agosto 24, 2023

Los inexplicables accidentes aéreos de los enemigos del Kremlin se amontonan. El de Prigozhin es el último de ellos

Rusia vive hoy lo que fácilmente podría ser el guión de una película de espionaje de Hollywood. Una cuyo desenlace se ha saldado con la aparente muerte del jefe del grupo mercenario Wagner, Yevgenyi Prigozhin, en un accidente...

Rusia vive hoy lo que fácilmente podría ser el guión de una película de espionaje de Hollywood. Una cuyo desenlace se ha saldado con la aparente muerte del jefe del grupo mercenario Wagner, Yevgenyi Prigozhin, en un accidente aéreo. Un hecho que no ha sorprendido demasiado a los analistas, quienes consideran casi más llamativo el hecho de que Prigozhin haya permanecido con vida durante tanto tiempo después de liderar una revuelta armada contra Rusia, calificada por Putin como «traición».

¿Qué ha pasado? Ayer por la tarde, un avión comercial registrado a nombre del jefe de Wagner se desplomó, estrellándose cerca de la aldea de Kuzhenkinskoe en la región rusa de Tver. Los 10 pasajeroso murieron. Aunque el Kremlin aún no se ha pronunciado aún, Rosaviatsia, la autoridad de aviación rusa, ha comunicado que Prigozhin y otro alto comandante, Dmitry Utkin, estaban entre las personas que viajaban a bordo.

El aparato no mostraba signos de fallos mecánicos. «El cuerpo del avión no estaba dañado, la cola se cayó entera, el resto, por otro lado», relataron algunos testigos, que señalan que antes de que el avión se estrellara se escucharon «dos explosiones”. Como era de esperar, no ha pasado mucho tiempo hasta que las teorías hayan aparecido: «¿Fue el avión derribado? ¿Había una bomba a bordo?».

¿Quién es Yevgenyi Prigozhin? Para entender por qué este suceso es importante, hay que saber quién es este hombre, qué papel ha jugado en la guerra de Ucrania y qué lazos tiene con el gobierno ruso. Prigozhin, que ahora tenía 62 años, fue un criminal que tras cumplir nueve años en una prisión soviética, se convirtió en vendedor de perritos calientes y acabó siendo propietario de lujosos restaurantes. Aunque era más conocido por ser el líder del grupo Wagner, una fuerza militar privada.

Emmanuel Macron la calificaba de «mercenarios criminales» al inicio del conflicto. Lo cierto es que más del 80% de los miembros de esta organización paramilitar son convictos, reclutados en prisiones, y el resto mercenarios que han estado desplegados en varios países donde Rusia tiene intereses en juego como Siria o Libia. Se dice que Prigozhin era cercano al presidente ruso. De hecho, lo llamaban «el chef de Putin» debido a los servicios que ofrecía al Kremlin.

Algo de contexto. El accidente del avión de Prigozhin ocurre apenas dos meses después de que él y sus soldados organizaran una insurrección contra Rusia. Las mismas tropas de Wagner que lucharon del lado ruso en Ucrania durante el conflicto hicieron públicas sus críticas sobre cómo Rusia estaba llevando a cabo su estrategia militar y cómo sus tropas estaban pereciendo mientras que el gobierno no apoyaba a sus soldados con munición ni equipamiento.

Eso llevó al grupo de mercenarios a lanzar un motín contra Moscú en junio, enviando tropas hacia la capital. Aunque Prigozhin terminó disolviend la marcha, diciendo que quería ahorrar «sangre rusa» y planeó su exilio en Bielorrusia, Putin dejó claro que consideraba esas acciones como una forma de traición.

EEUU lo tiene claro. Resulta curioso que, aunque se trataba de una acusación bastante seria, no se produjera ningún tipo de represalia por parte del Kremlin. De hecho, a los combatientes de Wagner se les permitió trasladarse a la vecina Bielorrusia. Pero según algunos analistas, la realidad es que Prigozhin ya para entonces era un «hombre muerto andante».

Tal y como señala Joe Biden, el presidente de EEUU, no es una sorpresa: «No hay mucho que suceda en Rusia que Putin no esté detrás».Los funcionarios ucranianos también han interpretado el incidente como una advertencia a las «élites» rusas. ¿Qué gana Putin con esto? Instaurar el miedo en sus filas y dejar claro un mensaje importante: quien esté pensando en expresar una opinión diferente a la suya, corre peligro.

No sería la primera vez que sucede. En Rusia, los misteriosos accidentes aéreos donde han muerto personalidades de alto perfil son cada vez son más comunes. El periodista de investigación ruso Artem Borovik murió en 2000, poco después de que su avión con destino a Kiev se estrellara después de despegar del aeropuerto Sheremetyevo de Moscú. Y el general Alexander Lebed, antiguo candidato presidencial, murió en 2002 en un accidente de helicóptero.

Tampoco podemos olvidar que Boris Nemtsov, el físico, político y crítico ruso de Putin fue asesinado en 2015, y Alexei Navalny, el líder de la oposición rusa que permanece en prisión después de que Putin supuestamente orquestara su envenenamiento en 2020. Más recientemente, la destitución de uno de los aliados de Wagner en el ejército ruso, el general Sergei Surovikin también levantó sospechas. Se rumoreaba que había sido puesto bajo arresto domiciliario o encarcelado, aunque su paradero no ha sido confirmado públicamente.

¿Podría estar vivo en realidad? La última teoría sobre este asunto es que Prigozhin fuera demasiado inteligente y hubiera fingido su muerte. Hay que recordar que no es la primera vez que el jefe de Wagner emplea a un doble. Y en otras actuaciones se le ha visto usando pelucas, disfraces y múltiples pasaportes. Aunque Rusia dice haber confirmado la muerte, nada nos sorprende ya en un conflicto en el que la realidad ha superado a la ficción incontables veces.

Imagen: GTRES (Press service of Prigozhin)

En Xataka | Hay miles de prorrusos por el mundo. Así que Rusia les está construyendo una ciudad para que vivan allí

#Sonora #Expresion-Sonora.com –> Tomado de https://www.xataka.com/index.xml