agosto 4, 2021

Lorenzo Mayer asegura que la gente no participó en la consulta por ‘falta de conciencia’

El académico Lorenzo Meyer atribuyó la baja convocatoria que generó la consulta popular para investigar y enjuiciar a exfuncionarios públicos que se llevó a cabo este domingo al hecho de que muchas personas no están conscientes de que viven en un sistema diseñado para explotarlos sistemáticamente desde hace siglos.

Durante una aparición en el programa radiofónico de Carmen Aristegui, el analista político inició por señalar que se debe crear una comisión de la verdad que investigue las irregularidades y delitos cometidos por las administraciones anteriores; tal como sugirieron los organizadores del plebiscito para juzgar las fechorías de los expresidentes.

Sin embargo, destacó que esta debe ser independiente del Poder Judicial, pues el desempeño de dicha instancia en la aplicación de la justicia es ‘risible’, pues rara vez se ha acercado el resultado de sus determinaciones a un verdadero sentido de justicia; e, incluso en esos raros casos, se da más por una cuestión estadística que por un verdadero compromiso.

Por ello, señaló que no espera nada de la justicia mexicana, pero sí de aquellas personas que el año pasado se movilizaron para reunir casi 2 millones de firmas en un ‘tiempo récord’ –apenas dos semanas-, pues deben ser ellos quienes integren una comisión de la verdad que pueda llegar a conclusiones incontrovertibles sobre lo sucedido en los gobiernos pasados.

Finalmente, señaló que uno de los principales factores por los cuales el 93 por ciento del listado de electores decidió no participar en el ejercicio del pasado fin de semana es debido a una falta de conciencia acerca de la brutalidad de un sistema político que se remonta a la llegada de los conquistadores españoles en el siglo XVI.

Acerca de esta forma de entender la política, aseguró que su objetivo principal es explotar la mayor cantidad posible de recursos de sus participantes –a quienes ha tratado como animales- para desviarlos hacia una reducida minoría. Entre los siglos XVII y XVIII, estos iban a parar hacia la metrópoli; mientras que tras la independencia se redirigieron hacia las élites nacionales.

En ese sentido, señaló que los expresidentes a los que se busca juzgar por los delitos de sus administraciones sirvieron con este mismo propósito al sistema. Para concluir, declaró que el principal objetivo de hacer un juicio simbólico contra estos personajes es despertar conciencias para que estos actos no vuelvan a repetirse.

Con información de Aristegui Noticias.

Imagen: Aristegui Noticias

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: