enero 12, 2022

Joven aprende permacultura y enseña a su aldea para que a nadie le falte alimento

Se llama Joseph y ayudó a su aldea en Uganda a salir de la pobreza y erradicar el hambre. Cultivan sus propios alimentos donde todo se reutiliza, no hay desperdicio de recurso

Un joven que dio de comer a una aldea


La creatividad y las ganas de salir adelante lo pueden todo. Joseph, es un emprendedor que le cambio la vida a toda una aldea en Uganda al enseñarles a sembrar y en que momento del año de hacerlo para que aprovechen al máximo la tierra de manera responsable.

Después de completar su formación en permacultura en Uganda, Joseph Adianyo regresó a su comunidad en la aldea de Nyathuon Gweno para enseñar técnicas de permacultura a través de la agricultura y, que de esta forma, las personas puedan cultivar y compartir su propia comida.

Vivir produciendo sus alimentos para generar riqueza

Joseph sabe que una forma de reducir los problemas de escasez es mediante la educación, pues las comunidades educadas puedan salir adelante y prosperar más fácilmente.

La comida también se comparte con quienes no pueden pagarla. Es así como a través de la iniciativa de Joseph la comunidad encuentra un espacio para trabajar y prosperar juntos.

Joseph decidió brindar ayuda a los miembros de su comunidad por la escasez de alimentos que sufren y porque en general en Uganda muchas personas viven en pobreza y son víctimas de problemas sociales.

Él empezó su proyecto en un pequeño terreno de su casa donde cultiva sus propios alimentos e imparte clases para compartirlo. Además intercambian semillas con las comunidades vecinas de 10 pueblos y también ideas y enseñan a otras personas, habilidades para hacer agricultura sostenible.

“Siempre he visto a nuestra comunidad trabajando por tener suficiente comida. A medida que crecía, seguí buscando una solución para resolver el problema de los alimentos y, finalmente, comencé con un pequeño jardín para cultivar algunos de nuestros propios alimentos.” Señaló Joseph.

Trabajar de manera sostenible

Un hábitat diseñado según los principios de la permacultura se entiende como un sistema, en el cual se combinan la vida de los seres humanos de una manera respetuosa y beneficiosa con la de los animales y las plantas, para proveer las necesidades de todos de una forma adecuada.

La permacultura fomenta la economía social o familiar, la educación de la sociedad, agricultura orgánica, estimula la venta local, alimentos saludables, ahorro de energía, promueve la sustentabilidad, trabajo en equipo, solidaridad, conservación del medio ambiente, de los recursos naturales y de la vida humana.

Definitivamente, es saber habitar en lugares o zonas de una manera sostenible o en equilibrio con la naturaleza, buscando crear sistemas ecológicamente sanos, económicamente viables, que satisfagan las necesidades presentes como futuras, que no dañen la tierra, las personas, los recursos, ni contaminen el ambiente y que sean sustentables a largo plazo.

La permacultura integra la tierra, los recursos, a las personas y el medio ambiente a través de sinergias que benefician todo y donde no hay desperdicio de recursos.

Con su estudio se aprenden herramientas multidisciplinarias sobre agricultura, recolección de agua e hidrología, energía, construcción natural, silvicultura, manejo de desechos, sistemas animales, acuicultura, tecnología, economía y desarrollo comunitario.

Sin duda una manera útil de poner el conocimiento al servicio de la gente para que sean autosuficientes y sustentables.

Si quieres saber cómo viajar más síguenos:

Te recomendamos leer:



Comments

comments

Tomado de https://viajeropeligro.com/

A %d blogueros les gusta esto: