junio 23, 2021

Joven inventó paneles solares con vegetales podridos que producen energía renovable

Carvey Ehren Maigue, un estudiante filipino de la Universidad Mapúa, se ha encargado de crear una versión de los paneles The post Joven inventó paneles solares con vegetales podridos que producen energía renovable appeared first on Portal Ambiental. Tomado de https://portal-ambiental.com/...

Carvey Ehren Maigue, un estudiante filipino de la Universidad Mapúa, se ha encargado de crear una versión de los paneles solares que haga este recurso renovable aún más eficiente. Por ello, su sistema AuREUS (Aurora Renewable Energy and UV Sequestration) está diseñado para almacenar luz incluso en días nublados. Este elemento adicional significa que los nuevos paneles pueden producir energía por casi 12 horas al día, mientras los paneles actuales solo funcionan del 15% al 25% del tiempo.


¿Cómo funcionan estos innovadores paneles solares?

Esta gran iniciativa de Maigue surgió al darse cuenta de que su sistema podía funcionar de la misma manera en que funcionan las auroras boreales.


Carvey ha indicado que, en la versión natural, “las partículas de alta energía son absorbidas por partículas luminiscentes que las reemiten como luz visible”. En su versión artificial, el panel solar, Maigue recuperó las partículas luminiscentes que se encuentran en algunos desechos de comida y las atrapó en un sustrato de resina que se utiliza como tecnología principal en los dispositivos.


Al ser golpeadas por la luz UV, las partículas absorben y reemiten la luz visible a lo largo de los bordes debido a la reflectancia interna. Entonces, las células fotovoltaicas se colocan a lo largo de los bordes para capturar la luz visible emitida.

De allí que la luz visible que es capturada se convierta entonces en electricidad de corriente continua. Los circuitos reguladores se encargan de procesar la salida de voltaje para permitir la carga de la batería, el almacenamiento o la utilización directa de la electricidad.


“Podemos crear paneles curvos, formas más complejas para las paredes o el diseño que deseen sin provocar menor eficiencia”, dice Maigue.

Señala al Centro de Convenciones de Montreal como un ejemplo de las hermosas pero funcionales posibilidades de estos paneles de colores. “De esta manera, podemos mostrarle a la gente que adaptar la sostenibilidad para combatir el cambio climático es algo que puede beneficiar tanto a la generación presente como a la futura y, al hacerlo, podemos unir a más personas en esta lucha contra el cambio climático”.

Recolección de frutas y verduras.

Como hemos mencionado, la recuperación de estas partículas bio-luminiscentes es producida gracias a un proceso de trituración de frutas y verduras, y una filtración continua de la mezcla obtenida.

Sin embargo, es curioso resaltar que este recurso espera combatir también el calentamiento global ya que los desechos de alimentos utilizados en la producción son en realidad el resultado del cambio climático.

A medida que Filipinas sufre grandes consecuencias por cambio climático, millones de hectáreas de vegetación resultan dañadas, dando como resultado frutas y verduras no aptas para el consumo humano. Ahí fue donde Maigue encontró un recurso para su invento.

Un material novedoso hecho de frutas y verduras en descomposición que absorbe la luz ultravioleta del sol y la convierte en energía renovable le ha valido a su diseñador el primer premio de sostenibilidad en los premios James Dyson.

Tomado de https://portal-ambiental.com/

A %d blogueros les gusta esto: