Los traficantes de cactus están saqueando los desiertos

A finales de abril, 844 cactus fueron devueltos de Italia a Chile. Un año antes, una redada con especies raras reveló la escala del mercado negro de estas plantas espinosas. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://nytimes.com/es/feed...

La Operación Atacama es, con mucho, la mayor redada de la historia reciente, pero hay otros indicios de que las fuerzas del orden empiezan a tomar nota de los cactus. Seis hombres fueron condenados a una serie de penas tras recientes condenas federales relacionadas con una red de tráfico de cactus que sacaban furtivamente miles de rocas vivas del suroeste de Texas para su contrabando a Europa y Asia. En California y Arizona se han producido otras acciones judiciales relacionadas con cactus.

Sin embargo, aunque el refuerzo de la aplicación de la ley es bienvenido, varios expertos creen que la prohibición, por sí sola, no detendrá el tráfico. En su lugar, son partidarios de satisfacer la demanda mediante la recolección sostenible de semillas o injertos de plantas silvestres, que podrían utilizarse para la propagación artificial en invernaderos certificados.

La venta de estas plantas de origen legal podría ayudar a compensar el comercio ilegal. Preferiblemente, los ingresos irían directamente a las comunidades que viven junto a las especies, dicen los expertos, creando incentivos para protegerlas. El comercio de cactus y suculentas es “un gran negocio, pero la mayor parte de ese dinero no se centra en los países de origen”, afirma Margulies. “Creo que debería haber un impulso para involucrarse en esto más desde el punto de vista de la justicia social”.

Sin embargo, la legislación interna de muchos países prohíbe este tipo de actividades, al igual que las estrictas leyes de comercio internacional y la burocracia. El resultado, según Cattabriga, es un sistema que “desalienta la reproducción de plantas raras en cautividad, y tiene el efecto secundario de exacerbar el comercio ilícito”.

Guerrero espera que con la Operación Atacama se inicie el debate sobre cómo reformar la legislación para hacerla más susceptible de soluciones.

Mientras tanto, algunos entusiastas de las plantas se esfuerzan por cambiar la cultura de la recolección de cactus. Vayda, de B. Willow, por ejemplo, está en conversaciones con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza sobre la posibilidad de establecer normas en el sector de las plantas de interior para certificar que los invernaderos utilizan plantas de origen legal, de forma similar a las etiquetas de alimentos orgánicos o de comercio justo. “Ahora mismo, tengo que preguntar específicamente a un cultivador: ‘¿De dónde proceden tus plantas?’”, dijo.

La Sociedad Estadounidense de Cactus y Suculentas intenta alejar a sus miembros de la tentación de las plantas de procedencia irregular mediante charlas educativas, artículos que publica y otros medios. La sociedad también prohíbe a los cultivadores que presenten ejemplares en exposiciones y concursos especializados que los miembros no podrían adquirir legalmente hoy en día.

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://nytimes.com/es/feed

A %d blogueros les gusta esto: