febrero 24, 2021

La cabaña autoconstruida por un cineasta canadiense para vivir de forma autónoma en el bosque

Cansado de estresante vida, un cineasta canadiense decidió construir una cabaña aislada desde cero, sin experiencia previa en construcción. http://ecoinventos.com/...

Cansado de su rutina laboral, con ganas de bajar el ritmo de su vida para llevar un estilo de vida más sostenible, un cineasta canadiense decidió construir una cabaña aislada desde cero, sin ninguna experiencia previa en construcción.

Afortunadamente para él, sus amigos y familiares le ayudaron a diseñar y construir su nueva acogedora mini-cabaña en un aislado y remoto bosque canadiense por sólo 65.000 dólares canadienses (unos 50.000 dólares).

Alimentada con energía solar y diseñada para recoger y almacenar 3.000 litros de agua de lluvia, esta cabaña autónoma es ahora el hogar a tiempo completo del cineasta y su novia, donde abrazan la vida despacio y comparten sus experiencias en Instagram @canadiancastaway.

Situada en la cima de un acantilado en un bosque virgen, la casa del Náufrago Canadiense tardó unos tres años en completarse debido a la falta de acceso por carretera y a la dificultad de llevar los materiales de construcción al lugar.

La cabaña mide 4,5 metros por 4,5 metros y consta de una planta principal con un salón y un comedor combinados con una estufa de leña, una cocina con dos fuegos de propano y un frigorífico de 110 voltios, y un cuarto de baño con un lavabo y una bañera (el váter vermicompost se encuentra en una unidad independiente en el exterior).

La cabaña también tiene dos altillos, uno para el dormitorio y otro que sirve de espacio de trabajo y de vivienda secundaria.

Para que la casa funcione sin conexión a la red y genere suficiente energía para la vida diaria del cineasta, sus equipos de trabajo, el servicio de Internet por satélite, se instaló un sistema solar fotovoltaico de 1.300 vatios conectado a cuatro baterías de 550 Ah. La casa también está conectada a un generador de reserva.

Como no hay pozo, se usan tres depósitos de 1.000 litros para almacenar el agua de lluvia recogida en el tejado. El agua potable procede de un manantial cercano.

Además de una estufa de leña, la cabaña se mantiene acogedora en invierno gracias a un eficiente aislamiento.

El coste total del proyecto -incluyendo el precio del terreno y el sistema solar- fue de 65.000 dólares canadienses.

Aquí puedes ver el proceso de construcción de forma resumida:

YouTube

Imágenes vía Canadian Castaway

http://ecoinventos.com/

A %d blogueros les gusta esto: