abril 30, 2022

Glaciares de Groenlandia se están derritiendo de forma invertida; provocarían inundaciones en el planeta

Un estudio que se publicó en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que los glaciares también se están derritiendo de abajo hacia arriba debido a un raro fenómeno físico

Regeneración 24 febrero 2022. Groenlandia esta cubierta de glaciares que se están derritiendo debido al acelerado calentamiento global.

Este fenómeno que provoca el deshielo verte más agua dulce en los océanos provocando la desalinización del agua. Esto eleva los niveles del mar y provoca inundaciones.

Un estudio que se publicó en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que que los glaciares también se están derritiendo de abajo hacia arriba debido a un raro fenómeno físico.

Esto provocaría que los niveles globales del mar aumentaran otros seis metros si desapareciera por completo todas las capas de hielo.

«Al estudiar el derretimiento basal de las capas de hielo y los glaciares, observamos las fuentes de calor como la fricción, la energía geotérmica, el calor latente liberado donde el agua se congela y las pérdidas de calor en el hielo de arriba», indicó Poul Christoffersen, de la Universidad de Cambridge.

Sin embargo, no se habían percatado del calor generado por el drenaje del agua de deshielo.

Los científicos calcularon  que se transfirieron al lecho hasta 82 millones de metros cúbicos de agua de deshielo por día durante el verano de 2014.

¿Cómo ocurre el deshielo en glaciares?

El efecto del agua de deshielo que desciende más de 8 kilómetros hasta el lecho se convierte en la fuente de calor más grande debajo de la segunda capa de hielo más grande del mundo.

La energía gravitacional se convierte en calor cuando cae a través de grandes grietas.

Este efecto lubricante alimenta el movimiento de los glaciares y el hielo descargado en el océano.

Así, cada verano miles de lagos y arroyos se forman con el deshielo, se drenan rápidamente a través de grandes grietas y fracturas en el hielo.

La energía gravitatoria se convierte en calor.

Al verificar la temperatura se constató que el agua estaba a casi un grado Celsius (0,88 °C), inesperadamente cálida para una base de capa de hielo con un punto de fusión de -0,40 °C.

Con ello se confirmó que el agua de deshielo se calienta cuando golpea el lecho. La razón es que el sistema de drenaje basal es mucho menos eficiente que las fracturas y los conductos que llevan el agua a través del hielo.

«El calor generado por el agua que cae está derritiendo el hielo de abajo hacia arriba, y la tasa de derretimiento que informamos no tiene precedentes», indicó Christofferson.

Tomado de https://regeneracion.mx/feed