New York Yankees vs Diablos Rojos, un éxito que la afición mexicana hizo posible

New York Yankees vs Diablos Rojos, un éxito que la afición mexicana hizo posible


Tomado de https://www.esto.com.mx/

De lado quedó el hecho de que los New York Yankees no presentaron a su mejor roster para los partidos ante los Diablos Rojos del México, la afición respondió de manera notable y disfrutó de una fiesta total para la Nación Escarlata una vez que su equipo se impuso a la organización neoyorquina.

TAL VEZ TE INTERESE: José Treviño presume su ascendencia mexicana y contento con enfrentar a Diablos Rojos

El Diamante de Fuego ardió, fue una celebración de principio a fin. Todos disfrutaron más allá de que los seguidores de los Bombarderos del Bronx pudieron irse un poco más tristes por lo que dictó la pizarra.

El rojo y el blanco se apreció desde las inmediaciones y por supuesto en la entrada al recinto de la Magdalena Mixihuca. Las puertas se abrieron en punto de las 11:00 horas y las filas ya eran largas. Los fanáticos que madrugaron tuvieron la oportunidad de ver a las dos escuadras practicando en la caja de bateo y aquellos que tenían un lugar asignado en la zona de los jardines pudieron aprovechar la escasa afición para pedir de obsequio alguna bola que les llegaba a los outfielders.

Por su parte, los seguidores más cercanos al diamante aprovecharon la cercanía con los jugadores cuando se dirigían al dugout para solicitar la firma en alguna pelota, playera, gorra y hasta bandera. Elementos de los Yankees como el mánager Aaron Boone, el utility Oswaldo Cabrera, el cátcher José Treviño fueron de los más solicitados.
Conforme se acercaba la hora del playball el ambiente se elevó, las gradas cada vez estaban más ocupadas, recordemos que hubo boletaje agotado. El incesante sol no fue obstáculo para disfrutar, la cerveza, el agua, tequila, refresco, helado, nieve, cualquier cosa fresca lo podía controlar. Sin dejar de lado las gorras, que siempre sobresalen en este deporte y que colaboran para cubrirse del astro.
La afición de nueva cuenta dio la cara y respondió a las expectativas en un evento deportivo de alta relevancia en la capital. Seguidores de diversas partes de la República Mexicana. Y más allá de las fronteras se dieron cita para disfrutar de este partido que de amistoso no tuvo nada. Las dos escuadras se lo tomaron con seriedad.
En las gradas se dejó escuchar el grito de “México, México, México”, el “Vamos Diablos” y hasta el “Let´s go Yankees”. Cuando se dieron a conocer las alineaciones gente como Juan Carlos Gamboa, Julián Ornelas, Robinson Canó y Trevor Bauer. Fueron de los más ovacionados por la afición escarlata, en tanto que, en los Yankees, Giancarlo Stanton fue el protagonista.

En la ceremonia de los himnos se guardó total respeto. Lupita Infante entonó la obra de Francisco González Bocanegra y Jaime Nunó, mientras que Loreta González, de ascendencia mexicana, cantó el Himno de Estados Unidos. Después el legendario Mariano Rivera, ganador de cinco Series Mundiales con los Mulos de Manhattan, lanzó la primera bola del encuentro.
La música del mariachi no podía faltar en esta cita historia entre las dos organizaciones más ganadoras del beisbol mexicano y estadunidense. El “Cielito Lindo” se dejó escuchar en diversas partes del encuentro y al final los festejos se tiñeron de rojo. Diablos se llevó el primer capítulo en una cita que tuvo que esperar 56 años para repetirse.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas


Tomado de https://www.esto.com.mx/