julio 26, 2021

Murió por covid El Sapo Guapo, líder de Guerreros Unidos y figura clave en caso Ayotzinapa

Mario Casarrubias (El Sapo Guapo), fundador del cartel Guerreros Unidos y figura clave en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, falleció por coronavirus en un hospital militar de la Ciudad de México (CDMX). Así lo confirmó esta tarde el subsecretario de Derechos Humanos Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Alejandro Encinas, en redes sociales.

De acuerdo con el comunicado de la Comisión Presidencial para la Verdad y Acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa, El Sapo Guapo se encontraba recluido en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1 (El Altiplano); desde 2017; sin embargo, tras enfermar de COVID-19 fue trasladado al Centro Médico Adolfo López Mateos en Toluca, Estado de México (EDOMEX), donde murió.

Mario Casarrubias padecía de diabetes tipo II e hipertensión arterial sistémica, por lo que desde el pasado 21 de julio tuvo que ser intubado después de una caída abrupta en su oxigenación. Falleció ayer por la tarde, tras sufrir un paro respiratorio y a pesar de las atenciones médicas que se le brindaron.

El Sapo Guapo era hermano de Sidronio (El Chino), Adán (El Jitomate) y José Ángel (El Mochomo), miembros de la cúpula de Guerros Unidos, grupo ligado a la desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal Isidro Burgos ocurrida en Iguala, Guerrero, durante la madrugada del 27 de septiembre de 2014.

Hasta ahora, Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa, ha dicho que la desaparición de los 43 normalistas se enmarca en el tráfico de drogas y la protección que Guerreros Unidos tenía de las autoridades. Iguala era un punto de almacenamiento de heroína o goma de opio procedente de las montañas cercanas, mimas que eran traficadas hasta Chicago en autobuses como los que intentaron tomar los estudiantes.

Según testimonios recabados, los normalistas fueron confundidos por miembros de un grupo rival a Guerreros Unidos, por lo que el cartel ordenó su eliminación a las autoridades como policías y militares. Durante las investigaciones, José Luis Abarca, alcalde de Iguala, ha sido señalado de tener vínculos con Guerreros Unidos, así como un coronel del Ejército que estuvo a cargo del operativo militar. Ambos han negado las acusaciones.

El caso provocó tal indignación que es señalado como uno de los principales detonantes de la derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en las elecciones presidenciales de 2018 y como la mayor crisis política del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Portada: Web

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: