Los apagones ilustran la amenaza del cambio climático a las redes eléctricas en Estados Unidos

Los sistemas están diseñados para hacer frente a los picos de demanda, pero el clima salvaje e impredecible vinculado al calentamiento global muy probablemente llevará a las redes más allá de sus límites. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://nytimes.com/es/feed...

El martes, el gobernador Greg Abbott pidió una reforma de emergencia del Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas, la corporación sin ánimo de lucro que supervisa el flujo de energía en el estado, y dijo que su rendimiento había sido “cualquier cosa menos fiable” en las 48 horas anteriores.

En teoría, según los expertos, existen soluciones técnicas que pueden evitar estos problemas.

Las turbinas eólicas pueden equiparse con calefactores y otros dispositivos para que puedan funcionar en condiciones heladas, como se hace a menudo en el Alto Medio Oeste, donde el clima frío es más habitual. Las centrales de gas pueden construirse para almacenar petróleo in situ y pasar a quemarlo si es necesario, como se hace a menudo en el noreste, donde la escasez de gas natural es habitual. Los reguladores de la red pueden diseñar mercados que paguen más por mantener una mayor flota de centrales eléctricas de reserva en caso de emergencia, como se hace en el Atlántico Medio.

Pero todas estas soluciones cuestan dinero, y los operadores de la red suelen ser cautos a la hora de obligar a los consumidores a pagar más por las protecciones.

“El aumento de la capacidad de recuperación suele tener un precio, y existe el riesgo de que se pague de menos, pero también de que se pague de más”, dijo Daniel Cohan, profesor asociado de ingeniería civil y medioambiental de la Universidad de Rice. “Es un malabarismo complicado”.

En los próximos meses, mientras los operadores de la red de Texas y los responsables políticos investigan los apagones de esta semana, es probable que exploren cómo podría reforzarse la red para hacer frente a un clima extremadamente frío. Algunas ideas posibles son: construir más conexiones entre Texas y otros estados para equilibrar el suministro de electricidad (una medida a la que el estado se ha resistido durante mucho tiempo), animar a los propietarios de viviendas a instalar sistemas de reserva de baterías, o mantener más centrales eléctricas en reserva.

La búsqueda de respuestas se verá complicada por el cambio climático. En general, el estado se está calentando a medida que aumentan las temperaturas globales, y las temperaturas extremas del frío son, por término medio, cada vez menos frecuentes.

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://nytimes.com/es/feed

A %d blogueros les gusta esto: