enero 19, 2022

Muere Ágata Lys, mito del destape: «Realmente falleció hace 40 días en un silencio misterioso»

La noticia de su muerte se ha conocido un mes y medio después de producirse. La actriz tenía 68 años Leer#ExpresionSonoraNoticias Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura...

Actualizado Jueves,
23
diciembre
2021

17:20

La noticia de su muerte se ha conocido un mes y medio después de producirse. La actriz tenía 68 años

Ágata Lys, en los años 70.
Ágata Lys, en los años 70.

La actriz Ágata Lys, mito del cine del destape de los años 70 y 80, ha muerto a los 68 años en Marbella (Málaga). El fallecimiento se produjo el pasado 12 de noviembre y no ha trascendido hasta hoy.

Impresiona leer una entrevista con Ágata Lys de 1972 encontrada al azar en la red. Le preguntan a Lys si es la Marilyn Monroe española y ella dice que no es asunto suyo lo de las comparaciones, que Marilyn era estupenda pero que ella está en otras cosas. Dice que que el trabajo en el Un, dos tres y en las comedias populares de la época ha estado bien pero que ella va más en serio que eso. Anuncia que su debut en las tablas, encarnando una Doña Inés a la que hoy nos imaginamos un poco Tenorio, va a ser su primer paso en esa dirección y que sigue estudiando Filosofía y Letras por libre. El diálogo es un poco ingenuo y anacrónico pero Lys da la sensación de ser una mujer extraordinariamente consciente y segura de sí misma, de sus posibilidades y de sus propósitos.

Ha sido la periodista y escritora Valeria Vegas quien ha desvelado el fallecimiento en su cuenta de Instagram, confirmado por la Unión de Actores. «Realmente murió hace algo más de 40 días, en un silencio misterioso (e injusto) que no ha trascendido a los medios ni la profesión», ha escrito la guionista de la serie Veneno.

El hecho de que su muerte haya sido ignorada hasta ahora, igual que el olvido de su trabajo y de su fama, parecen desmentir todas las promesas de aquella entrevista de 1972. Sin embargo, la vida y la carrera de Ágata Lys ha sido importante en la historia de la cultura española.

«Ágata daba muy buenas entrevistas. Se habla siempre de los padres de la democracia en España pero yo creo que las entrevistas de Ágata, que su vida. hicieron tanto o más por llevar la democracia a los españoles, porque actrices como ellas llegaban a la gente muy directamente con su mensaje de libertad«, explica ahora Vegas. «Fue una mujer muy valiente».

Lys nació en Valladolid con el nombre de Margarita García Sansegundo en 1951, a tiempo de entrar en el momento justo en el que la comedia popular española se adentró en el destape. Teñida de platino, joven, guapa y rebautizada con un nombre de fantasía, Lys fue parte de aquella gran máquina del cine en serie de los 70. «Y nunca renegó de esas películas. Ella hacía su papel, se creaba su personaje y se teñía de rubia porque sabía que aquella España hambrienta se iba a volver loca con una imagen así. Pero no era una mujer pasiva. Era muy inteligente. Decía: no soy Ágata, soy Ácrata«, cuenta Vegas.

Deseo carnal, El erotismo y la informática, Las alegres vampiras de Vogel y Trauma fueron parte de su primera etapa en el cine. Lo interesante es que Lys, como sus colegas Alfredo Landa y José Sacristán, redirigió su carrera desde el cine popular hasta el cine de autor que en aquella época vivía también su etapa de oro.

¿Por qué no tuvo una carrera en el cine larga y de prestigio, tan conocida como la de Landa y Sacristán? «Ella, al menos, completó el viaje, cosa que no pudieron hacer sus compañeras de generación. Hizo películas muy importantes, trabajó con Saura, con Camus, con León de Aranoa y estuvo activa muchos años. Pero esa imagen no nos ha quedado tanto por la razón de que era mujer y recibía juicios mucho más severos que sus compañeros», explica Vegas.

Es el momento de hacerle justicia. En Los santos inocentes, de Mario Camus, la película más importante del cine español de esa época, Lys era la mujer del perito, Agustín González y amante del señorito Iván, Juan Diego. Aparecía con el pelo negro, en el papel de una mujer tiránica y, a la vez, salorosa y cargada de una sexualidad angustiosa, un personaje casi tomado de La casa de Bernarda Alba. Estaba perfecta.

Su carrera siguió, sobre todo, en el teatro, aunque aún se asomó al cine en películas hoy recordadas como Familia y Taxi. La serie Amar en tiempos revueltos fue su último trabajo destacado, hace casi 15 años. «Se cansó de ser Ágata Lys, se fue a vivir a Benalmádena y allí se ha muerto«, cuenta Vegas.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

#ExpresionSonoraNoticias Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura

A %d blogueros les gusta esto: