caso de Morelos, el caso de Guerrero donde la hija del candidato acusado de violación, es improvisada; el caso de Michoacán donde después de la caída del candidato (Raúl) Morón improvisan a Alfredo Ramírez Bedolla. Es decir, la formación de los cuadros políticos, a lo que yo le dedique unos años de mi vida, está descuidada, hoy pareciera que lo que predomina es la pepena y la improvisación, que es el transfuguismo y el oportunismo político.

“La formación de los cuadros políticos, a lo que yo le dedique unos años de mi vida, está descuidada, hoy pareciera que lo que predomina es la pepena y la improvisación, que es el transfuguismo y el oportunismo político.”

¿Qué ha cambiado?: primero que estamos globalizados; segundo, que los medios de comunicación han pasado; tercero, que los factores de poder son distintos; cuarto, que el acceso a la información es diferente. Hoy el problema no es tener acceso a información, sino discriminar la información basura que nos inunda.

Todos esos elementos hacen que tengamos un sistema político en tránsito y cuando supusimos que habíamos transitado del presidencialismo autoritario y del México de una sola voz, de repente resulta que hay una persona que asume este rol con un criterio de intolerancia, de denostación a los adversarios, de falta de respeto a la pluralidad y de tener un sentido de megalomanía fundacional. Es decir, suponer que kilo por kilo, el titular del Ejecutivo pueda ser comparado con los caudillos y líderes históricos de los movimientos anteriores de nuestro país, en la Independencia, en la Reforma, en la Revolución, es cuando menos un despropósito.

¿Qué esperar del proceso electoral 2024?

Creo que más que una serie de quejas y de lamentaciones de lo mal que estamos, es que se ejerzan los derechos político electorales y se vote por la mejor opción para tener el mejor gobierno posible, porque tenemos una democracia electoral con índices de participación bajos. El decaimiento y el vaciamiento de los índices de votación se ve en Estados Unidos, se ve en Latinoamérica, se ve en Europa, no digamos en Asia o en África.

Suiza, que es uno de los países donde sigue teniendo procesos de votación en democracia directa, ha tenido índices de participación del 40%. El único país europeo que tiene índices democráticos superiores al 92%, 93% es Bélgica, porque el voto es obligatorio como en los regímenes totalitarios. Pero en México como el voto no es obligatorio sino prerrogativa, yo le diría que el ciudadano que no va a votar, que no se queje de que por su voz hablen los que sí van a votar. En la medida que hay una democracia más participativa, que el elector se asuma como actor y no como espectador.

Ya a finales del siglo pasado Giovanni Sartori en aquellas obras y (Norberto) Bobbio y los grandes politólogos italianos franceses y españoles nos advertían lo que nosotros ya vivíamos. Es decir, las disputas entre los políticos mejor formados son los que pasan mejor en pantalla, el homo videns que nos dicen. Entonces se vota por figuras, no se vota por personalidades.

Entonces, el voto se vuelve volátil y el elector no vota por un partido con lealtad sino vota diferenciado por personalidades, entonces se da lugar a dos fenómenos políticos que estamos viviendo: populismo y liderazgos iluminados, y las dos cosas las estamos viviendo en América Latina, en México y en Europa.

¿Qué opinión le merece Xóchitl Gálvez?

Creo que es una revelación en las nuevas condiciones de la democracia mexicana. Me parece una mujer valiente, esforzada con una historia de vida admirable y le deseo mucho éxito.

¿Hubiera preferido a Beatriz Paredes?

A mí me parece que Xóchitl Gálvez es mucho más competitiva que Beatriz Paredes. Beatriz y yo nos iniciamos juntos en la política, pero Beatriz no ha tomado la decisión de hacerse a un lado para dejarle oportunidad a los jóvenes, y en fenómenos como estos donde ya no son competitivos algunos cuadros, cuando no se retiran a tiempo, los retira la realidad.

¿Cuál es su balance de los primeros 5 años del presidente López Obrador?

Creo que el presidente López Obrador ha tenido el acierto del incremento de las pensiones, por los terribles niveles de desequilibrio en el ingreso de segmentos vulnerables. Pero frente a esta dádiva generosa no ha tomado medidas de política fiscal para incrementar los ingresos del Estado, y hoy estamos viendo que frente a ese acierto de incrementar las pensiones, no ha abierto las fuentes de financiamiento, tan es así que en el paquete fiscal se ven cuatro fenómenos dramáticos:

  • Uno, un agotamiento de las partidas de gasto social del piso básico, educación, salud, empleo, vivienda, seguridad social, protección al medio ambiente, seguridad pública.
  • Dos, una creciente militarización del país.
  • Tres, un déficit público cercano al 5%, que viene siendo de 1.6 billones de pesos.
  • Cuatro, las obras interminables de orden paradigmático que ya se le han ido tres veces por encima de lo presupuestado.

Es decir, lo que nos está diciendo la presentación del paquete fiscal es que abusó del modelo económico del gasto sin tomar responsablemente las medidas del ingreso y le está dejando una bomba de tiempo al inicio de la siguiente administración.

Luego de su participación en el diplomado “Retos del proceso electoral local 2023-2024 en el estado de Querétaro”, posan con don Mariano, la consejera presidenta del IEEQ, Grisel Muñiz Rodríguez; el director de la Facultad de Derecho de la UAQ, Edgar Pérez González; el magistrado presidente del TEEQ, Ricardo Gutiérrez Rodríguez, y el consejero Carlos Rubén Eguiarte Mereles

Ahora, en materia de política interna, la polarización del país no le sirve al país, puede ser que le sirva electoralmente a su movimiento, pero no a una sociedad reconciliada.

El debilitamiento del Estado de derecho con los índices de violencia, de criminalidad en amplios espacios del territorio nacional es despreciable.

En materia de política internacional, México se salió del mundo. Tímidamente al final de su gobierno hace un viaje a Colombia y Chile, y ha visitado tres o cuatro veces Estados Unidos y una vez Centroamérica. Abandonó México la política de principios, convirtió al Estado mexicano en guardián migratorio de los norteamericanos, abandonamos los foros multilaterales en Europa, en América, los foros globales, abandonamos a nuestros amigos e incrementamos adversarios. Es decir, una política exterior errática, una política interior de confrontación, un ejercicio de debilitamiento del Estado de derecho, un gasto excesivo so pretexto de la política social sin ser corresponsable en los ingresos y un espíritu autoritario que no es deseable para un sistema democrático.

¿Cómo ve al PRI hoy? ¿Regresará como ave fénix, habrá que refundarlo? ¿Cuál es su balance?

El PRI es un partido que en este momento tiene escasos espacios de gobernabilidad. Gobernará Coahuila con la transición que encabeza Manolo Jiménez y mantiene Durango, pero perdimos el Estado de México, El PRI tiene presencia en un buen número de municipios y de sillas en los asientos locales, pero el PRI, en el sentido de partido hegemónico, no lo veo de regreso. También creo que el sistema de partidos está en una situación crítica. Morena no es un partido, es un movimiento con un caudillo.

Y, por otro lado, tenemos partidos que son franquicias familiares: Dante Delgado es dueño de Movimiento Ciudadano y hoy están en rebeldía los hijos pródigos de Jalisco, o la familia González Torres y sus prestanombres, el güerito (Manuel) Velasco, es un partido familiar, o Beto Anaya en el PT, es un partido familiar.

2006. Saliendo del edificio del PRI nacional cuando fungió como presidente del CEN de ese partido, por segunda ocasión.

Entonces cuando usted me pregunta del PRI, yo le diría que en este contexto —con un Partido Acción Nacional que gobierna cinco estados y que el año entrante tendrá en disputa Guanajuato y Yucatán, y que tiene unas bancadas importantes en el Congreso pero no suficientes para integrar mayoría— lo que habrá que ver es que la tendencia de las competencias electorales vuelve a la confrontación bipolar, y serán dos frentes —habrá que ver que ocurre con Dante— como las democracias norteamericanas y donde las diferencias entre los partidos, cada vez son menos ideológicas y más pragmáticas. Cuando se hacen alianzas políticas se pierden las identidades de los partidos miembros en aras de privilegiar la alianza. Entonces lo que ocurre es que los partidos tienen como diferencia el que quieren llegar al poder al mismo tiempo, pero no hay otra plataforma distinta, una ideología distinta, una táctica política distinta, ni una clientela distinta.

Un régimen de partidos funciona si hay cohesión y disciplina, y en ningún partido político de los que acabo de referir, existen instrumentos de cohesión y disciplina suficientes. Si la cohesión y la disciplina son elementos de un sistema de partidos y estos no existen, hay que buscar que otros elementos pueden sustituirlos, y son los acuerdos cupulares, y éstos se encuentran sujetos al escrutinio público. Por eso es necesario que la gente salga a votar para legitimar o deslegitimar los acuerdos cupulares.

¿Y por qué el PRI entró en crisis? Porque el partido fue creado por militares. Y ¿cuáles son los elementos básicos de un ejército?: la lealtad, el patriotismo, la disciplina, un sistema claro de premios y recompensas y también de castigos y defenestraciones, y esto en el PRI se fue perdiendo a lo largo de varios lustros.

¿Cómo ve a Querétaro hoy?

Creo que hay un buen gobierno. Creo que el gobernador (Mauricio) Kuri es un hombre sensible. El estado tiene buenos índices, no sólo de gobernabilidad democrática sino de gobernanza social. Estamos muy por encima de la media nacional en los distintos aspectos de calificación de la gobernanza de un gobierno democrático, con parámetros internacionalmente reconocidos.

Pero creo que hay que hacerle frente a un problema de crecimiento metropolitano. Es decir, fenómenos que no ocurrían en la época que yo fui gobernador se están viviendo ahora por el crecimiento de la mancha metropolitana que abarca cuando menos los municipios de Querétaro, El Marqués, Corregidora, una parte de Huimilpan y potencialmente Pedro Escobedo. Y por el lado de El Marqués la mancha metropolitana puede tocar espacios de Colón. ¿Con esto que quiero decir? Si cada ayuntamiento en ejercicio de su autonomía sigue trabajando como se ha venido haciendo de manera histórica, se están generando sobrecargas a determinadas arterias y servicios de los que es responsable uno u otro de los municipios metropolitanos.

Con Felifer Macías, virtual candidato del PAN a la presidencia municipal de Querétaro

Creo que las experiencias de Nuevo León, de la Ciudad de México, de Jalisco, de Puebla, del sureste serían útiles para tratar de ver que el ejercicio de la autonomía municipal en las zonas conurbadas de la metrópoli queretana, necesitan soluciones metropolitanas. ¿Cuáles van a ser las limitantes en materia de energía, de agua, de vialidades, de educación, a efecto de que se pueda tener un criterio de planeación regional con recursos comprometidos de orden municipal, estatal, federal? En fin, como que el área metropolitana es una cosa que creo que vale la pena empezar a pensarla a futuro.

Las grandes metrópolis europeas tienen que verse con la dimensión metropolitana de lo que conviene al crecimiento metropolitano, no sólo de lo que le conviene a cada comuna. Yo creo que tenemos un buen nivel de Estado de derecho y hay que seguir priorizando la seguridad pública. Es decir, es difícil impedir por decreto que ocurran hechos delictivos, pero lo que sí se debe seguir manteniendo es que no haya impunidad.

Con Mariela Ponce Villa, magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia estatal

Creo que debe haber un manejo cuidadoso del ejercicio de la disponibilidad de los insumos básicos del desarrollo para Querétaro. Qué bueno que se haya apostado por abundar en la infraestructura de energía, porque si no esta es un limitante. Ya se ha visto en varios países y en algunas regiones del país donde empieza a haber apagones cada vez más frecuentes y más prolongados, y una planta productiva sin energía no sólo deja de estar en el mundo de la competitividad, sino que nos puede generar inestabilidad y desempleo en condiciones incalculables. Entonces apostar como lo ha hecho el gobernador por la energía, apostar por el agua, la disponibilidad de los recursos hidráulicos serán el gran tema de la humanidad.

Tenemos un buen nivel de Estado de derecho y hay que seguir preservando la seguridad pública. Es decir, es difícil impedir por decreto que ocurran hechos delictivos, pero lo que sí se debe seguir manteniendo es que no haya impunidad. Además de seguir dotando a Querétaro del dialogo social, indispensable para que no se detenga su crecimiento, pero crezca con mayor armonía y visión de futuro.

Con Juan Martín Granados Torres

¿Cómo ve al gobernador Mauricio Kuri? ¿Cuál es su balance a dos años de gobierno?

Creo que tiene una capacidad de respuesta ágil y eficaz, porque incluso temas que podrían ser competencia de otros órdenes de gobierno, pues los arrostra. Digamos, la seguridad de un estadio que está más en espera de lo municipal, o desalojar una carretera federal que está más en la esfera de la administración federal, pues los ha tenido que hacer frente para tratar de que la gobernabilidad en el estado no se deteriore.

Me parece que (el gobernador) mantiene un activismo a la inversión pública y a la inversión privada nacional y extranjera que es útil. México atraviesa por un buen momento de inversión extranjera por todos los fenómenos de acomodo en la economía global y en la relación con Estados Unidos, y Querétaro, en lo local, ha hecho un buen trabajo de promoción de la inversión extranjera. A la larga son fuentes de ingreso, es estabilidad laboral, es incrementar el PIB local. En fin, generar riqueza.

Por otro lado, creo que las elecciones estatales tendrán que enmarcarse en el respeto a las reglas de la competencia por todos los actores, y el gran riesgo, lo he advertido con mucha preocupación, es que la política debe ser un ejercicio de racionalidad, de civilidad, de expresión de las libertades políticas, no del imperio de la fuerza del crimen organizado y del narcotráfico, como ha ocurrido en otras latitudes. El gran compromiso del gobierno federal, del gobierno del estado, de los ayuntamientos es blindar los procesos electorales para que sean una fiesta democrática, no una fuente de violencia política generada por el crimen organizado y sus preferencias electorales. Eso es lo que hay que blindar.

Con el gobernador Mauricio Kuri

MAÑANA, EN LA SEGUNDA PARTE DE “EN EL CONFESIONARIO”, MARIANO PALACIOS ALCOCER HABLA DE PALOMAS MENSAJERAS, DE LA ÉPOCA DE ORO DEL CINE MEXICANO, DE FIDEL VELÁZQUEZ, DE LA SANTA SEDE, DEL BOOM LATINOAMERICANO… Y DE SU ESTÓMAGO DE ARTILLERO, ENTRE OTROS TEMAS.

CONOCE MÁS:

AQUÍ PUEDES LEER TODAS LAS ENTREGAS DE “EN EL CONFESIONARIO” DE LALUPA.MX

https://lalupa.mx/category/historias-que-cuentan/la-entrevista/en-el-confesionario/

(Visited 2 times, 2 visits today)

Last modified: 17 octubre, 2023Tomado de https://lalupa.mx/