La polémica declaración de Julio César Chávez: ya no sabe qué hacer con su hijo

Escrito en DEPORTES el

Julio César Chávez está preocupado por la triste situación por la que pasa su hijo. El boxeador mexicano se ha visto involucrado en muchas polémicas en las que ha tenido que salir a dar explicaciones sobre su hijo. La realidad es que Junior no ha tenido los mejores años y cada vez se aleja más de lo que le “hace bien”. 

Julio César Chávez está preocupado por la triste situación por la que pasa su hijo. El boxeador mexicano se ha visto involucrado en muchas polémicas en las que ha tenido que salir a dar explicaciones sobre su hijo. La realidad es que Junior no ha tenido los mejores años y cada vez se aleja más de lo que le “hace bien”. 

Te podría interesar

En los últimos meses Chávez Junior ha estado involucrado en varios conflictos con temas de adicciones y otros problemas legales. Recientemente el hijo del boxeador mexicano fue detenido en su domicilio en Los Ángeles  por las autoridades por portación ilegal de armas. Por lo que Junior enfrentará un proceso legal para determinar lo qué pasará. 

Además como parte de este proceso deberá estar en rehabilitación por el problema de adicciones que presenta desde hace varios años, motivo que lo ha tenido en el ojo del huracán. Desafortunadamente Chávez Junior no siguió los pasos de su padre en el tema profesional y hoy atraviesa uno de los momentos más duros de su vida. 

No es ninguna mentira que la familia del boxeador esté preocupada por la situación actual, por lo que esperan que este mal momento sea lo que lo haga cambiar para bien y su vida pueda tomar un rumbo diferente. En una entrevista Julio César Chávez se sinceró sobre lo doloroso que está siendo este momento con su hijo. 

LEE TAMBIÉN: ¿Qué fue de Mariano Pavone, el goleador que no pudo hacer campeón a Cruz Azul?

Lo que dijo Chávez sobre el duro momento que atraviesa su hijo

En una charla para el Canal de Diego Soto, Julio César Chávez confesó que su hijo se está hundiendo y le duele saber que no le puede ayudar. Además señaló que en el mundo de las adiciones solo hay tres caminos, hospital, cárcel y muerte, por lo que espera que su hijo se recupere y no llegue al tercer camino. 

“Se me hace un nudo en la garganta, imagínate cómo me sentía yo con Julio, mi hijo que él vio, cómo su padre se destruyó en el alcohol y la droga y ver él cómo se está destruyendo y yo no poder ayudarlo”

“Ya cayó en el hospital, ya cayó en la cárcel, ¿ahora qué sigue? Dios quiera y le haya caído un rayito de luz”.

Tomado de https://lasillarota.com/rss/feed.html?r=34