enero 25, 2022

Niño adopta a un perro de la calle para evitar estar solo: “Es mi único amigo”

Se llama Rommel, es un niño que vagaba por las calles de Manila en Filipinas acompañado por su perro “Badji”, quien le motiva a cumplir su sueño para estudiar veterinaria



Una amistad que vale oro

La amistad que tienen Rommel y Badji ha tocado a miles de personas. Una chica de nombre María Kabs encontró a la singular pareja, mientras el niño cantaba para tener unas monedas para alimentar a su perro en las calles de Filipinas.

En un video se aprecia el amor del niño a su mascota, cuando va a comprar una sopa instantánea para compartir con el y alguien le pregunta: -¿Y ya comiste?- a lo que el niño respondió: -tal vez luego- al servirle el alimento a su perro.

Rommel llamó a su perro “Badji”, en honor a su propio hermano a quien perdió en las calles hace cinco años. Rommel fue abandonado cuando era un niño y rápidamente tuvo que aprender a valerse por sí mismo en las calles. Para Rommel, Badji es su única familia”.

Un día en la vida de Rommel

El pequeño Rommel pasa la mayor parte de sus días pidiendo dinero. Va por la ciudad, pidiendo cortésmente un cambio a los extraños. El niño recolecta y ahorra tanto dinero como puede, y lo usa para alimentar a Badji y luego a sí mismo. Lleva a Badji con él la mayor parte del tiempo, pero cuando baja al cachorro  siempre lo sigue de cerca.

Rommel está muy agradecido con Badji porque el perro lo protege de otros niños de la calle que intentan robarle su dinero. Badji les ladra, pero Rommel cree que la verdadera razón por la que los niños están asustados es porque creen que el perro tiene rabia

Rommel realmente ama a los animales. Aunque quiere ser actor porque piensa que donde puede ganar dinero, también quiere convertirse en veterinario para poder ayudar a los animales.

Aunque ha estado durmiendo en las calles, no está del todo sin hogar. Cuando tiene dinero, se va a casa con una hermana mayor y su esposo en San José, Del Monte, Bulacan. Cuando está en Metro Manila, duerme afuera de una tienda 7-Eleven cerca de GMA.

¿Y qué ha pasado?

Rommel se volvió famoso por el amor a su cachorro. Periodistas de distintos medios le entrevistaron y un equipo de video compartió su vida en el día a día. Como si fuera una película Rommel contó que su mayor sueño sería convertirse en veterinario y por ello volvió a la escuela.

Rommel también ahorró dinero para conseguir útiles escolares para poder continuar su educación. A pesar de su edad, nunca pasó del segundo grado. Afortunadamente, muchas personas dieron un paso al frente para ayudar a Rommel a lograr su sueño de terminar la escuela. La escuela local le permitió asistir al tercer grado siempre que se mantuviera limpio y trajera sus propios cuadernos.

Su familia al ser cuestionada sobre porque hacían al niño mendigar en las calles lo negó. El niño comentó que su mamá nunca le pide que se quede en casa y en cambio quiere el dinero que recolecta. Sin duda este niño tiene mucho amor por dar y en ese momento continuaba luchando por su sueño en la escuela y siempre acompañado por su perro.

-¿Y no te da miedo estar solo en las calles de Manila?-preguntan en el video. Y Rommel respondió: -No porque tengo a Badji conmigo-

La historia de Rommel nos inspira porque frente a la adversidad siempre hay amigos que puedan apoyarnos a salir adelante y sin duda los amigos vienen en todas las formas y especies, como es Badji el fiel compañero de un niño que sueña en ser veterinario.

Conoce la historia de Rommel en video

[embedded content]

Si quieres saber cómo viajar descubrelo: 

Te recomendamos leer:



Comments

comments

Tomado de https://viajeropeligro.com/

A %d blogueros les gusta esto: