Jamaica: hacia un turismo más responsable

Montego Bay, Jamaica. Viajar es una de las actividades que más placer puede ofrecernos. Sin embargo, también es de las que más puede contribuir al cambio climático (por la emisión de gases de efecto invernadero, una de las causas del calentamiento global) o a la pérdida de la biodiversidad.

Durante décadas hemos vivido bajo el modelo de producción lineal, en el que extraemos recursos de nuestro planeta para fabricar nuevos productos que utilizamos y posteriormente desechamos.

La buena noticia es que cada vez más personas, empresas y cadenas hoteleras buscan dejar atrás este modelo tradicional de producción y consumo para dar paso a la economía circular. Se trata de diseñar sin generar desechos ni contaminación, mantener los productos y materiales en uso y regenerar sistemas naturales y sociales.

La ola del cambio

Una de esas empresas que apuesta por la economía circular enfocada al sector turismo es Grupo Iberostar, multinacional española con más de 65 años de historia en el sector y que quiere hacer realidad este concepto y crear un turismo más responsable. El grupo ha comenzado a tomar acción con su marca Iberostar Beachfront Resorts (100 unidades ubicadas en 16 países, incluido México, donde cuenta con 11 desarrollos).

¡Descubre el México Auténtico a través de nuestro podcast!

Iberostar se ha convertido en un referente internacional al promover un modelo de negocio turístico más responsable que se centra en el cuidado de las personas y del entorno. Lo hace a través del movimiento Wave of Change, que refleja el compromiso de la compañía con el medio ambiente, los océanos, y el esfuerzo por compartirlo con toda la sociedad.

Con la sostenibilidad como motor y palanca del negocio, la empresa sitúa la economía circular en el centro de su estrategia y trabaja una Agenda 2030 propia para ser libre de residuos en 2025, neutral en emisiones de carbono en 2030, 100% responsable en su cadena de suministro de productos del mar en 2025, y mejorar la salud de los ecosistemas que rodean sus hoteles, entre otros objetivos.

Iberostar

Vacaciones sostenibles en Iberostar Rose Hall

Desde hace unos años, y sobre todo tras la pandemia por la Covid-19, el viajero se ha vuelto más consciente y busca vivir experiencias en las que sepa que de alguna manera se contribuye al cuidado del medio ambiente de la localidad que visita.

Jamaica, paraíso natural que conjuga el lujo y confort, cuna del reggae y uno de los destinos favoritos de artistas como Paul McCartney, es estandarte de este modelo de negocio turístico sostenible. Al noreste de la isla, en Montego Bay, en la primera línea de playa se encuentra el Iberostar Grand Rose Hall, un hotel de cinco estrellas todo incluido con 295 habitaciones que permite a sus huéspedes el descanso en sus playas de fina arena blanca.

Diseñado exclusivamente para adultos, este resort pertenece a la máxima categoría de Iberostar y ofrece exclusivas y personalizadas atenciones para cada uno de sus huéspedes, a la vez que pone en práctica acciones para lograr un turismo más responsable.

El Iberostar Grand Rose Hall forma parte del complejo Iberostar Rose Hall, compuesto por otros dos desarrollos de la cadena: Iberostar Selection Rose Hall Suites e Iberostar Rose Hall Beach. Los huéspedes de Grand Rose tienen acceso pleno a los bares, restaurantes y los mejores servicios de estos dos hoteles, que ofrecen una oportunidad única para disfrutar esta isla paradisíaca.

Winnow Solutions Personal de cocina utilizando las soluciones de Winnow para evitar el desperdicio de alimentos.

Reducir, reusar y reciclar

El programa insignia de Iberostar Hotels & Resorts es 3R, que significa reduce, reúsa y recicla. Desde el año 2019, el Iberostar Rose Hall ha eliminado el uso de plástico de un solo uso y, replicado en otras de sus ubicaciones, la cadena ha evitado el uso de 692 toneladas de plástico.

Además, con una asociación con la empresa Chin’s Recycling, este desarrollo logra eliminar adecuadamente el plástico, papel y residuos de cartón producidos localmente.

El grupo tiene el objetivo de no enviar ningún residuo al vertedero para el año 2025 y ser carbono neutral en 2030. Con el uso de Winnow, una empresa que emplea Inteligencia Artificial (AI) en las cocinas para identificar los residuos orgánicos por categorías y aconsejar a los chefs un mejor manejo de los alimentos, se ha logrado una importante reducción en los desperdicios.

Esta tecnología se comenzó a utilizar desde septiembre de 2022 en 48 de los 100 hoteles de la cadena, incluidos los localizados en México. Como resultado, se ha reducido 28% del desperdicio de alimentos y se han logrado ahorrar 1.5 millones de comidas al año.

Los avances alcanzados por la compañía entre enero y junio de 2023 se resumen en 735,000 comidas ahorradas en total; 11% de reducción en el peso de los residuos; y 1,264 toneladas de CO2 ahorradas. Lo que supone desde una perspectiva climática que Iberostar ha dejado de emitir 2,500 toneladas de CO2 al año.

Iberostar

Deliciosamente responsable

En el Iberostar Grand Rose Hall también se puede vivir un viaje a través de los sabores de todo el mundo en sus cinco restaurantes a la carta y una estación gourmet 24 horas. Además, ofrece un buffet con opciones para cada día de la semana y las noches de gala. Hay 15 vinos de la casa de España, Estados Unidos, Argentina y Chile, y una carta con más de 70 vinos para elegir.

Alineado a su compromiso por un consumo responsable, en el Rose Hall se respeta la época reproductiva de la langosta, por lo que no se pesca ni se sirve este producto del 1 de abril al 30 de junio.

Adicionalmente, el hotel trabaja en asociación con CeDePesca, una organización no gubernamental del Centro Global para el Desarrollo y la Pesca Sostenible para capacitar a pescadores de la localidad de Casa Blanca, uno de sus proveedores, en mejores prácticas pesqueras, alineadas a una pesca responsable.

La cadena informó que más del 50% de los productos del mar obtenidos para sus hoteles de Jamaica en 2022 provinieron de fuentes responsables.

Depositphotos.com

Proyecto santuario

Manteniendo su compromiso con la mejora de la salud costera, Iberostar Rose Hall estableció un santuario alrededor de la costa del hotel. Esto crea un espacio seguro para que los peces crezcan y se reproduzcan. El objetivo es aumentar la biodiversidad para incluir mariscos, corales y arrecifes.

Este proyecto se encuentra en etapa final para ser aprobado por el órgano rector de Jamaica. En tanto, a través una asociación con Grange Pen Fishing Village se opera la zona como de “no pesca”.

Bajo este convenio Iberostar se compromete a garantizar el sustento de la comunidad a través de una inversión anual de 25,000 dólares. Con este presupuesto se brinda apoyo financiero en forma de becas para los hijos de los pescadores, se proporcionan embarcaciones y equipos de navegación, se creó una oficina para la administración del programa y se adquieren artículos de limpieza y pesca, de acuerdo con las necesidades de la comunidad. Incluso, algunos miembros de la comunidad han recibido capacitación en buceo profundo y cuidado de corales.

Finalmente, destaca la creación de The Cat Sanctuary. Se trata de un hogar para los gatos que habitaban en los terrenos del hotel. Este santuario proporciona alimentación adecuada, asistencia médica y un lugar para el descanso de los mininos. Funciona con energía solar en su totalidad y puede recibir a los visitantes del hotel que quieran convivir con los felinos.

Iberostar

Hacia el turismo responsable

Desde el año 2022, el equipo científico Wave of Change de Iberostar estudia la termotolerancia y la resistencia a las enfermedades de la salud costera en México, República Dominicana y Jamaica. El trabajo se centra en la restauración de corales en áreas con mayor riesgo de impacto y donde los corales brindan servicios de reducción de riesgos mediante la atenuación de las olas.

Sin duda, el turismo afronta el mayor de los desafíos de nuestro tiempo: desconectar el crecimiento del uso de los recursos. Y es que mientras viajamos vamos generando una huella, en la forma en que nos transportamos, en lo que consumimos y en lo que desechamos. Por ello, haz que tus próximas vacaciones cobren un nuevo sentido. Únete a la ola de cambio y elige un hotel que te permita descansar con la seguridad de que estás contribuyendo activamente al cuidado del océano y en el que sepas que las huellas se quedan sólo en tus recuerdos.

Economía circularGrupo Iberostarturismo responsableturismo sostenible

Tomado de https://www.mexicodesconocido.com.mx/