Los retos de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo: el compromiso de la comunidad internacional

Los retos de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo: el compromiso de la comunidad internacional

Tomado de https://www.excelsior.com.mx/rss.xml

Por: José Manuel Salazar-Xirinachs*

El liderazgo de la ONU y de la comunidad internacional, incluidos más de 50 jefes de Estado y de gobierno, está enfocado esta semana en los países miembros más pequeños y vulnerables en el marco de la Cuarta Conferencia Internacional sobre los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID4-SIDS4, por sus siglas en inglés). Esta reunión, que se celebra en Antigua y Barbuda, analiza los retos del desarrollo sostenible de estos pequeños estados y adopta una plataforma de acción para los próximos diez años.

El Caribe alberga 29 países PEID, comprendiendo 16 Estados miembros y 13 territorios. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) está comprometida a apoyarles en su búsqueda del desarrollo sostenible. El cambio climático y el peso de la deuda ponen en riesgo el desarrollo de estos pequeños estados. La temporada de huracanes del Atlántico en 2024 se prevé como la más calurosa y activa registrada, incrementando la vulnerabilidad de estos países a los impactos climáticos. Además, el Caribe enfrenta altos niveles de deuda, consecuencia del bajo crecimiento y los altos costos de financiamiento en los mercados de capital, agravados por la frecuencia y severidad de huracanes y tormentas tropicales. En 2017, los huracanes Irma y María causaron daños en el Caribe por aproximadamente 97 mil millones de dólares, y el huracán Dorian en 2019 resultó en pérdidas y daños por 3,4 mil millones de dólares solo en las Bahamas.

Desde la crisis global de 2008-2009, el Caribe no experimenta un crecimiento robusto, y su desempeño en comercio e inversión extranjera directa (IED) se ha debilitado. La recurrencia de los fenómenos climáticos extremos ha llevado a un alto endeudamiento, por lo que su desarrollo se ve amenazado ante el desvío del recursos para el pago de la deuda. El alto endeudamiento impacta negativamente las calificaciones crediticias soberanas, sometiendo al Caribe a mayores costos de su deuda. A esto se suma que su calificación como países de ingresos medios-altos y altos limita su acceso al financiamiento concesional, una métrica que ignora su alta vulnerabilidad y su necesidad de recursos.

La Cuarta Conferencia Internacional sobre los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo llama con urgencia a asegurar un acceso mayor y más sostenido al financiamiento, y llama a tener “un asiento en la mesa” donde se tomarán decisiones sobre la reforma de la arquitectura financiera global.

La CEPAL ha acompañado a los países caribeños en sus esfuerzos por mejorar las formas críticas de financiamiento y la eficacia de la ayuda a través de asociaciones colaborativas. Esto es crucial, ya que el obstáculo más grande que enfrentan es asegurar el financiamiento para la inversión en su desarrollo sostenible. Además, la CEPAL creará el Observatorio Parlamentario sobre el Cambio Climático y la Transición Justa que da a los parlamentarios del Caribe y América Latina una plataforma de datos en legislación ambiental. El primer ministro Gastón Browne, el gobierno y el pueblo de Antigua y Barbuda merecen reconocimiento el éxito de esta importante conferencia. La Agenda resultante de la conferencia de Antigua y Barbuda logrará un apoyo más efectivo de las Naciones Unidas y reafirma los derechos básicos de desarrollo de los isleños. También pide un apoyo internacional más robusto para acelerar la implementación del Acuerdo de París sobre cambio climático y para la pronta capitalización y operacionalización del propuesto Fondo de Pérdidas y Daños.

La conferencia reconoce el impacto de las vulnerabilidades de un país en su trayectoria de desarrollo y por lo que subraya la relevancia de la creación de un Índice de Vulnerabilidad Multidimensional. También lanzará una Iniciativa de Apoyo a la Sostenibilidad de la Deuda que genere apoyo innovador para los PEID endeudados. Se han logrado compromisos políticos que se acompañan con el deber de todos los participantes, especialmente la comunidad donante y el sistema de la ONU, de incrementar sus esfuerzos para asegurar el desarrollo de los pequeños estados insulares. La CEPAL está firmemente comprometida con este esfuerzo.

*Secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe  de las Naciones Unidas

Tomado de https://www.excelsior.com.mx/rss.xml