Los Marisoles de Cuajinicuilapa: ¿una nueva figura en el espectro de género en Mesoamérica


Se autodenominan Marisoles y si bien nacieron con genitales masculinos, su identidad y su vida en Cuajinicuilapa, en la región de la Costa Chica de Guerrero, les permite transitar dentro y fuera de las masculinidades y feminidades con la total aceptación de sus comunidades (aunque algunos han sufrido episodios de discriminación, son los menos).

La investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Tania Ramírez Rocha, argumenta que más que un ‘tercer género’, este grupo es una “nueva figura dentro del espectro de género en Mesoamérica”.

Los marisoles: la cosmovisión nahua y la dualidad sexual

Para entender un poco más sobre el contexto de los Marisoles, la antropóloga Tania Ramírez nos señala la existencia, en Cuajinicuilapa y en la multiétnica Costa Chica guerrerense, de una continuidad de las ideas prehispánicas, que se asocia a las identidades sexuales, las cuales no regulaban la vinculación de un individuo con lo masculino o lo femenino. La deidad suprema y creadora de la cosmovisión nahua, Ometéotl, era dual.

Aquí no hay lucha

“En Cuajinicuilapa no está arraigada la lucha LGBTTTIQ, ya que los Marisoles no enfrentan la misma discriminación que las personas de contextos occidentalizados, donde por siglos se ha regulado la heterosexualidad y sancionando a quienes la trasgreden, dándoles una identidad desde tales normas”.

La identidad de género alude a la manera en que una persona se asume a sí misma, independientemente de cómo la perciben los demás.

La antropóloga, quien ha seguido la historia de vida de algunos Marisoles, comenta que, aunque algunos fueron obligados en edad temprana a pasar por rituales de masculinidad como pelear con otros infantes, es común que, cuando los hijos se desprenden de los modelos masculinos, se dé una resistencia paterna, por lo que aquellos se apoyan en las figuras femeninas de la familia.

Everardo Martínez / INAH

Cuajinicuilapa en la escena

“Cuajinicuilapa tiene un aspecto social distinto, en el que confluye lo afro con lo mesoamericano, creando una zona rica culturalmente, en la cual la sociedad cujileña flexibiliza las fronteras de género, con un modelo que no es dicotómico ni excluyente”.

La antropóloga del INAH enfatiza que denominar ‘tercer género’ a los Marisoles, o incluirlos en espacios como el movimiento queer, es equivocado, dado que extrapola a las formas en que se entiende y se ejerce el género en Cuajinicuilapa.

De interés en Japón

Esta interesante investigación fue publicada recientemente por el Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nanzan, de Nagoya, Japón, en el artículo Persona, géneros, cuerpos y sexualidades en Cuajinicuilapa, coescrito por las investigadoras Tania Ramírez Rocha y Haydée Quiroz Malca.

antropólogaantropologia de mexicoCosta ChicaCuajinicuilapaguerreromarisoles
autor
Viajera con un amor infinito por México. Lo lleva, literalmente, tatuado en la piel.

Tomado de https://www.mexicodesconocido.com.mx/