NFL: Dallas Cowboys humilló a Giants en un debut de ensueño

Ni el más oscuro de los cielos en Nueva York podía presagiar la tormenta que caería en el primer domingo por la noche en el MetLife Stadium. Fue una lluvia inclemente, pero también una tromba llamada Dallas. Los Cowboys propinaron una paliza de época a los Giants en el arranque de la campaña con un 40-0 fulminante.

TE GUSTARÍA: Tom Brady regresó a casa: “soy un Patriota para toda la vida”, dijo en su homenaje

Fue una blanqueada épica, la de los Cowboys. De esos partidos que desde las primeras jugadas son capaces de marcar una tendencia. Aunque no se sabe si el equipo de la Estrella Solitaria es tan bueno como lo indica el marcador, o el accionar está condicionado por un rival que no se presentó al enfrentamiento, Dallas firmó una presentación sólida en cada una de sus líneas.

Fueron los equipos especiales y la defensa, sin embargo, los que encaminaron la paliza. Un gol de campo bloqueado regresado hasta las diagonales y un pick-six sacaron del partido a los Giants, si es que acaso se presentaron. Los Cowboys no quitaron el pie del acelerador y cada que pudieron aumentaron la ventaja a través del poder de su ataque terrestre, ya con Pollard como protagonista. El corredor ingresó en un par de ocasiones a la zona prometida y luego fue Turpin el que aumentó la cuenta, en una actuación en la que hasta los actores de reparto tuvieron su recompensa.

CAYÓ UNA LLUVIA TORRENCIAL

El partido, marcado por una lluvia torrencial, tuvo a la férrea defensiva de los Vaqueros como clave, no solo en los puntos que lograron poner en la pizarra, sino también en las sensaciones que transmitieron. La unidad comandada por Dan Quinn capturó en siete ocasiones a Daniel Jones y forzó tres entregas de balón, aunque pudieron ser más, con cinco balones sueltos generados, de los cuales solo recuperaron uno. El devenir del encuentro hizo que Dallas no necesitara siquiera forzar su ataque aéreo, con apenas 143 yardas para Dak Prescott.

Del otro lado, los Giants quedaron a deber en todos los aspectos. Daniel Jones revivió sus viejos fantasmas con una noche terrible. Si acaso el único punto destacable está en el centenar de yardas que consiguieron por tierra, pero si nada de lo que rodea al ataque terrestre funciona, termina por ser anecdótico.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace


Tomado de https://www.esto.com.mx/