octubre 5, 2021

¿No que muchas pruebas? Por este motivo vuelven a posponer audiencia de Ricardo Anaya

Pese a que, durante las últimas semanas, el panista Ricardo Anaya Cortés aseguró contar con las pruebas suficientes para desestimar las acusaciones por corrupción emitidas por la Fiscalía General de la República (FGR), su defensa solicitó que se pospusiera la audiencia que se iba a celebrar este lunes.

Luego de que se difiriera la primera audiencia –la cual debía celebrarse el 26 de agosto- en contra del excandidato presidencial, este publicó una serie de videos en las redes sociales en los que afirmaba que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador busca sacarlo ‘a la mala’ de la carrera presidencial y que no cuenta con pruebas en su contra.

En el primer episodio de la serie –que prometió sería de cuatro entregas, aunque solo lanzó tres-, emitido el 28 de septiembre, el exdirigente nacional de Acción Nacional aseguró haber leído los más de 135 mil folios que conforman el expediente del caso, los cuales le habrían sido entregados semanas después de solicitarlos.

Sin embargo, el equipo legal que lo representa solicitó que la audiencia se retrasara por segunda ocasión debido a que no han tenido tiempo de procesar toda la información. Mientras que en agosto argumentaban que no habían tenido acceso a la investigación, ahora afirman que la FGR les habría entregado más pruebas el pasado viernes 1 de octubre.

Pese a presentarse a tiempo para la reunión, por segunda ocasión Anaya no pudo acreditar que se encuentra en territorio nacional, pese a que el juez Gustavo Aquiles Villaseñor ya le había dejado en claro que tiene que encontrarse en México para sus audiencias, aunque se presente de manera remota.

La defensa del panista emitió un comunicado en el que informó a la opinión pública que solicitaron que la sesión se pospusiera nuevamente para seguir analizando las pruebas y que tanto la Fiscalía como el juez estuvieron de acuerdo, fijando este último la nueva fecha para el día 8 de noviembre.

Ricardo Anaya es señalado por su presunta participación en la trama de sobornos a legisladores de oposición, con el objetivo de que aprobaran la Reforma Energética emprendida por Enrique Peña Nieto en 2013. Estos pagos habrían sido financiados con el dinero que la constructora brasileña Odebrecht le entregó al priista –a través de Emilio Lozoya- a cambio de garantizarle obra pública en su gobierno.

Las declaraciones del exdirector de Pemex afirman que el dinero le fue entregado en agosto de 2014; sin embargo, Anaya rechaza esos señalamientos, apuntando que, en aquel momento, el ya no era diputado federal –en aquel momento tenía licencia y volvió en enero de 2015- y la votación se realizó siete meses antes.

Con información de Animal Político.

Imagen: Captura de pantalla

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: